Así serán las principales movilizaciones en el país para el paro de este 21 de octubre

Este miércoles 21 de octubre Colombia vivirá una nueva jornada de paro nacional, convocado por centrales obreras, maestros, estudiantes, organizaciones sociales e indígenas, para pedir al Gobierno que abra la posibilidad del diálogo y discuta el pliego de peticiones que se viene trabajando desde hace un año.

Dicho pliego contiene 104 puntos que, de acuerdo con el Comité Nacional del Paro, merecen una discusión urgente, pues además se han engrosado por cuenta de la situación económica y social del país a raíz de la pandemia.

Dentro de los puntos clave están el mejoramiento del sistema de salud, la creación de una renta básica para 9 millones de hogares, subsidiar la nóminas de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), garantías en de educación y seguridad, y la defensa de la vida.

Desde el Comité Nacional del Paro han recalcado el compromiso de que estas protestas se hagan de manera pacífica. Por su parte, los gremios económicos han pedido que las manifestaciones se cumplan con los protocolos de bioseguridad para no poner en riesgo la reactivación económica que vive el país.

En El Espectador le contamos cuáles serán las principales movilizaciones que se presentarán en algunas ciudades del país y la logística de las mismas.

MEDELLÍN

En la capital de Antioquia habrá dos caravanas de carros que inician a las 9:00 a. m. Una sale desde Bello y otra desde Caldas, al sur del Valle de Aburrá. Ambas marchas tienen como objetivo finalizar en el Parque de las Luces en Medellín.

Para los habitantes de Medellín los puntos de reunión serán el Parque de las Luces y el Parque el Poblado, de donde saldrán diferentes marchas hacia las 9 de la mañana. Finalmente se tomará la Avenida del Ferrocarril para llegar al Parque de los Deseos, último punto de las manifestaciones.

CALI

La capital del Valle del Cauca también se unirá a las protestas convocadas por diferentes sectores sociales. El recorrido empezará a las 9:00 a. m. desde la Avenida Estación, frente a las instalaciones de Metrocali y se hará un recorrido por las calles de la ciudad.

Para finalizar, las marchas tienen planificado terminar el recorrido en la Plazoleta de San Francisco, al frente de la Gobernación del Valle del Cauca.

PEREIRA

Según confirmaron desde la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) las manifestaciones irán por diferentes barrios de Pereira y tienen como punto final la Plaza de Bolivar, donde harán un plantón con diferentes actividades culturales. Al igual que en el resto de ciudades las protestas empezarán de las 9: a.m.

MANIZALES

En la capital del departamento de Caldas, las organizaciones que convocan este paro, dieron a conocer que las marchas estarán en las calles de la ciudad desde las 9 de la mañana. El punto de encuentro será el Parque del Agua, donde iniciarán las protestas que llegarán a la Plaza de Bolivar.

Desde el CUT regional de Caldas, confirmaron que las manifestaciones irán por la carrear 23, hasta el Instituto Universitario. Ahí se girará por la Avenida Santander para coger después la carrera 22 y finalizar en la plaza.

CÚCUTA

En la ciudad fronteriza de Cúcuta las protestas empezarán a las 9 de la mañana. El recorrido iniciará en el Club de Constructores para finalizar en Parque de la Victoria o Colón. La caravana será en carros para cumplir con las normas de bioseguridad en la capital de Norte de Santander.

BARRANQUILLA

En la costa caribe de Colombia también habrá diferentes movilizaciones las cuales iniciarán a las 9 a. m. en la estatua del Joe Arroyo, en la calle 72 con carrera 46. Las marchas irán por diferentes sectores de la capital del Atlántico y no llegarán a ningún punto en común como en otras ciudades

Estas no serán las únicas ciudades en donde se realicen protestas. En cada uno de los departamentos de Colombia se espera una gran convocatoria de gente para esta nueva jornada de paro nacional.

El Espectador

Minga se irá de Bogotá luego de acompañar las movilizaciones del paro nacional

La minga hizo público su respaldo al paro nacional del 21 de octubre. Las comunidades recibirán en la Plaza de Bolívar a los manifestantes. Sin embargo, se conoció que luego de las marchas los indígenas se devolverán al suroccidente del país. Desde la llegada de la minga a Bogotá, el pasado domingo 18 de octubre, se han ido algunos miembros. “Nos quedamos un grupo importante de personas para acompañar mañana la movilización. Llegamos 12.000 y se han ido más o menos 5.000. Después del acompañamiento a la marcha parte el resto”, dijo Marylen vocera de la organización Congreso de los Pueblos.

La movilización del suroccidente se congregó el lunes 19 de octubre en la Plaza de Bolívar de Bogotá con el fin de hablar con el presidente Iván Duque, pero el mandatario no asistió. “Ayer se hizo la marcha con los mingueros y mingueras y todos los que se fueron uniendo en este caminar de la palabra. Bajo las orientaciones espirituales de nuestros mayores se esperó al presidente Iván Duque, quien no dio la cara a la minga y no se presentó. Pero se realizó el acto político bajo las orientaciones de nuestros jueces naturales que son nuestras autoridades, quienes legislaron el juicio del derecho por la vida, el territorio, la democracia y la paz”, dijo Noelia Campo, consejera mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca durante una rueda de prensa este martes 20 de octubre.

La decisión de los mingueros y mingueras de partir también fue dada a conocer por el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, quien informó que el campamento instalado en el Palacio de los Deportes será desmontado después de que se vayan. “La minga indígena que se encuentra albergada nos informó su decisión de retornar al territorio y que mañana, desde una salida desde el Palacio de los Deportes, en sus vehículos saludarán a las organizaciones del paro cívico social. Saludarán su jornada de protesta antes de retornar”, dijo Gómez a RCN radio.

Las comunidades del suroccidente del país aseguran que continuarán caminando hasta que se les garanticen sus derechos humanos, por lo que no descartan alzar la voz hasta las instancias internacionales. “Quiero reafirmar que el apoyo de la comunidad nacional e internacional sigue siendo fundamental. En el marco de las decisiones de las autoridades naturales, seguirá el paso de buscar la ruta jurídica y seguramente acudiremos a los escenarios internacionales”, manifestó Aída Quilcué, Consejera de Derechos Humanos y Paz de la Organización Nacional Indígena de Colombia.

Joe Sauca, coordinador de Derechos Humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), habló con El Espectador de la decisión de volver a los territorios.

¿Por qué decidieron irse?

Nosotros no decidimos irnos, nosotros cumplimos una misión. Mañana lo que haremos es dar un respaldo al paro nacional y luego de eso nos vamos a dirigir hacia los territorios.

¿Se van a reunir allá con el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos?

No. Nosotros no vamos aceptar que el Gobierno siga vendiendo la idea de que caigamos en un escenario reivindicativo. Es cierto que hay unos compromisos en el término reivindicativo, pero no puede venir de oportunista a generar una polarización para que no se dé el escenario político que se ha propuesto. Hay que cumplir, pero no cuando el Gobierno lo diga, sino cuando establezcamos un cronograma que nos permita dejar claro cada escenario.

¿Cumplieron el objetivo a pesar de que el presidente Duque no los atendió?

Sí. Llegaron las comunidades se le habló al país y se deja el mensaje. Queda claro que el que quedó mal aquí fue el Gobierno Nacional frente a un tema de que sigue gobernando para un sector de la sociedad y que no tienen nada de capacidad ni de voluntad para dialogar con el pueblo colombiano. Queda mal frente a lo que se quería discutir y debatir en cuatro puntos estructurales: vida, paz, territorio y democracia.

¿Cuál es el mensaje que le quieren dejar a Colombia?

Podemos protestar pacíficamente. Cumplimos con unos roles y ejercicios, pero que en determinado momento cuando el gobierno no escucha hay que hacerse escuchar de otras formas. En ese sentido, es invitarlos a luchar por defender la vida y el territorio.

Si el presidente Duque propone una reunión en el Cauca, ¿qué le dirán?

Tiene que ser con las comunidades. Claro, habrán unos voceros y una metodología, pero debe ser de frente al pueblo.

Tras el paso de la minga por Bogotá, ¿qué le diría al presidente?

Que él es que dirige este país. En sus manos recibió la constitución. Su deber es velar por los derechos de los colombianos y colombianas y tener la capacidad de escuchar.

¿Seguirán las movilizaciones?

Sí. Volveremos a los territorios a recuperar fuerzas y energía. Toca seguir trabajando desde las regiones. Esta minga de suroccidente crece a una minga nacional. Esto implica que el trabajo político organizativo habrá que seguir realizándolo con conversaciones en todos los sectores en las regiones olvidadas. Habrá que seguir haciendo un trabajo con la ciudad, con los universitarios y con las periferias. Convencernos de que si no nos unificamos no vamos a cambiar la situación estructural del país. La minga seguirá caminando. Queda un sin sabor de irnos sin respuestas de un gobierno que no quiere hablar de temas estructurales para la garantía de la vida. Sin embargo, nos vamos con dignidad y un mensaje claro a la nación.

El Espectador

¿Por qué Duque no quiere dialogar con el comité del Paro Nacional y con la minga indígena?

Tras su llegada a Bogotá, la minga indígena espera ser escuchada por el presidente Iván Duque. A esta situación se suman estudiantes, sindicatos y otros sectores que convocaron este miércoles 21 de octubre a una nueva jornada de Paro Nacional, con la que buscan exigir un diálogo y reivindicar la protección a la vida, la democracia y la paz.

Este martes, varios líderes del paro y de la minga, como la líder estudiantil Jennifer Pedraza; el presidente de la CUT, Diógenes Orjuela; el presidente de Fecode, Nelson Alarcón; el senador Feliciano Valencia, y la consejera de Derechos Humanos de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Aída Quilcué, conversaron con María Jimena Duzán sobre la posibilidad de un diálogo con el Gobierno nacional.

Luego de que el presidente Iván Duque juzgara inoportuno el desarrollo del paro de este miércoles porque lo considera peligroso por el coronavirus y los riesgos de contagio, Jennifer Pedraza, representante estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia, aseguró que el comité del Paro Nacional ha sido enfático en que las movilizaciones se deben realizar bajo todos los protocolos de bioseguridad y reiteró a su vez que la pandemia de covid-19 debe dejar de ser “la excusa básica que saca el Gobierno nacional para deslegitimar cualquier movilización”.

Por su parte, Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), aseguró que “quien generó el contagio de coronavirus en Colombia fue el gobierno de Iván Duque y el Consejo Gremial”, debido principalmente a las decisiones que se han tomado mientras aumentan desmedidamente los casos del virus en el país.

En medio del diálogo de los líderes del Paro Nacional, el presidente de Fecode, Nelson Alarcón, añadió que el gobierno de Duque se ha encargado de estigmatizar estos encuentros, sin importar que se convocan para ser desarrollados de manera pacífica, y denunció que este ni propone ni responde a las propuestas que le hacen. “No le interesa sacar este país adelante, le gusta estigmatizar a nuestra minga indígena social, así como a los docentes, trabajadores, campesinos, obreros, a nuestras negritudes. Esto es lo que siempre hace el Gobierno nacional”, aseveró.

De hecho, una de las noticias más polémicas de las últimas horas fue que, a pesar de que la minga indígena estuvo en Cali esperando al presidente y posteriormente llegó a Bogotá con el mismo objetivo, el mandatario se fue para el departamento del Chocó mientras que el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, llegó al Cauca. Con respecto a esta situación, Feliciano Valencia, senador por el Partido MAIS, mencionó que Iván Duque “está mal asesorado” y por ese motivo “le huye a la gente y no da la cara al pueblo que lo está llamando”.

“El Gobierno tiene un problema enorme y es que el presidente Duque no se ha rodeado de gente que sepa de diálogo con las comunidades, con las regiones, con la gente. En vez de eso hay incluso funcionarios que le están metiendo miedo al presidente, lo están llenando de desconfianza porque salen a hacer juicios de que la minga está infiltrada y financiada por el narcotráfico”, compartió el senador Valencia.

Aída Quilcué, consejera de Derechos Humanos de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), recordó que la minga es diversa y que en ella no hay delincuentes; por el contrario, indicó que considera que la política de seguridad del gobierno de Duque no está funcionando. “Se dedican a señalar. Aquí vino una gente digna con la fe de proteger la vida, de construir paz, democracia y proteger el territorio”, mencionó.

Los líderes del comité del Paro Nacional enfatizaron en su interés de preguntarle al presidente Iván Duque qué está haciendo, más allá de los anuncios para detener la matanza que se está registrando en el país contra indígenas, líderes sociales, excombatientes y defensores de los Derechos Humanos.

“Yo creo que el presidente ruega para que el virus siga y la pandemia continúe porque le interesa tener a una población prácticamente encerrada y por eso cuestiona este tipo de movilizaciones, pero lo que está pasando ahorita en las regiones nos obliga nuevamente a movilizarnos, porque nosotros no vemos agenda social, política social”, dijo Feliciano Valencia, senador por el partido MAIS.

Semana


Uribe Vélez pide a ciudadanos colaborar con Fuerzas Armadas en Paro Nacional

El expresidente Álvaro Uribe Vélez amaneció con su cuenta de Twitter activada. Las redes reaccionaron a uno de sus trino en el que condena un nivel supuestamente insostenible de vandalismo y terrorismo en el marco de protesta que se vive alrededor del país. En el mismo mensaje, Uribe respalda el ejercicio de la autoridad preventiva para frenar las posibles acciones violentas que se puedan dar y pide a la ciudadanía ayudar a las Fuerzas Militares.

Dicho trino lo publicó un día antes del Paro Nacional que está convocado para el 21 de octubre.

Horas antes publicó otro trino en el que también hace un llamado a la ciudadanía de articularse con las Fuerzas Armadas en todo el país.

Las 2 Orillas

Marchas masivas en el paro nacional contra la política económica de Duque

El Paro Nacional en Colombia terminó de manera pacífica

La jornada de Paro Nacional, que contó con la participación de la Minga Indígena, se dispersó en horas de la tarde sin la intervención de la Policía antidisturbios.

De una forma pacífica concluyeron las manifestaciones del Paro Nacional realizadas en Colombia, con una Minga indígena que dio buen ejemplo en términos de movilización social.

En la mayoría de los puntos de reunión en las principales ciudades del país, las personas se empezaron a llegar alrededor de las nueve de la mañana, mientras se dirigían a los lugares principales de las protestas.

En la capital del país, Bogotá, los manifestantes empezaron a llegar a la Plaza de Bolívar hacia las 11 de la mañana, cuando arribó también la Minga Indígena, que acompañó a los demás sectores que participaban del paro.

La manifestación, convocada por organizaciones sociales, educadores y líderes estudiantiles del país se movió bajo la consigna: “Por la vida, democracia, paz y negociación del pliego de emergencia”, tal como lo estipula el Comité Nacional del Paro que hace casi un año convocó también una serie de protestas que, con la respuesta de las fuerzas de orden público, dejaron un saldo de al menos tres muertos.

Aunque se reportó el bloqueo de varias estaciones de transporte público en diferentes ciudades, las movilizaciones se adelantaron en calma generalizada.

En Bogotá, aunque no se presentaron altercados de orden público, videos en redes sociales evidenciaron que no se cumplieron los protocolos de distanciamiento social para prevenir el contagio de COVID-19. Sin embargo, sí se evidenció el uso del tapabocas entre los manifestantes.

Por otro lado, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) tampoco intervino en las protestas.

Alrededor de las tres de la tarde, la plaza central bogotana congregó al total de manifestantes esperados cuando llegó el último grupo proveniente de la localidad de Bosa.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, escribió en su cuenta de Twitter, pasadas las cuatro de la tarde, que las chivas de la Minga habían empezado a salir de la ciudad después de entregar la Plaza de Bolívar al Comité del Paro Nacional y el Palacio de los deportes (en donde se alojaron desde el domingo) a la Alcaldía de la ciudad.

“En la Plaza de Bolívar finaliza de manera festiva la jornada convocada por el Paro Nacional”, agregó el funcionario distrital.

Por su parte, la ministra del Interior Alicia Arango escribió: “La minga indígena mostró a los Colombianos que sí se puede protestar pacíficamente. Reiteramos la disposición permanente del gobierno para seguir conversando y resolviendo sus solicitudes en la medida de lo posible”.

Antes de partir de la ciudad, líderes de la minga lograron pronunciarse ante la Cámara de Representantes, en donde afirmaron que, si bien la comunidad partía a su territorio ese día, la labor recien estaba empezando.

«La Minga apenas comienza, los mingueros y mingueras retornan al territorio con el fin de llegar al seno de sus comunidades, dar un informe político de los logros que se dieron y reorganizarnos para continuar nuestra Minga nacional», destacó ante los representante el delegado del Consejo Regional Indígena del Cauca, Ferley Quintero.

Eje 21


“Nos preparamos para una movilización más grande”: Comité del Paro

Por Julie González Ortega

Cartagena sigue dando ejemplo en materia de movilizaciones pacíficas. Así lo demostró la protesta de ayer 21 de octubre en la que sin ningún tipo de inconvenientes de orden público transcurrió la jornada que fue convocada a nivel nacional.

El propósito de la manifestación, en la que participaron diversos movimientos, colectivos y organizaciones sociales era seguir protestando en contra de las políticas del presidente Iván Duque y exigir trato digno para los trabajadores de diferentes sectores de la sociedad.

“Este gobierno ha sido displicente con las organizaciones sociales, allí vemos como se ha despreciado a la Minga indígena que vino desde el Cauca y tampoco nos han querido solucionar el pliego de emergencias que entre los seis puntos que tiene propone una renta básica para 9 millones de compatriotas que no tienen cómo resolver sus necesidades básicas insatisfechas. También exigimos no más asesinatos a líderes sociales y lideresas y derogar el Decreto 1174 de 2020 que es una reforma laboral y pensional que jamás se había visto en Colombia”, expresó el dirigente sindical Gil Falcón Prasca, quien estuvo liderando la manifestación.

Así mismo estuvo la Asociación Nacional de Trabajadores de Hospitales y Clínicas de Colombia (Anthoc) seccional Bolívar, donde trabajadores de la Ese Maternidad Rafael Calvo, el Hospital Universitario del Caribe y la Clínica del Niño también alzaron su voz.

“Queremos denunciar al presidente Duque, al gobernador del departamento de Bolívar y al alcalde de Cartagena por el abandono a los trabajadores de la salud y por la falta de eficiencia para prestar el servicio a la población. No queremos que haya más corrupción en los hospitales que están a punto de liquidarse”, dijo Roberto Bustamante, presidente de la Anthoc.

De igual manera, vendedores informales también marcharon para pedir que los dejen trabajar. “La economía informal de Cartagena en estos momentos está siendo víctima de una persecución violenta por parte de la Policía, a pesar de que venimos de siete meses de estar careciendo del más mínimo ingreso. Nos sumamos a la protesta porque nosotros también queremos denunciar la forma como se nos está excluyendo dentro de las ayudas, nos sentimos vulnerados y violentados por este mal gobierno”, expresó Hernán Sierra, representante de la Asociación de Vendedores de Bocagrande (Asovenboca).

Junto a él, también marcharon otras organizaciones como la de artistas urbanos del Centro Histórico que también reclaman derecho al trabajo y otros colectivos que han sentido el desamparo del Estado en lo que tiene que ver con el impacto económico de la pandemia en sus sectores.

Otras causas, como la del fallecido joven del barrio San Francisco Harold Morales, quien habría sido asesinado por un uniformado de la Policía en agosto, también volvieron a relucir, ya que los manifestantes también rechazaron enérgicamente los casos de abuso policial que se han registrado en La Heroica en los últimos meses.

Alcaldía hizo presencia

Con el fin de dar todas las garantías a la protesta pacífica y que esta se desarrollara sin inconvenientes, la Alcaldía de Cartagena a través de la Secretaría del Interior también hizo presencia en la manifestación, donde se cumplió la medida de mantener a la Policía al margen de la protesta para evitar roces o provocaciones entre ambas partes.

“La administración distrital respeta el derecho a la movilización y a la protesta siempre y cuando esté encuadrada dentro de lo que es una marcha tranquila, pacífica y sin violencia. Lo que convenimos con la Policía y con el DATT es que se le diera garantías a la movilidad de los manifestantes dándoles todo el espacio que sea posible y obviamente organizando al transporte para que tomara otras vías”, manifestó el secretario del Interior, David Múnera.

Nueva manifestación

De acuerdo con Gil Falcón Prasca, del Comité Departamental del Paro, el propósito de esta manifestación y de las anteriores que se han realizado en Cartagena y todo el país es seguir creando las condiciones para una gran movilización nacional en conmemoración al Paro Nacional del 21 de noviembre de 2019.

“Vamos a paralizar todas las ciudades incluyendo Cartagena. Ese día la movilización se hará en diferentes partes de la ciudad y no será el mismo 21 porque cae sábado sino antes. Aún así hacemos la invitación a todos los ciudadanos indignados para que no haya más abusos ni posiciones dominantes por parte del presidente Iván Duque contra el pueblo, los trabajadores y los pensionados”, puntualizó Falcón Prasca.

El Universal