Se detectó un temblor de 6,7 de magnitud en el centro norte y sur del país, con una duración de más o menos un minuto. El temblor fue detectado por el Servicio Geológico de los Estados Unidos, USGS.

El aviso tuvo como consecuencias el decreto de una evacuación preventiva por las autoridades en todo el litoral afectado. La evacuación incluye una zona de 800 kilómetros de litoral sobre el Océano Pacífico.

Hasta ahora se han informado de dos muertes, según Raúl Celis, Intendente de l región de Valparaíso, ciudad vecina a la capital. Un hombre de 72 años murió victima de un ataque cardíaco durante el sismo. Un segundo hombre encontró la muerte, pero no se sabe si su muerte esta relacionada con el temblor. Las autoridades locales investigan la relación de la muerte de este último con la sacudida que, aparentemente no causo daños mayores ni heridos.

El Subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, declaró que la población, 6940574982 206d8653d6-400visto que se descartó la posibilidad de un maremoto por el Servicio Hidrológico y Oceanográfico de la Armada, había retornado a sus hogares después de haber sido evacuada en la zonas altas por mas de dos horas.

Rodrigo Ubilla dijo que a pesar de todo, la evacuación preventiva se mantendrá hasta que se compruebe definitivamente que no hay variaciones en el mar y que la población no se expone al peligro de un tsunami. El terremoto se inició cerca de la una de la madrugada y según testigos, durante algunos segundos existió un ambiente apocalíptico ya que se sintieron fuertes ruidos subterráneos seguidos por un fuerte remezón. Según agencias, el epicentro se registró a 42 kilómetros al noroeste del vecino puerto de Valparaíso, a 25,9 kilómetros de profundidad, según el USGS, y se sintió en cinco de las 15 regiones chilenas.

1604intensity000En Santiago se sintió la sacudida, pero fuera del susto, no hubo daños particulares. En varios sectores de la capital de siete millones de habitantes hubo cortes de luz y de teléfono.

La Oficina Nacional de Emergencia, según Associated Press, aún está monitoreando la situación y de momento no hay informes sobre daños materiales ni heridos.

El país ya había sufrido una fuerte sacudida el pasado 21 de Marzo, la región centro sud había sido sacudida por un terremoto de magnitud 7,1.

El Ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, informó que no hay daños en carreteras ni aeropuertos, y que las líneas telefónicas siguen funcionando de forma intermitente