Artista suizo-colombiano recibe la máxima distinción de la Sociedad Suiza de Teatro 2014

Por Martin Montiel

“El Anillo Reinhart” máxima distinción otorgada por la Sociedad Suiza de Teatro será entregada este año, al artista suizo-colombiano, Omar Porras, por su excelente aporte al teatro suizo como actor, guionista, escenógrafo y director del Teatro Malandro, fundado por el mismo en 1990.

La entrega oficial del premio que consiste en otorgarle “un anillo hecho a la medida” del ganador, se llevará a cabo el jueves 22 de mayo en la ciudad de Winterthour, lugar de origen del poeta y traductor Hans Reinhart, en honor de quien es conferido dicho galardón, por la Sociedad Suiza de Teatro (SST) desde 1957.

A diferencia de otros premios, que deben pasarse año con año de un artista al otro, el “Anillo Reinhart” pertenece al artista que lo recibe. Un monto de cien mil francos suizos forma parte del reconocimiento que recibirá el joven director de teatro por su excelente contribución a la notoriedad del teatro suizo tanto a nivel nacional como internacional.

Un extranjero es más que un hombre cargando una mochila

El artista colombiano nacido en Santa Fé de Bogotá, nombre completo de la capital de la República de Colombia, desde la época colonial y hasta en el año 2000, es calificado en el mundo del teatro como un artista ecléctico por algunos y un genio para otros, dotado de una imaginación fértil e inextinguible.

A pesar de sus múltiples y exitosas presentaciones de hoy día, Omar Porras no ha marchado siempre sobre un camino cubierto de pétalos de rosa, según su propio relato en una conferencia llamada “Hacía el país de los unicornios”.

En el evento que tuvo lugar en Martigny en el 2012, el artista relató con humor como desde temprana edad fue buscando un camino para encontrarse consigo sí mismo. Su deseo de crear paso por un intento de consagrarse a la vida religiosa, que fue seguido por su integración al ejército de su país, hasta decidirse por la migración.

En 1984 llegó a Francia, país donde efectuó diversos trabajos, entre ellos “artista de la calle”, que le valió incluso el pago de multas por ejercer ilegalmente como marionetista en el metro de Paris. Posiblemente, fue ese mundo incierto de aventuras, que lo hizo pasar como actor de la calle, de un país a otro en Europa, bajo el riesgo de ser expulsado en cualquier momento «por no tener papeles”, lo que forjó en parte sus cualidades de actor.

El reportorio de Porras es amplio y rico, pasando del teatro clásico a la ópera, mezclando tanto corrientes occidentales como orientales, hasta el teatro moderno, como en la obra “Alas pa’volar, que recorre la vida de la pintora mexicana Frida Kahlo.

Nacido en 1963, año de la desaparición física de Hans Reinhart, Omar Porras, es un modelo palpable de tenacidad, de integración y de creatividad, que confirma una máxima atribuida a Einstein que dice: “un extranjero es más que un hombre cargando una mochila”.