El presidente Andrés Manuel López Obrador planteó que su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, debe tomar una decisión al respecto del bloqueo contra Cuba y dijo que se trata de un llamado respetuoso, desde ningún punto de vista injerencista, pero hay que separar lo político de lo humanitario.

Manifestó que frente a la difícil situación de salud en Cuba, es inconcebible que se quiera castigar a un país independiente con un bloqueo y propuso, como una medida inicial, que Washington permita el envío de remesas de residentes en ese país a familias en la isla.

Este lunes, en su conferencia de prensa matutina –realizada en el Museo Naval en Veracruz–, al Presidente se le preguntó si continúa madurando su propuesta del sábado, en Chapultepec, de sustituir a la Organización de Estados Americanos por un organismo no lacayo, sobre todo a la vista de los intereses que representa, en especial los de Estados Unidos.

Respondió: creo que se debe buscar una nueva relación entre todos los países de América y creo que hay que convencer y persuadir a las autoridades de Estados Unidos para que nos integremos con respeto a la soberanía de cada país.

Porque, abundó, la política definida hace 200 años no funciona, no es buena para nadie; ya no tiene que haber invasiones, anexiones, bloqueos, sino cooperación para el desarrollo entre todos los pueblos.

En este punto, el mandatario consideró inconcebible que en los tiempos actuales se quiera castigar a Cuba, un país independiente, con un bloqueo, además de que la inmensa mayoría de otras naciones están contra las medidas impuestas por Estados Unidos a la isla, e insistió: es el momento de tomar una decisión al respecto.

López Obrador definió que, por solidaridad, el gobierno de México tomó la decisión de ayudar y ser solidarios frente a esta situación de bloqueo que quiere someter políticamente al pueblo y al gobierno de Cuba. No basta con votar cada año en la Organización de Naciones Unidas contra el bloqueo.

En ese sentido hizo un exhorto a otros países a que su postura en el Consejo General de rechazo a las medidas estadunidenses se traduzca en hechos y se ayude al pueblo de Cuba. Confirmó que su administración enviará, desde el puerto de Veracruz, dos buques de la Armada de México con oxígeno, alimentos y medicinas.

Luego expresó su llamado respetuoso a Biden, al considerar que la vida es lo más importante, es el principal de los derechos humanos: el derecho a la vida y consideró que podrían aplicarse distintas medidas.

Sólo sugiero una, con todo respeto para las dos naciones: que se permita a las familias de Cuba recibir remesas de quienes viven y trabajan en Estados Unidos, como México recibe apoyo de nuestros paisanos migrantes, que nos mandan cuatro mil millones de dólares por mes. Esto ha ayudado mucho a enfrentar la crisis económica, porque es la principal fuente de ingresos del país, expuso.

López Obrador resaltó que no se pueden bloquear los envíos de recursos, porque ni siquiera es dinero del gobierno. Finalmente, también sugirió algo que es fundamental: diálogo, diálogo, diálogo.

Solidaridad en Acapulco

Profesores, estudiantes e integrantes de organizaciones se manifestaron afuera del consulado de Estados Unidos en Acapulco, a unos 100 metros de la glorieta de La Diana, para conmemorar el 68 aniversario del asalto al cuartel Moncada, el cual marcó el inicio de la lucha armada y posterior revolución cubana, además de mostrar su solidaridad con Cuba.

Ayer, alrededor de las 11 de la mañana, los asistentes llegaron con banderas rojas, realizaron un mitin y entonaron cánticos en honor a Ernesto Che Guevara y a la revolución cubana, además de lanzar consignas contra Estados Unidos. El profesor Arturo Guerrero Caballero, presidente de la Organización de Lucha Popular, dijo que Cuba está enfrentando una crisis generada por Estados Unidos, así como les hizo a los de Irak, a los de Afganistán, que los acusó de tener armas biológicas, es una campaña de desprestigio. En la manifestación también participaron militantes del Partido Comunista de México y del Frente Antisistémico.

Por Roberto Garduño y Enrique Méndez

La Jornada

Dos barcos saldrán de Veracruz a Cuba con alimentos y medicinas, anuncia AMLO

Dos barcos de la armada de México saldrán del puerto de Veracruz con destino a Cuba para llevar oxígeno, alimentos y medicinas, ante la situación que vive aquél país en términos de salud, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Tomamos la decisión por solidaridad frente a la situación del bloqueo, que quiere someter políticamente al pueblo y gobierno de Cuba. Tomamos la decisión de ayudar, de ser solidarios”.

​Durante La Mañanera desde Veracruz, el Presidente consideró que no el apoyo para Cuba no sólo está relacionado con votar cada año en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra el bloqueo, sino que se debe hacer algo más.

“Aprovecho para hacer un llamado a todos los países del mundo a que esa posición que se demuestra en la ONU, votando contra el bloqueo, se convierta en hechos y se ayude al pueblo de Cuba”, dijo.

En este sentido, sugirió buscar una nueva relación entre todos los países de América, por ello, “hay que convencer y persuadir a las autoridades de Estados Unidos para que nos integremos con respeto a la soberanía de cada país”.

“La política que se definió hace 200 años no funciona, no es buena para nadie. Ya no tienen que haber invasiones, anexiones, bloqueos y que debe haber cooperación para el desarrollo entre todos los pueblos”.

“Casi todos los países del mundo están contra el bloqueo a Cuba, la inmensa mayoría, es el momento de tomar una decisión al respecto”, aseveró.

Semar carga ayuda humanitaria para Cuba Elementos de la Secretaría de Marina (Semar) llevan cinco días cargando alimentos e insumos de salud para enviar ayuda humanitaria de México a Cuba.

A los buques Libertador y Papaloapan de la Semar, siguen cargando material médico como jeringas, tanques de oxígeno tipo T, unos 9 mil 500 litros, y cubrebocas.

También llevarán leche en polvo, frijol, harina de trigo, latas de atún, aceite comestible, así como gasolina y diésel.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) a cargo de la misión, había informado que los buques zarparían de los muelles de la Marina en el Muro de Pescadores ayer, pero no fue así.

De manera extra oficial se indicó que podrían irse mañana, pues todavía hay cinco tráileres en fila y un camión esperando ser descargados.

Los elementos de la Semar han trabajado día y noche bajando bultos, en algunos casos se emplean montacargas, pero la mayor parte es apoyo en cadenas humanas.

El Gobierno cubano agradece y aplaude discurso de AMLO

Su canciller Bruno Rodríguez califica el mensaje del presidente mexicano, en el que criticó a Estados Unidos, como “trascendental”.

“Gracias presidente Andrés Manuel López Obrador por su trascendental discurso. Gracias, México, por su liderazgo y solidaridad. Ratificamos el compromiso invariable de Cuba con la integración regional, y con la condición de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz”.

Así respondía el ministro de Exteriores cubano Bruno Rodríguez ante el principal eje discursivo del presidente AMLO durante la XXI Reunión de Cancilleres de la Comunidad de estados latinoamericanos y del Caribe (Celac) celebrado el sábado en el Castillo de Chapultepec.

Lo dicho por Bruno Rodríguez no era para menos. El presidente mexicano mencionó lo que el gobierno de Díaz-Canel quería escuchar: “Washington nunca ha dejado de realizar operaciones abiertas o encubiertas contra los países independientes situados al sur del río Bravo” y que “la influencia de la política exterior de Estados Unidos es predominante en América”.

Acto seguido apareció la dialéctica del amo y el esclavo de Hegel faltaba la rosa a Cuba. El presidente mexicano dijo: “Solo existe un caso especial, el de Cuba, el país que durante más de medio siglo ha hecho valer su independencia, enfrentando políticamente a los Estados Unidos. Podemos estar de acuerdo o no con la revolución cubana, pero al haber resistido 62 años sin sometimiento, es toda una hazaña”, remató.

El presidente mexicano consideró que Cuba “merece ser declarada patrimonio de la humanidad” y nueva numancia por su ejemplo de resistencia” frente al embargo.

Era el día y el discurso ideales para enviar un mensaje a Estados Unidos desde el icónico Castillo de Chapultepec, escenario de una batalla ocurrida el 13 de septiembre de 1847 contra los estadounidenses donde un grupo de niños héroes se enarbolaron con la bandera de México antes de entregar su vida.

¿Adiós a la OEA?

Fue entonces cuando el presidente quiso recordar que la Organización de Estados Americanos (OEA) es un ente manejado por los estadounidenses; es necesario pensar en algo similar a la Unión Europea para fijar distancia con los vecinos del norte. En efecto una Unión de América Latina y el Caribe “apegado a nuestra historia, a nuestra realidad y a nuestras identidades”.

“En ese espíritu, no debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino mediador, a petición y aceptación de las partes en conflicto, en asuntos de derechos humanos y de democracia”, propuso el presidente reconociendo que puede ser una utopía.

Este planteamiento fue rechazado el día de ayer por el gobierno de Colombia al defender la permanencia de la OEA, liderada por el uruguayo Luis Almagro, criticado recurrentemente por México.

“Pese a que algunas voces pidieron sustituir la OEA, defendí esta organización y propuse su complementariedad y convergencia con Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Asimismo, planteé que la cooperación extraregional debe incluir relaciones más estrechas con Bandera de Estados Unidos y Bandera de Canadá, como se han venido desarrollando con China”, detalló la canciller de Colombia Martha Lucía Ramírez en su cuenta de Twitter.

El Economista