La Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile reiteró su solicitud al Gobierno por custodia policial y seguros para los transportistas que transiten en las rutas de conflicto en La Araucanía, ante la serie de hechos de violencia en la zona el último tiempo.

Mediante un comunicado la organización gremial dio a conocer “las acciones que corresponde impulsar para garantizar la vida y la seguridad de los transportistas amenazada por atentados incendiarios”.

En el texto plantean como primer punto la “adopción e implementación de A UNO 165046-400un seguro para los pequeños transportistas cuyos camiones son objeto de ataques incendiarios”, precisando que “esta medida ya fue solicitada el año 2009 al Gobierno”.

Además, señalan que “la autoridad debe disponer la custodia policial necesaria y facilitar la circulación de camiones en convoyes, especialmente en horarios nocturnos en la Ruta 5 Sur”. Por otro lado, llaman a “evitar que el transporte de cargas forestales se siga haciendo de noche” y piden también que Carabineros capacite a los transportistas de carga “a fin de instruirlos en aquellos procedimientos que aumenten y refuercen su seguridad”.

Diputado Cornejo y paro de camioneros: El Gobierno tiene un doble estándar dependiendo de quién infringe la ley

file 20130107211037El parlamentario opositor criticó al ministro Chadwick por haber justificado el corte de ruta en repudio a los últimos hechos de violencia en La Araucanía. “Cuando se produjo un movimiento social en Aysén les aplicaron la Ley de Seguridad Interior del Estado, pero cuando los camioneros o las señoras de los agricultores cometen hechos de la misma naturaleza, para ellos es algo positivo”, dijo.

El diputado DC Aldo Cornejo se refirió a los últimos hechos del conflicto en La Araucanía, señalando que es “inaceptable” que el ministro de Interior, Andrés Chadwick, haya calificado como “positivo” el corte de ruta protagonizado por los camioneros de la zona.

“Cuando se produjo un movimiento social en Aysén les aplicaron la Ley de Seguridad Interior del Estado, pero cuando los camionero o las señoras de los agricultores cometen hechos de la misma naturaleza, para ellos es algo positivo. El Gobierno tiene un doble estándar dependiendo de quién infringe la ley”, dijo en entrevista con CNN Chile.

El parlamentario aseveró que el secretario de Estado “tenía la obligación de haber denunciado lo que ocurrió”, señalando que con el criterio que aplicó “podemos terminar con el ministro justificando la autodefensa” por parte de los propietarios de fundos.

“Cuando el Estado chileno ha cometido tantos errores y abusos con el pueblo Mapuche, el pedir perdón sería un gesto que a lo mejor facilitaría el entendimiento”, agregó.

Los paros buenos

Lo que en estos días vimos no es nuevo. Un grupo de personas ejerciendo 95f9c43f28a2e7f535179291f3e4c4a6 64x64su derecho a protestar, amparados en la libertad de expresión y el derecho a huelga entendido en un sentido amplio.

Y como antes, se afectó el derecho de terceros de circular.

Es que los dueños de camiones decidieron realizar un paro y cortar en diversos lugares la Panamericana, provocando innumerables trastornos a terceros inocentes que, lamentablemente, fueron víctimas de un reclamo gremial que les era ajeno.

Hasta ahí nada nuevo bajo el sol. Pero también hubo cosas que nunca antes vimos.

No vimos, esta vez, a las autoridades de Gobierno molestas por los daños y molestias causadas a terceros inocentes. Ni al ministro Larraín calculando cuantos dólares perdió la economía chilena por los atrasos en el transporte.

No vimos tampoco la acción enérgica y represiva de las Fuerzas Especiales de Carabineros como la vimos antes en Aysén. No vimos a Carabineros arrastrando a sujetos que impedían “la libre circulación” como antes vimos en las protestas estudiantiles.

Ni generales hablando del orden público, ni diputados UDI pidiendo —con la histeria propia de señora de Cema Chile en otros tiempos— mano dura y aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado.

De hecho, ni vimos a la hoy inefable ministra Pérez apurada en calificar a la protesta de ilegal, porque nadie pidió la autorización del Intendente, como tantas veces le vimos exigir enérgicamente antes.

Vimos todo lo contrario. Harta comprensión y hasta algo de ternura.

La de Matthei por ejemplo. Olvidó su personaje por un rato y dijo sentir simpatía por los dueños de camiones. Y Chadwick dijo que era “algo positivo”. Y el ministro del ramo —un señor Mayol— dijo, como quien justifica las travesuras de los amigos, que “eran solo unas horas, no creo que cause mayor trastorno”.

Y es que ahora lo vamos entendiendo. Hay paros buenos y paros malos.

¿Cuál es la razón —a ojos de todos estos personajes— que explica la diferencia cuando se trata de los dueños de los camiones, que cuando se trata de estudiantes, trabajadores y/o pobladores que hacen exactamente lo mismo?

No es difícil apuntarlo. Se trata de los dueños de camiones —no de sus choferes— y por tanto, de un sector con amplias vinculaciones con los sectores políticos del gobierno.

Es parte de la elite empresarial que —paradoja mediante— hace una huelga. Y nadie se apura en calificarla de ilegal.

Es un paro bueno y lo es por razones ideológicas. Porque las ideas que esos dueños de camiones defienden son básicamente las mismas que sostiene el gobierno en esta materia.

No es un paro que busque cambiar algo de la realidad por un sueño o un ideal o por más inclusión. Es todo lo contrario: es para ponerle dientes a la realidad. Lo que los dueños de camiones buscan es más seguridad entendida como más carabineros, más vigilancia y como lo decían sus dirigentes, más “mano dura”.

De ahí que el doble estándar del gobierno no sorprenda.

Lo verdaderamente importante es el efecto de moral pública que todo esto tiene. Será difícil en el futuro volver a soportar el gimoteo del “orden público” y de los “terceros inocentes” cuando las protestas no sean de las ideológicamente buenas —la de los dueños de camiones— y se trate de aquellas que son de las malas —la de los choferes de camiones y la de los estudiantes—.

Desde ahora todos los paros serán buenos.

Y el mismo derecho a protestar que ha servido a los estudiantes para mostrar sus demandas y a tanto trabajador para denunciar las condiciones laborales miserables en que laboran, está ahora al servicio de los dueños de camiones, latifundistas y terratenientes.

No habrá eso sí, desde el punto de vista público, palos y leyes para unos, y empatía y comprensión para otros. Desde ahora seremos iguales ante la ley.

(Fuente: José Luis Ugarte. Profesor de Derecho Laboral Universidad Diego Portales (http://www.udp.cl/derecho)

Gobierno anuncia medidas para evitar ataques incendiarios a camiones en La Araucanía

cristobal-lira-600 165939-L0x0-400El subsecretario de Prevención del Delito, Cristóbal Lira, viajó este jueves hasta la Región de La Araucanía y anunció una serie de medidas para mejorar la seguridad de los camioneros y evitar que sea víctimas de nuevos ataques incendiarios en la zona del conflicto Mapuche.

La autoridad, en la zona se reunió con el intendente Andrés Molina, dirigentes locales de los transportistas y algunos de los choferes afectados por atentados, quienes le relataron sus vivencias y el miedo con el que viven a diario al conducir por dichas rutas.

“Nos plantearon sus inquietudes como los seguros, porque acá hay zonas de exclusión de seguros en zonas de conflicto y las primas son más altas. Entonces estoy aspirando a que la región tenga seguros equivalentes a operar un camión en cualquier parte de Chile”, contó.

Lira agregó que para poder conseguir dicho objetivo se está reuniendo a los camioneros con el fin de “hacer un seguro de flota, lo que lo hace más atractivo para la compañías de seguros, porque hay más de 6 mil camiones operando en la zona”.

Otra medida que anunció a los afectados es el aumento de puntos de descanso en la Ruta 5 Sur, en el tramo entre Collipulli y Gorbea, donde de tres se pasará a siete, en los que además de la seguridad se agregará alimentación para que los choferes se puedan quedar a dormir allí.

En esa línea, también habrá medidas de seguridad en los restaurantes que son usados frecuentemente por los conductores para descansar y evitar ataques.

Asimismo, será reforzada la seguridad y habrá instalación de cámaras en los 28 puntos en que se han producido ataques incendiarios.

Tecnología satelital

Otro de los anuncios es que junto con Carabineros la Subsecretaría se encuentra realizando un levantamiento del terreno para la colocación de antenas de celular y mejorar así la comunicación telefónica y de GPS, en los lugares en que hoy no existe.

“Vamos a priorizar la colocación de antenas y ver los lugares seguros donde colocarlas, por de pronto será en comisarías, retenes y lugares protegidos por Carabineros o de otra forma, para instalar telefonía celular permanente porque es parte de la seguridad”, aseveró.

Durante la visita, la autoridad fue acompañada por el general jefe de zona de Carabineros, Iván Bezmalinovic, con quien coordinará las acciones a seguir para evitar nuevos ataques a los transportistas.

https://www.youtube.com/watch?v=g4LL8ZnGnQA