Comienza investigación a gobierno de Brasil por gestión ante Covid-19

Una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) entrará hoy en funciones para abordar posibles negligencias y el uso de fondos federales por parte del gobierno del presidente, Jair Bolsonaro, ante la pandemia de Covid-19 en Brasil.

Según la Agencia Senado, con la instalación oficial, la CPI elegirá de forma secreta a su presidente, vicepresidente y relator.

Detalló que en la reunión de este martes los miembros de la comisión tendrán la posibilidad de participar de forma presencial o virtual.

El único petendiente inscrito para presidir la junta es el senador Eduardo Girão, autor de la candidatura que amplió el foco de la CPI. Se espera que el congresista Omar Aziz también se presente a la elección.

La creación de la CPI fue solicitada por el senador opositor Randolfe Rodrigues, quien explicó que con ella se pretende ‘investigar las acciones y omisiones del Gobierno federal para enfrentar la pandemia (de Covid-19) en Brasil’.

En especial, agregó, ante ‘el deterioro de la salud en Amazonas con la falta de oxígeno para los pacientes hospitalizados en los primeros meses de 2021’.

Recientemente, el diputado federal y exministro de Salud Alexandre Padilha denunció a Bolsonaro por la práctica de genocidio con la creación de un ‘corredor de la muerte’ que llevó al país a liderar el número diario de decesos por Covid-19 en todo el mundo.

Ante esos hechos, la presidencia del país elaboró una estrategia de neutralización de las denuncias y envió a los 13 ministerios que conforman el Gobierno una lista con 23 potenciales acusaciones contra el mandatario y otras autoridades.

Entre las imputaciones aparece la negativa del exmilitar, por razones políticas e ideológicas, a recibir vacunas originarias de China; el uso de medicamentos (como la cloroquina) sin evidencia científica, o su negativa a medidas de confinamiento para frenar el avance de la enfermedad.

Un artículo del diario Folha de Sao Paulo hizo alusión a posibles escenarios con esta CPI e incluye la hipótesis de un futuro impeachment (juicio político) contra el mandatario.

Analistas comentaron a Folha que, pese a lo que pueda suceder durante los debates en la CPI, ‘las repetidas afirmaciones del presidente negando la gravedad de la pandemia y contra el aislamiento bastarían’ para abrir un proceso de destitución.

Brasil acumula hasta la fecha 391 mil 936 pérdidas de vida y 14 millones 369 mil 423 infectados por el coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la Covid-19.

Prensa Latina

Bolsonaro autoriza a las empresas a reducir hasta 70% del salario durante cuatro meses

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó este miércoles un decreto para relanzar un programa que permite a las empresas reducir los sueldos y la carga horaria de los empleados, suspender los contratos de trabajo y pagar parte de los salarios con ayuda estatal para evitar despidos en el sector privado por la crisis causada por la pandemia, según publicó el Gobierno en el Diario Oficial de la Unión (el Boletín oficial brasileño).

La medida permite reducir hasta el 70% de los salariosdurante cuatro meses. producto de los acuerdos entre empleados y empleadores, mientras que el Gobierno aporta como máximo el equivalente a 250 dólares para completar el sueldo, que de todos modos en ningún caso será del 100%.

La baja final del salario deberá estar acompañada por una reducción proporcional de la jornada laboral.

Los despidos están permitidos pero se multarán

El decreto indica que el Gobierno abrirá un crédito extraordinario cercano a los 10.000 millones de reales (1.830 millones de dólares) para poder costear el programa, en el cual se espera que se inscriban unos cinco millones de empleados formales.

Además, la reducción o suspensión de los contratos laborales podrá extenderse por hasta 120 días.

En 2020, el Gobierno brasileño había dado inicialmente el mismo plazo cuando aplicó este sistema, pero acabó prorrogándolo dos veces, hasta un total de nueve meses, a fin de año.

Formalmente, la negociación dentro de las empresas es libre y el Gobierno solo impone multas si el empleador despide a un trabajador durante la aplicación del plan.

Unos 50 millones de trabajadores informales

Los trabajadores que ingresen al plan recibirán una parte de su salario mediante el seguro de desempleo.

El decreto establece que las reducciones de sueldo y horas trabajadas podrán ser del 25, 50 o 75% y las empresas tendrán el beneficio de dejar de aportar al fondo de garantías, que es el seguro de indemnizaciones.

Según el Gobierno, el objetivo es “preservar el empleo y la renta, garantizar la continuidad de las actividades empresariales y el mantenimiento de la renta del trabajador y reducir el impacto social ante la paralización de las actividades y restricción de la movilidad en todo el país”.

El desempleo en el primer trimestre superó el 14% de la población activa del país, que tiene a unas 50 millones de personas trabajando en la informalidad.

Télam