Un incendio, provocado por una pelea entre detenidos, destruyo todo un piso de una prisión en Santiago.
Por lo menos 83 presos murieron y 14 están gravemente heridos, durante un incendio provocado por una pelea en un prisión superpoblada y mal vigilada de Santiago, muestra de un sistema carcelario bajo presión.

Aparte de los presos, tres policías y un bombero fueron heridos.

7e30fb77-3b93-4c62-a12c-7913c780b0bd-444x333-400

Más de 200 presos fueron evacuados del sector incendiado de la cárcel, situada en el sur de la capital chilena.

El establecimiento alojaba más de 1900 presos por una capacidad de 900, según la  policía y el sindicato de funcionarios.

Centenares de familiares se reunieron en las cercanías de la cárcel, con la esperanza de tener noticias de sus familiares. Coincidiendo con un día feriado y de visita, las personas exigían noticias sobre los hechos, “somos más de 600 aquí que FAMILIARES-HERIDOS-AFUERAS-CAPITAL-SANTIAGO_CLAIMA20101209_0019_4-400no sabemos dónde están nuestros hijos”,  gritaba desesperado el padre de  un detenido. Luis Masferrer, director de la policía penitenciaria  declaró: “Todo comenzó por una pelea entre presos en uno de los blocs de la cárcel. Un incendio comenzó como a las 5h30 y fue dominado después de tres horas de lucha. Después de la intervención de los bomberos, se podía observar un poco de humo saliendo de las ventanas del último piso. El fuego destruyó el cuarto piso de una de las secciones de la cárcel”.

“Es una tragedia inmensa y dolorosa, de la cual tendremos que sacar en limpio el porqué y sus consecuencias. No podemos continuar teniendo un sistema carcelario inhumano”, declaró el presidente chileno Sebastian Piñera. “Es lamentable desde hace ya varias décadas”.

El presidente reveló que solamente seis guardianes estaban en el interior de la cárcel en el momento de los hechos, y que 26 en total, en el recinto de la prisión.

Captura-de-pantalla-2010-12-08-a-las-18.44.34

La identificación de los cuerpos de las victimas, muchos calcinados e irreconocibles, progresaba lentamente. Solamente una 15 personas habían sido identificadas formalmente el miércoles en la tarde, según los medios de comunicación .

Al atardecer, el fiscal Alejando Peña anuncia una investigación acelerada y transparente para establecer los hechos que provocaron las muertes. Afirma que el incendio fue intencional y que se originó en una pelea.

De los 54 sobrevivientes, cuatro ya han declarado. Y se les protege… ¿de quién? El fiscal no lo dice. Las familias de los fallecidos siguen en un estremecedor desfile reconociendo fotografías, mientras la fiscal de la Corte Suprema, Mónica Maldonado, reconociendo fotografías “muy emocionada”, afirma que esto es producto de una sociedad que pide a gritos que cualquiera entre a la cárcel.

20090427elpepuint_2-400

En el interior del penal, el olor a carne quemada impregna el espacio donde se han juntado los restos de los presos calcinados. Ya anochece y cientos no quieren abandonar el frontis. Entre  rejas, miles de presos más hacinados  que ayer, buscan un rincón para ahuyentar el olor y la angustia.