Bolsonaro insiste en críticas a Argentina y elogia al Uruguay

En una breve conversación con un grupo de seguidores, Bolsonaro lamentó que Argentina, socio del Mercosur junto con Brasil, Uruguay y Paraguay, “esté en una situación bastante complicada”, lo cual atribuyó a que “el personal allá decidió votar por quienes hundieron al país en un hueco”.

El mandatario brasileño aseguró que “el agronegocio en Argentina ya no compensa” al productor y criticó algunas medidas adoptadas en las últimas semanas por el presidente Fernández, como la suspensión temporal de las exportaciones de carne o aumentos de impuestos que afectan a diversos productos agropecuarios.

“Es una situación bastante complicada”, reiteró Bolsonaro, quien aún así subrayó que “los argentinos son hermanos” de Brasil y que desea que “lo mejor” para ese país, aunque duda del Gobierno de Fernández, de talante progresista.

En ese mismo marco, Bolsonaro puso como ejemplo “positivo” a Lacalle Pou, de quien dijo que “está haciendo un buen trabajo”, pese a que “no es fácil”, pues heredó el Gobierno de “la izquierda”.

Aunque Bolsonaro no hizo alusión al Mercosur, que Brasil integra junto con Argentina, Uruguay y Paraguay, sus declaraciones en torno a dos de los países miembros ocurren en momentos en que el bloque se prepara para su próxima cumbre semestral.

Esa cita, aún sin fecha definida pero prevista para celebrarse este mismo mes, deberá ser organizada por Argentina y en ella Brasil asumirá la presidencia rotativa del bloque, que ejercerá hasta fines de este año.

La próxima cumbre del Mercosur abordará asuntos delicados y sobre los cuales no hay consenso, como la revisión de una cláusula que impone a los miembros la negociación conjunta de todo acuerdo comercial con otros países o bloques, o la reducción del arancel externo común.

En ambos casos, aunque con matices, el país más reacio a esas discusiones es Argentina, cuyo Gobierno mantiene una posición más proteccionista respecto a los otros tres socios y se opone a liberar las negociaciones comerciales individuales y plantea una reducción mínima de los aranceles a las importaciones del bloque.

Radio Montecarlo

Copa América: ascienden a 66 los casos de Covid-19 y ya son cinco las selecciones que presentan contagios

CONMEBOL: 66 casos de COVID relacionados con Copa América

El Ministerio de Salud de Brasil informó el jueves que 66 personas vinculadas con la Copa América han contraído COVID-19, un alza de 13 infecciones respecto de la cifra reportada el miércoles.

Mediante un comunicado, la dependencia indicó que, de las 6.521 pruebas realizadas, 27 arrojaron casos positivos entre jugadores y empleados de las 10 selecciones participantes. Otros 39 corresponden a empleados de la Copa.

Brasil asumió la organzación del torneo apenas dos semanas antes de su inicio, luego que Colombia y Argentina quedaron descartadas como coanfitrionas. La decisión se tomó pese a que Brasil presenta el segundo mayor número de decesos confirmados por el coronavirus en el mundo, con más de 493.000.

También el jueves, la Federación Boliviana de Fútbol informó que dos jugadores más dieron positivo, el defensa Óscar Ribera y el delantero Jaume Cuéllar, quien fue expulsado en el partido del lunes, una derrota por 3-1 ante Paraguay.

El delantero boliviano Marcelo Martins, quien se había infectado el fin de semana y había criticado duramente a la CONMEBOL por insistir en la realización de la Copa América en Brasil, se retractó en un comunicado.

“Lamentablemente mi preocupación por la situación de mi contagio de Covid-19, que me impidió poder jugar con mi querida selección boliviana en el debut de la Copa América 2021 y por la pandemia en general que nos afecta a todos, fue interpretada de manera incorrecta por quienes se encargan de hacer mis comunicaciones públicas”, escribió Martins.

La selección chilena informó también que uno de sus miembros fue diagnosticado con el coronavirus, sin revelar su nombre.

“Un integrante de la delegación fue diagnosticado con Covid-19 positivo en el examen realizado en el día de ayer… El integrante se encuentra asintomático, aislado del grupo y bajo supervisión médica”, informó la Roja.

Después de que la CONMEBOL había dado a conocer sus propias cifras de contagios, el seleccionador de Venezuela, José Peseiro, hizo dos cambios más en su plantel por COVID-19. Jhon Murillo y Jhon Chancellor fueron reemplazados por Jan Hutado y José Manuel Velázquez.

La mitad de las selecciones participantes en la Copa América ha reportado al menos un caso de COVID-19 en sus integrantes: Venezuela, Bolivia, Colombia, Perú y Chile.

La Nación

Exgobernador de Rio vincula a Bolsonaro con el asesinato de Marielle Franco

Vinculan a la familia Bolsonaro con el asesinato de Marielle Franco

Por Pablo Giuliano

El exgobernador de Río de Janeiro destituido por corrupción Wilson Witzel causó este miércoles conmoción al afirmar que el presidente Jair Bolsonaro y el exministro de Justicia Sérgio Moro trabajaron para su destitución luego de que la Policía de investigaciones encontró nexos entre la familia del mandatario y los detenidos por matar a balazos en 2018 a la concejala socialista Marielle Franco.

Ante la comisión parlamentaria de investigación (CPI) del Senado, que dilucida la actuación del Gobierno en la pandemia, Witzel, exaliado de Bolsonaro, acusó a Moro de haber amenazado a un testigo clave que vinculó a la familia del presidente con los sicarios que mataron a Franco.

“Tengo un hecho gravísimo para revelar (sobre el presidente), pero debo juntar los datos y debe ser ante una sesión secreta de esta comisión”, dijo el exgobernador, un exjuez aliado de Bolsonaro y de la ultraderecha evangélica que venció sorpresivamente en la gobernación de Río en las elecciones de 2018.

Witzel fue destituido por fraudes en la contratación de equipamiento de hospitales de campaña por el Supremo Tribunal de Justicia de Brasil y, como exaliado, se ha convertido ahora en un férreo opositor al bolsonarismo.

Dijo que el exjuez Moro, que fue ministro de Justicia de Bolsonaro entre enero de 2019 y mayo de 2020, un día en una reunión le dijo: “Mi jefe dice que no habrá más relación si usted quiere ser presidente en 2022”.

Witzel sostuvo -a los gritos- que Bolsonaro abandonó a los estados y municipios para equiparse contra la pandemia, mientras, durante la sesión, el hijo del presidente, el senador Flavio Bolsonaro, lo acusó de tener las “manos sucias de sangre” por haber desviado dinero de la salud para combatir el coronavirus.

El exgobernador, quien tenía un hábeas corpus a su favor para no responder en su contra y poder ser detenido por falso testimonio, en otro momento de su declaración dijo: “Después de que la policía de Río detuvo a los dos asesinos del caso Marielle, Bolsonaro me dejó de hablar”.

En el testimonio de más alta temperatura de la sesión de la comisión investigadora del Senado, vinculó a Bolsonaro con los asesinos de Marielle Franco, el crimen político más importante de los últimos años en Brasil, y afirmó que Moro actuó como ministro de Justicia para presionar al testigo clave, un portero.

Según la investigación, los dos presos confesos -expolicías- de matar a Marielle Franco y su chofer Anderson Gomes en marzo de 2018 salieron para cometer el magnicidio del condominio de casas Vivendas da Barra, donde vive Bolsonaro, en el barrio carioca de Barra da Tijuca.

En octubre de 2019, con el presidente en Qatar durante una gira, la Policía Civil (investigaciones) de Rio realizó un allanamiento en el barrio cerrado.

El portero del lugar había declarado que los asesinos entraron allí y pidieron hablar con el entonces diputado federal Bolsonaro (marzo de 2018) horas antes de salir a ejecutar a Marielle.

“El entonces ministro Moro lamentablemente, en forma criminal, pide la causa en la que declara el portero por tener importancia de seguridad nacional. El portero es intimado a declarar a la Policía Federal, lo acusan de falso testimonio. ¿Qué ocurrió después? El portero dijo que se equivocó, que anotó mal en su cuaderno de entradas y salidas del barrio cerrado”, afirmó Witzel.

La comisión parlamentaria de investigación ha destapado varios escándalos vinculando la actuación del Gobierno en la pandemia, como la prioridad dada al remedio antipalúdico cloroquina por sobre las vacunas, colocando una mentirosa prevención con el objetivo de que la población saliera a las calles y violara las cuarentenas decretadas por intendentes y gobernadores.

En el centro de la investigación está el exministro de Salud Eduardo Pazuello, general en actividad quien hoy es subsecretario de Estudios Estratégicos de la Presidencia y trabaja al lado del presidente.

En ese marco, un documento desclasificado del Palacio de Itamaraty en poder de la comisión parlamentaria indicó que Pazuello le dijo en un cable a la OMS que los contagios en 2020 se habían reducido 70% a causa del éxito de la cloroquina, sin presentar evidencia científica.

La comisión también investiga en estos días la creación de un gabinete paralelo de médicos y sanitaristas negacionistas y antivacunas que fueron financiados por empresarios bolsonaristas.

El magnate Carlos Wizard, dueño de una cadena de escuelas de inglés, es el próximo convocado por la comisión, pero ha puesto un recurso para no declarar en su contra.

La comisión del Senado ordenó quebrar el secreto bancario y telefónico de Wizard para investigar si fue el comandante de ese gabinete paralelo del cual participaba también el presidente Bolsonaro, según consta en post de Facebook de inicios de la pandemia del propio bolsonarismo.

Télam