La economía mundial ha dejado atrás la antigua dominación de los países del norte, desarrollados, frente a los del sur, en vías de desarrollo, para pasar en los últimos 40 años a un aumento de la producción y la proporción del comercio mundial proveniente de los países emergentes.

Un nuevo estudio del Banco Mundial sobre América Latina y el Ascenso del Sur, divulgado hoy en Lima, Perú, da cuentas de que en ese periodo el Producto Interno Bruto (PIB) del sur creció hasta alcanzar un 40% del total mundial, además de que el comercio de esa zona alcanza hoy un 51%.

Estima que a ese ritmo, dentro de diez años, el PIB del sur será del 55% de la producción mundial.

El estudio atribuye ese ascenso al comercio de materias primas, encabezado por la demanda en China, que produjo beneficios económicos y sociales en América Latina.

Pero advierte que en la actualidad, ante la caída de los precios de esos bienes, los países latinoamericanos deben encontrar la forma de mejorar su capital humano, su capacidad tecnológica y su entorno de negocios.

En este sentido, recomienda a los que diseñan las políticas públicas flexibilidad para encontrar otros sectores más productivos, aprender del comercio internacional para aprovechar mejor los nexos con los países vecinos y aumentar las tasas de ahorro.

Mario Bergara, presidente del Banco Central de Uruguay, fue uno de los participantes del debate en línea en el marco de la presentación del informe.

“Yo creo que hasta que los países clave, los países grandes de América Latina, no incorporen su responsabilidad en el proceso integrador, yo soy muy escéptico de que la integración avance y que podamos multiplicar las transacciones a nivel interregional”.

El estudio señala que América Latina, sigue concentrándose en el comercio con Estados Unidos, mientras que Asia se relaciona con todos los países de esa región y se extiende hacia el norte, y considera que Latinoamérica debe lograr una mayor integración para impulsar su desarrollo económico.

Por otra parte, indica que existen diferencias sustanciales en el auge de las naciones emergentes, como en el caso de las exportaciones de manufacturas, donde China aumentó más del 10% entre 2000 y 2012, y 20 de los exportadores del sur, incluidos Brasil y Chile, lograron un 8% de incremento durante el mismo periodo.
Banco Mundial presentará informe sobre América Latina y los nuevos desafíos económicos
— El Banco Mundial destacó hoy un cambio de tendencia de la economía global, antes dominada por los países del norte, como Estados Unidos, Canadá y naciones de Europa occidental, y hoy impactada por la actividad económica de los países en desarrollo.

En ese contexto, el organismo presentará el 19 de mayo, en Lima, Perú, un nuevo estudio sobre América Latina y el ascenso de los países del sur, que plantea un debate sobre el modelo económico de la región y sobre cuáles deberían ser sus prioridades en un mundo cambiante.

Según datos del Banco Mundial, el 51% del comercio global se concentra ahora en los países del sur. Además, éstos producen el 40% del Producto Interno Bruto global, y la cifra ascendería al 55% para el 2025.

Ese crecimiento de los últimos 50 años se ha traducido en mejoras socioeconómicas, sostenidas por el aumento de las exportaciones de materias primas y las nuevas relaciones entre los países del sur.
No obstante, actualmente la economía afronta el desafío de una menor demanda de materias primas y más competidores globales.

La presentación del informe será acompañada de un debate en línea a través de las redes sociales para discutir cómo se desempeñará la región ante la caída de los precios de los bienes básicos y cómo aprovechar las relaciones con Asia.

También se abordarán interrogantes sobre la protección de los avances sociales y la competencia de América Latina con los gigantes asiáticos.