Crónicas de Javier Salazar Rodríguez

Crónicas de Javier Salazar Rodríguez

ACTITUD

Después de que la mamá ve llorar a su hijo y se da cuenta que se golpeó con la mesa, apunta al objeto y le dice: “Mesa tonta, ándele y la golpea” me decía mi buen amigo el Dr. En Educación José Adalberto Torres Félix el último martes de junio del presente año en una entrevista para la TV, en el programa de “Crónica Social”…

Les quitamos la responsabilidad de ser ellos quienes entiendan que cometieron un error y que no es problema, sólo hay que aprender de ello y es todo. Pero se complica cada vez más; la situación en nuestro país se ve muy difícil porque la educación que debe venir de los padres, se ve cada vez más opaca.

Las personas se defienden de lo que no deben, tienen culpa y se escudan en cualquier otra cosa, se saben culpables y aun así quieren tener la razón. Por qué les cuento esto, ahorita les explico, de hecho, no quería meterme en broncas y analizar puntos negativos de la sociedad, pero es imposible, después de algo que ocurrió este fin de semana.

Me contaba un joven amigo que estaba trabajando en un restaurante, donde después de llenar las mesas se hace una lista de espera y obviamente que quienes van llegando se anotan y se va haciendo la lista tan grande como se pueda, pero unas personas que llegaron y quisieron entrar antes de otra familia que había llegada antes que ellos, se pusieron en un plan muy difícil de entender si se quiere actuar con legalidad y propiedad, pero se complicó porque querían tener la razón sin tenerla.

Primero llegó la vendedora que atendía ese espacio; no logró el objetivo que era pasar primero a quienes llegaron antes; después el joven a cargo del servicio hizo lo suyo, pero no logró tampoco el objetivo; fue hasta después de que llegara alguien más y les mostrara la lista, donde aparecían, sí, pero después de la familia que estaba esperando se hiciera justicia. Finalmente, se fueron las personas que querían tener la razón sin tenerla, no sin antes agredir verbalmente a quien les había presentado la evidencia que les hizo retirarse del espacio que no les correspondía por ley.

Cabe destacar que no es sencillo actuar en esas circunstancias, porque ahorita es muy sencillo escuchar: “Soy Fulano de Tal” pariente de “Zafras Nafras” y con ello la posibilidad de que sigas trabajando aquí es poca, y ya.

Los patrones de conducta que se dejan ver en muchos escenarios en nuestro país son evidentes, por qué los niños son así, es fácil de entender, muchos padres se pasan el semáforo en rojo en compañía de sus hijos y eso es educar, nos guste a no, así es.

Quiero hacer una invitación muy singular, si no tienes la razón, no la exijas.

Si sabes que la regaste, acepta el error, también de eso se aprende y mucho.

Si puedes enseñar sólo detalles negativos, entonces que no estén tus hijos o los hijos de los demás.

Montémonos en el caballo de la Legalidad y hagamos lo que nos toca, aunque nos duela, al inicio, después vienen los beneficios generales. Siempre será grato hacer lo que nos toca, la recompensa llega más tarde.

Créanme que es muy complicado hacer cambiar de idea a las personas que, sabiendo que no tienen la razón la exigen. Pero si puedo decirles que, cambiar de idea y aceptar que estamos equivocados y recapacitar es posible. A cuidarnos de los peligrosos y gracias al Dr. Torres Félix por la inspiración.

A propos de l'auteur

Facebook