Todos contra Rozas: parlamentarios piden renuncia de general director de Carabineros por muerte de barrista y emplazan al ministro Blumel

El “Renuncia Rozas” fue una consigna que se repitió en el Congreso luego de la muerte del barrista de Colo Colo, Jorge Mora Herrera (37), tras ser atropellado por un vehículo de Carabineros en las afueras del Estadio Monumental. El hecho nuevamente puso en tela de juicio al general director de la policía uniformada y al Gobierno.

El Frente Amplio dio un ultimátum y amenazó con una acusación constitucional contra el ministro del Interior Gonzalo Blumel si el general director de Carabineros no es removido. Para la diputada Camila Rojas (Comunes), “es imposible que no haya responsables en altos mandos por graves violaciones a los DDHH. Ayer una persona fue asesinada luego de que Carabineros lo atropellara. Es Rozas o Blumel. Solicitud de renuncia o acusación constitucional. Es un ultimátum”.

 Mientras, la bancada del Partido Radical e independientes presentó este miércoles un proyecto de resolución en los mismos términos. “El general Rozas no tiene control sobre Carabineros. El descontento al interior de Carabineros es evidente y el general Rozas no ha podido controlar la función y la eficacia de Carabineros a lo largo de Chile”, señaló el jefe de bancada del Partido Radical, Alexis Sepúlveda.

“Si no se solicita la salida del general Rozas y los hechos se siguen sucediendo como ha sido así durante todo este largo tiempo, lo que queda obviamente es poder estudiar una acusación constitucional al ministro del Interior”, advirtió.

Por su parte, el Partido Socialista declaró que “insistimos en renuncia del general Rozas y en cese inmediato de funciones del jefe de FF.EE. de RM”. También a nivel de partido, la Democracia Cristiana emitió esta tarde una declaración en la que señala que “de comprobarse la responsabilidad y completa negligencia una vez más en el actuar de efectivos de Carabineros, creemos necesaria y perentoria pedir y hacer efectiva por parte del Gobierno la inmediata renuncia del general director de Carabineros, hoy incapaz frente a sus funcionarios de exigir y hacer cumplir un estándar mínimo de resguardo de los derechos fundamentales de la ciudadanía en el cumplimiento de su mandato”. Desde las filas falangistas, el diputado Matías Walker fue enfático en pedir la salida del jefe policial, argumentando que “no puede ser que en nuestro país un hincha vaya a ver un partido de fútbol al estadio y vuelva a su casa en un cajón”.

En tanto, el diputado ex DC Raúl Soto indicó que “se debe aclarar si existe intencionalidad en este atropello, pero sin duda, hay responsabilidad institucional por parte del general Rozas”, mientras el parlamentario comunista Hugo Gutiérrez se sumó a las críticas y dijo que son necesarias algunas medidas urgentes, como destituir al general Rozas, disolver a Carabineros que se ha convertido en la “primera línea” de la elite económica y política del país, y máximo rigor penal a Carabineros que violan los Derechos Humanos, entre otros. Sus colegas de bancada, en tanto, Marisela Santibáñez y Karol Cariola, fueron más allá y reforzaron el llamado a adelantar elecciones presidenciales y parlamentarias. “Piñera no es la solución. Él es el problema”, sostuvieron.

Desde el Frente Amplio, el diputado RD Giorgio Jackson dijo que resulta “inaceptable que siga muriendo gente en manos de agentes del Estado. Rozas debe salir ya y Gobierno tomar responsabilidad política”, mientras su correligionario Miguel Crispi se preguntó “¿cuántas muertes más para que el general Mario Rozas renuncie? ¿Qué se necesita para que asuma su responsabilidad? ¡Las mismas fallas y los mismos abusos, una y otra vez!”.

Por su parte, Gabriel Boric, planteó que “el asesinato de Jorge Mora nos desgarra a todos. Desgarra la violencia policial. Rozas debe ser removido ya y Carabineros sometido a una profunda reforma. Hemos hecho propuestas en ese sentido y seguiremos empujando. Le moleste a quien le moleste”.

En el Senado, el excandidato presidencial Alejandro Guillier lanzó la idea de un “interventor civil de Carabineros” y catalogó a Mora como una “nueva víctima de la criminal estrategia de mantención del orden público avalada por el Gobierno”.

El conductor responsable fue formalizado esta tarde en el 14° Juzgado de Garantía por cuasidelito de homicidio y quedó con firma semanal y arraigo nacional. Pero su situación judicial se puede complicar, porque ya el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) anunció que presentará una querella criminal contra el carabinero.

También la Municipalidad de Pudahuel, donde Mora era residente, se hará parte del proceso. En una declaración pública, el municipio transmitió “las condolencias a la familia y amigos de Jorge, quien era miembro de la comunidad deportiva de Pudahuel Sur e hincha de Colo Colo”. El alcalde Johnny Carrasco exigió al ministro del Interior, Gonzalo Blumel, que “se adopten las sanciones administrativas y penales que correspondan en contra de él o los responsables de la muerte de Jorge”.

Apoyo del Gobierno

Sin embargo, el Gobierno se cuadró con Carabineros. Desde CasaPiedra, donde asistió para inaugurar el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade), el Presidente Sebastián Piñera no aludió al trágico hecho y expresó su “aprecio y gratitud” hacia Carabineros. Luego, el ministro Blumel expresó condolencias a la familia y puso foco en que “venimos trabajando en mejorar y modernizar los procedimientos policiales”. Pero antes, en La Moneda, el subsecretario de la cartera, Juan Francisco Galli, dio todo su respaldo a la versión de la institución. La autoridad dijo que la muerte “se da en un contexto de ataque violento a un vehículo policial” y aseguró que “la Subsecretaría de Prevención del Delito ha tomado contacto o va a tomar contacto con la familia” del hincha fallecido.

Consultado por la continuidad del general director de Carabineros, Galli solo indicó que “no hay que sacar conclusiones anticipadas” y “hay que esperar el resultado de la investigación para que se determinen las circunstancias y las responsabilidades”.

La actitud del Gobierno fue fustigada por la excandidata presidencial Beatriz Sánchez, quien en su cuenta de Twitter recalcó que “luego que atropellaran y mataran a Jorge Mora, @sebastianpinera felicita a @Carabdechile y ministro @gblumel dice que NO hay que ‘refundar’ carabineros. Como FA fuimos a tribunales para perseguir responsabilidades penales nacionales e internacionales. Y propusimos refundación de la policía”.

Por la tarde, en el Palacio de La Moneda se vio llegar al suspendido intendente Felipe Guevara, quien espera la resolución del Senado respecto a la acusación constitucional en su contra, debido al polémico copamiento preventivo implementado en el sector de Plaza Baquedano.

La polémica versión de Carabineros

En Carabineros se esperaba una versión del coronel Enrique Basaletti, pero finalmente fue la coronel Karina Soza, integrante del Departamento de Derechos Humanos de Carabineros, quien enfrentó a los medios para explicar lo sucedido este martes en la noche.

Pero su conferencia solo encendió los ánim
os. En medio de su punto de prensa, Soza se refirió al actuar del chofer del camión y dijo que si se hubiera quedado ahí, “estaríamos lamentando la muerte de los funcionarios”. “Recordar que los dos funcionarios resultaron lesionados. Este clima de violencia nos causa daños irreparables. Por eso es el llamado para que las personas no ataquen a un vehículo policial en marcha, no sigan con estos desórdenes, porque no solo pone en riesgo la vida de los conductores policiales, sino de otras personas”, agregó.

El trágico hecho se suma a la larga lista de episodios protagonizados por Carabineros desde el 18 de octubre y que tienen en tela de juicio tanto a la institución policial como al Gobierno. Así lo recordó el diputado Matías Walker, al plantear que “acá persiste un problema de uso desproporcionado de la fuerza por parte de Carabineros, esto se ha acreditado en numerosos informes, tanto de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de organizaciones como Human Rights Watch, de la alta Comisionada de Naciones Unidas (…). Acá hay un problema operativo, hay un problema que viene desde el Alto Mando de Carabineros”.

Raúl Soto fue más allá y llamó a la Cámara de Diputados a congelar la tramitación del proyecto de reforma a Carabineros hasta que el general director, Mario Rozas, sea removido de su cargo.

https://www.elmostrador.cl/

Jornada de furia contra Carabineros tras muerte de hincha: “no ayudan en la sensación de injusticia e impunidad que sienten los vecinos”

Jorge Mora Herrera

La muerte de Jorge Mora Herrera (37), “El Neko” sigue mostrando lo evidente: la violencia policial no ha cesado desde el estallido del 18 de octubre. Por el contrario, la madrugada de este miércoles se difundió ampliamente por redes sociales un video que mostraba el momento exacto cuando el joven colocolino fue atropellado por un carro policial que transportaba caballos, a la salida del Estadio Monumental, en Macul. Carabineros lo catalogó como un “accidente de tránsito”.

Las reacciones vinieron de inmediato. Lo primero: se exigió justicia para la nueva víctima de la institución uniformada; luego, la disolución de Carabineros y la renuncia del general director, Mario Rozas. Aunque nada de esto se escuchó en las declaraciones posteriores que entregó el gobierno.

A mediodía de este miércoles, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, anunció el inicio de una investigación interna y en la Fiscalía, aunque sin condenar el actuar policial. La autoridad hizo un llamado a “terminar con la violencia”, porque esta situación, aseguró, se dio mientras se apedreaba un carro policial. Horas antes el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, ya había descartado la refundación de Carabineros y salió al paso con el conocido anuncio de la reforma a Carabineros, que concluirá en 2027.

Completamente distinto fue el mensaje que dio la Garra Blanca y organizaciones de derechos humanos. “El mensaje es claro. Lo de ayer es la muestra más clara que los aparatos represores del estado están funcionando y siendo amparados por un gobierno genocida, el cual se niega a escuchar al pueblo”, escribió la hinchada del equipo de fútbol, tras la muerte del tatuador y socio del Club Social y Deportivo Colo Colo.

A la vez, se espera que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ponga especial énfasis en este caso, considerando que se encuentra de visita en el país ante las violaciones de derechos humanos registradas durante los últimos meses. El presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta, confirmó a El Desconcierto que en una segunda reunión que tendrán este jueves con la organización internacional denunciarán la situación. “El gobierno ha tratado de imponer la idea de que las violaciones ya terminaron. Pero la represión sigue produciéndose día a día”, subrayó.

Como antecedente se cuenta que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha presentado 12 querellas por atropellos de vehículos policiales contra civiles, en el marco de las manifestaciones sociales.

Mientras que este miércoles se formalizó al conductor del carro policial, el cabo primero Carlos Martínez Ocares, quien quedó con firma semanal y arraigo nacional.

Colocolinos unidos

Desde temprano se difundieron distintas convocatorias para protestar por la muerte de Jorge. Fueron varios los puntos de encuentros: Cerro Navia, Quinta Normal, Macul, Peñalolén, Recoleta, Quilicura, Pudahuel Sur, entre otras comunas.

La Garra Blanca llamó a reunirse en esta última comuna donde vivía el joven fallecido junto a su familia. Hasta el sector de Laguna Sur con Oceanía llegó un centenar de personas con banderas y entonando cánticos.

Desde temprano la comisaría ubicada a unas cuadras, comenzó a blindarse previo a la hora de las manifestaciones. Reforzaron los muros y antes de las 17:00 horas se observaban camiones con efectivos policiales. Además, vecinos comentaron a El Desconcierto que sobrevolaban drones por la zona.

El barrio despidió a “El Neko”

 Iban a ser las 20 horas y varios grupos de personas, en su mayoría con camisetas de Colo Colo, caminaban por la calle Laguna Sur, en la comuna de Pudahuel, en dirección a la manifestación. Tres de ellos iban conversando sobre la muerte de Mora. “Ahora sí que los pacos se tiraron”, dice uno.  Otro comentó que “parece que por aquí al frente vivía el Neco”. El último les preguntó: “¿Y cacharon a la jueza? ¿que dijo que podía haber estado copeteado?” Todos impactados con las situaciones que habían ocurrido en el día, como si el hecho de enterarse de la muerte de Jorge Mora no había sido ya suficientemente traumático.

 En la esquina de la calle Laguna Sur con Oceanía, cientos de manifestantes se reunieron para cantar y protestar por la muerte de “El Neko”. Principalmente cantaron consignas del estadio, en contra de Carabineros y en contra del gobierno de Sebastián Piñera, comparándolo con el dictador Augusto Pinochet. Todos al rededor de una barricada instalada en la bifurcación, recibiendo el apoyo de las bocinas de los autos que pasaban de tanto en tanto. En una esquina encendieron una animita para comenzar la despedida.

 Un vocero del movimiento Comuna Popular comentó a El Desconcierto que “condenamos el asesinato de “El Neko”, joven luchador social, dirigente popular y barrista de Colo Colo, quien además fue reprimido cuando lo trataron de auxiliar. Repudiamos la impunidad con la que están actuando los aparatos represivos del estado. Esto tiene precedentes porque ha habido atropellos otros atropellos impunes y hoy le cobra la vida a un joven pudahuelino. Exigimos justicia para él y para todos los caídos de este despertar del pueblo chileno”.

Cuando se acercaban las 21 horas, la cantidad de gente ya había aumentado y la decisión de caminar hacia la comisaría a continuar la protesta fue automática. Los cantos nuevamente acompañaban la caminata. A penas tres cuadras de trayecto y carabineros armados estaban e
sperando en la esquina de la Comisaría 55. También se divisaba un carro blindado con forma de tanque en la “primera línea” policial, custodiando el resto de zorrillos que se encontraban más atrás.

Mientras se acercaba el enfrentamiento cayó una bomba lacrimógena en el techo de una vivienda que comenzó a incendiarse. Una escena que se repetía una y otra vez. Varios de la “primera línea” se trepaban de la reja para apagarla, desesperados, usando la manguera de la casa. De ahí en más comenzó una especie de lluvia de bombas de gas que a ratos lograba ser controlada por algunos bidones.

Cerca de las 22 horas, la calle ya estaba completamente oscura y se encendieron las luces de la tanqueta. Con cierta intermitencia, las lacrimógenas aumentaban en cantidad y se lanzaban estratégicamente a diversos puntos para provocar encerronas por los pasajes. También se escuchaban chocar contra los postes. Los manifestantes impactados gritaban: ¡Las están tirando al cuerpo! ¿escuchaste cómo sonó? Luego se sintieron los sonidos ametralladores de los perdigones que disparaba carabineros y que luego chocaban en los cuerpos de los manifestantes y las rejas de las casas. Mientras, todos corrían sin saber en qué dirección para protegerese. Algunos vecinos socorrieron a las y los asfixiados, preparados con botellas de agua con bicarbonato o agua de laurel.

“Le dijimos a Carabineros que no reprimieran, que no se excedieran con los gases y con los balines. El ambiente era irrespirable, se escuchaban a cada momentos los helicópteros, las tanquetas. También condenamos la represión desatada contra la comunidad porque saben que hay dos o tres poblaciones que son las que más sufren, donde caen las lacrimógenas a los techos se rompen los vidrios con los balines. El actuar de Carabineros, que también estaban junto a la PDI, está siendo completamente excesivo y no ayuda en la sensación de injusticia e impunidad que sienten los vecinos del sector”, agregó el mismo vocero de Comuna Popular.

Ya pasadas las 23 horas, mientras se continuaban escuchando los disparos de las armas policiales, y a pocas cuadras de la comisaría, la casa dónde “Neco” vivía se encontraba llena por su velorio. Los fuegos artificiales comenzaron a mezclarse con el resto de explosiones. El barrio despiYa confirmaban que habían conseguido una segunda micro para trasladar a las personas que lo despedirán masivamente este jueves en el funeral.

 https://www.eldesconcierto.cl

Carabinero que atropelló a hincha del Colo Colo quedó con firma semanal y arraigo nacional

El funcionario de Carabineros que fue detenido por atropellar y dar muerte a un hincha de Colo Colo, en la noche del martes en las afueras del estadio Monumental tras el partido entre el cuadro local y Palestino, quedó con las cautelares de arraigo nacional y firma semanal.

El carabinero, identificado como Carlos Martínez Ocares, era el conductor de un camión de caballares de la institución que en la esquina de Departamental con Exequiel Fernández arrolló a Jorge Mora Herrera, de 37 años, dándole muerte.

El efectivo de Carabineros fue formalizado en la tarde de este miércoles en el 14° Juzgado de Garantía de Santiago, acusado de cuasidelito de homicidio. En la instancia se relató que la víctima no estaba participando en ningún desorden y solo iba junto a su pareja a tomar un bus del Transantiago.

La fiscalía estaba solicitando al tribunal la cautelar de arresto domiciliario total por el periodo en que dure la investigación, lo que el juzgado descartó.

La defensa del funcionario sostuvo que, al momento del hecho, existía una protesta de hinchas contra carabineros y que eran muchas las personas las que estaban atacando al camión con objetos contundentes. Aseguró que el acusado no tenía buena visibilidad debido a que el parabrisas esta trizado debido a las pedradas. Había pedido una medida cautelar menos grave para que pudiera seguir trabajando en la institución.

El 14° Juzgado de Garantía de Santiago dictó un plazo de investigación de 90 días.

https://www.lanacion.com.ar/

Jorge Mora Herrera, la historia del “Neco”, hincha de Colo Colo que murió en el Estadio Monumental

Un hincha colocolino fue asesinado por parte de Carabineros tras atropellarlo en la esquina de Exequiel Fernández y Departamental. Se trata de Jorge Mora Herrera, más conocido como el Neco por sus amigos. Jorge era un reconocido hincha del Popular, también socio del Club Social y Deportivo Colo Colo y tatuador de profesión.

El Neco vivía por Colo-Colo, participaba de innumerables actividades junto al Club Social y Deportivo. La imagen puede contener: 2 personas, incluido Neco Paintedskin, personas sonriendo, comida y exterior.

Además, el hincha, era un tatuador profesional que a los socios de Colo Colo les ofrecía un descuento al momento de solicitar sus servicios.
Jorge tenía 37 años, era parte de la Filial 19 de abril de Santiago Centro y además participó como invitado al programa llamado “Rock en la Ruca”, para hablar de su trabajo, su amor por el Cacique y el Rock.

https://www.elperiscopio.cl