Chile, como signatario de la Convención de Ottawa, debía desactivar hasta el 2012 las minas antipersonales sembradas en zonas de frontera como con Bolivia, pero incumplió el plazo y pidió una prórroga hasta el 2020.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreiera, informó que el Gobierno de Santiago no dio “ninguna explicación” y anunció que un trabajo periodístico de Discovery Channel evidenciará y denunciará esa situación.

“Una cuarta parte de lo que se tenía que hacer (desminado), aparentemente Chile había cumplido, pero el compromiso hasta el 2012 era (desactivar) la totalidad (de minas), no era una parte. Y de lo que se tiene certeza es que Chile no ha cumplido su compromiso. Hay todavía minas activadas muy cerca de nuestras fronteras”, afirmó la autoridad.

En una entrevista concedida en diciembre de 2014 a Informe La Razón, en el reportaje Zonas Minadas, el entonces ministro de Defensa Rubén Saavedra explicó que Chile pidió una prórroga hasta el 2020 para cumplir con el desminado de su zona de frontera.

La Convención de Ottawa establece en el parágrafo primero del artículo 5: “Cada Estado Parte se compromete a destruir, o a asegurar la destrucción de todas las minas antipersonal colocadas en los zonas minadas que estén bajo su jurisdicción o control, lo antes posible, y a más tardar en un plazo de 10 años (2012), a partir de la entrada en vigor de esta Convención para ese Estado Parte”.

Chile es parte del acuerdo y puso en marcha en 2002 la Comisión Nacional de Desminado (CNAD) para cumplir con el compromiso asumido. En agosto de 2010 se informó que Chile desactivó 19.000 de las 90.000 minas antipersonales y antitanques sembradas en su frontera con Bolivia. El entonces ministro Rubén Saavedra y su colega chileno, Jaime Ravinet, certificaron en Arica, entre el 29 y 30 de julio, la desactivación de minas en los campos Tambo Quemado 1 y Tambo Quemado 2.

Una gran parte de las minas antipersonales y antitanques, sembradas en la dictadura de Augusto Pinochet, permanece bajo tierra en las zonas de frontera, aseguró Ferreira en una entrevista con la estatal Patria Nueva, donde aseguró que la Cancillería hizo, sin resultados, reiteradas gestiones con su similar chilena para el cumplimiento del desminado.

“Eso (conseguir cumplimiento de acuerdos) no se puede hacer sino a través del derecho internacional, de la denuncia pública. Se ha insistido, nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores ha sido permanente en eso, pero claro, Chile tiene una posición y tampoco ha dado ninguna explicación ni respuesta a este tema”, afirmó la autoridad.

Ferreira informó que el canal internacional Discovery Channel hará un reportaje, junto a medios nacionales, sobre la situación de los explosivos sembrados en la frontera. “Esto va a servir para evidenciar ante la opinión internacional que Chile incumple el Tratado de Ottawa”, consideró y anunció que la cartera a su cargo presentará la cooperación necesaria en ese trabajo.

Un informe que Santiago entregó a principios de 2014 al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, señala que un total de 64.402 minas todavía estaban enterradas en sus fronteras a diciembre de 2013, que representaría que solo fueron desactivados el 25% del total.

EMERGENCIA EN FRONTERA NORTE

minas antipersonalesEl Ejército y la Policía chilena cerraron la frontera con Perú, tras la aparición de minas antipersonales y antitanques sembradas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) arrastradas por torrenciales lluvias que han afectado desde hace semanas a la Región de Arica – Parinacota, producto del llamado “Invierno Altiplánico”
Las fuertes precipitaciones en la zona fronteriza entre las ciudades de Tacna (Perú) y Arica (Chile) causaron fuertes torrentes de agua que se escurrieron por una quebrada conocida como ‘Los Escritos”, que desenterró y arrastró las minas hasta cerca de la ruta internacional que une ambos países, lo que determinó el cierre de la frontera, a unos 2.100 km al norte de Santiago.
La Intendenta Regional de Arica – Parinacota Ximena Valcarce no informó del número de minas que se encontraron, pero señaló que un grupo antibombas de la policía detonó cuatro artefactos explosivos encontrados en esa carretera, muy transitada por turistas, comerciantes y peruanos que van a trabajar a la ciudad de Arica.

El secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Desminado en Chile (CNAD), coronel del ejército Juan Mendoza indicó que en el sector afectado se habría producido el deslizamiento de unas cien minas, “tal vez un poco más”, y sería una amenaza en el tránsito por la carretera que une a la ciudad de Arica con la región peruana de Tacna. Mendoza señaló además, que las minas podrían haber traspasado la carretera y llegado a la playa del norte de Arica lo que significa un grave riesgo incluso para la navegación en el sector.

Desde 2004 Chile ha intensificado sus labores de desminado, extrayendo unos 14.000 artefactos, en concordancia con el Tratado de Ottawa, al que adhirió en 2002, comprometiéndose a erradicar en 2012 todas las minas antipersonales de su territorio. Sin embargo, Chile dispone hasta 2020 para completar la eliminación de minas antipersonales, debido a un aplazamiento aprobado el pasado diciembre en una reunión de los países miembros de la Convención de Ottawa, que regula su empleo, almacenamiento, producción, venta y destrucción.

Ante este escenario, el Director de la ONG Zona Minada, el geógrafo Elir Rojas Calderón, aseguró que se trata de un hecho predecible y que la situación de Quebrada de Escritos es una consecuencia de la siembra de estos campos minados, “las consecuencias las estamos viendo en esto, hay un fenómeno climatológico que son las lluvias estivales en altura, conocido como invierno altiplánico, que generan una gran presión mecánica bajo cualquier elemento que esté bajo la superficie del suelo. En este caso estamos hablando de minas antipersonales que, en algunos modelos, como la mina M14 pesan no más de 98 gramos y en un envase de plástico, por lo que estamos hablando de un artefacto que se desplaza muy fácilmente con una crecida como las que se están produciendo en el norte en este minuto”.

El geógrafo asegura que “esta situación se predijo, se informó, se documentó y se avaló con los estudios en terreno, que esta situación era totalmente factible, no solamente en Quebrada, en todo el país, porque la geografía es muy dinámica”.

Elir Rojas asegura que este incidente no se trata de un hecho puntual, la situación se ha repetido recurrentemente desde que sembraron los campos minados en Quebrada Escritos. El profesional expresa que no se consideraron las situaciones geográficas, en cuanto al contexto en el cual existe ese territorio. Fueron sembradas con un sentido de generar un mecanismo de defensa que no ha funcionado en ningún lugar del mundo. La Quebrada Escritos es una extensión de unos 20 Kmt, ubicada a unos 800 metros de la Frontera con Perú.

Rojas señala además, que la situación de los campos minados en Chile es compleja, debido a que es imposible garantizar que se encontrarán el 100 por ciento de las minas antipersonales y minas antitanque en todo el país, por lo que quedarán en el territorio una cifra superior a las 3 mil minas sin conocer su ubicación.

Según Rojas, no es garantía de seguridad poner un alambre púas y un cartel en cuatro idiomas, estos fenómenos los están demostrando.

La demostración más clara del desplazamiento de minas antipersonales en Chile está dada por hallazgos de civiles, en especial niños, de minas antipersonales desplazadas de su lugar de origen. En Chile existen más de 140 casos de civiles y militares muertos o mutilados por minas antipersonales”, expresó el representante de la ONG.

Tal como se manifiesta en la información oficial de la Comisión Nacional de Desminado a noviembre de 2011, a nivel nacional, fueron sembradas 181.814 minas terrestres, de las cuales han sido desactivadas 44.643, correspondiente a un 25,55%. A nivel regional la zona de Arica – Parinacota es la más afectada por estos artefactos criminales. Es así como en esa Región fronteriza con Perú, fueron sembradas 137.717 y han sido destruidas 22.080, solo un 16,20%. En la Región de Tarapacá fueron sembradas 1.138 minas y han sido desactivadas 124, un escaso 10%. En la Región de Antofagasta, se sembraron 22.822 y desactivadas 13.836, un 46,40%.

En la actual situación del arrastre de un número indeterminado de Minas antipersonales, hasta lugares cercanos a la carretera internacional o sectores costeros, en la frontera de Chile con Perú, crea un escenario de enorme peligrosidad, en que el Gobierno y el Ejercito deben en forma urgente tomar todas las medidas que sean necesarias para garantizar la seguridad y la vida de la gran cantidad de personas y vehículos que transitan a diario por esa ruta.

Ha quedado demostrado que este es un tema pendiente, que no está en la actualidad ni en la agenda política, hasta que se producen estos desgraciados accidentes, que ponen de relieve la importancia de redoblar los esfuerzos por terminar la labor del desminado, producto como tantas otras heridas de un momento de nuestra historia, en que la vida humana y los derechos de las personas no eran respetados.

La ciudadanía debe estar alerta, para exigir a las autoridades, respecto a que esta situación tenga seguimiento, que su información sea transparente y no se esconda como secreto de Estado, y se den a conocer en un corto plazo las medidas que se van tomar para prevenir y garantizar la seguridad de la población.

Tratado de Ottawa

Los días 3 a 5 de diciembre de 1997 se firma del Tratado de Ottawa por 125 países, los grandes ausentes son Estados Unidos, Rusia y China. Koffi Annan, secretario general de la ONU, dijo: “Ahora hay que concentrarse en la eliminación de las minas para que esta victoria no sea vacía”.

Es “La Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonales y sobre su destrucción”. Es conocido también como el Tratado de Ottawa, firmado en diciembre de 1997 la misma que se fundamenta en normas consuetudinarias del Derecho Internacional Humanitario y es aplicable a todos los estados. Dicha convención se dio como respuesta de la comunidad internacional a fin de aliviar el sufrimiento causado por el uso de las minas antipersonales.

El Tratado de Ottawa prevé:

• El desminado humanitario.
• La educación a las comunidades afectadas por minas sobre los peligros de estas armas;
• La asistencia a las víctimas
• La destrucción de las minas antipersonales almacenadas.

Las Minas Antipersonales son minas diseñadas para ser puestas en el suelo o bajo de este con el fin de explotar por la presencia, proximidad o contacto con una persona. Tienen un efecto indiscriminado porque la víctima puede ser un civil o militar, y asimismo son inhumanas porque infringen lesiones brutales y desastrosas con consecuencias a largo plazo.

Ver Texto completo del Tratado de Ottawa:

http://www.unog.ch/80256EDD006B8954/%28httpAssets%29/548590D7B2E2A303C12575710059A8F8/$file/Ottawa+kit+Spanish.pdf

http://www.la-razon.com

http://aldhu.blogspot.ch/