La justicia determinó detención domiciliaria, una fianza de Bs 70.000 y arraigo para la exministra de Salud, Heidy Roca, investigada por un caso de adquisición de 324 respiradores chinos y la presunta comisión de delitos de contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

“El Ministerio Público estableció que Heidy Roca lo que hizo a partir de su nombramiento y con los respiradores cuestionados es precisamente dar cumplimiento a un contrato que estaba suscrito. Solamente, se le atribuye la firma de la adenda y la entrega de los mismos”, dijo su abogado Jorge Valda, según un reporte de Bolivia TV.

Roca, quien fue Ministra de Salud, durante el régimen de Jeanine Áñez, es investigada por firmar de forma irregular el anexo dos de enmienda al contrato de la compra de 344 respiradores chinos, respecto a las especificaciones técnicas a pesar de que ella tenía conocimiento que la propuesta de la empresa Grupo AGEM Ingeniería y Proyectos S.A.U. Sucursal Bolivia tenía 40 observaciones.

La decisión judicial de este lunes se la asumió en una sesión virtual. En la audiencia, el Ministerio Público tenía el objetivo de que la exautoridad sea enviada con detención preventiva al Centro de Orientación Femenino de Obrajes de la ciudad de La Paz por seis meses.

Martín Camacho, también abogado de Roca, informó que apelará la decisión judicial. Argumenta que la exautoridad recibe con regularidad un tratamiento médico especializado y que la detención domiciliaria y el arraigo ponen en riesgo su salud.

ABI

Áñez denuncia retardación en respuestas a sus solicitudes de atención médica en prisión

A través de un comunicado, la expresidenta transitoria Jeanine Áñez denunció que Régimen Penitenciario tarda en responder sus solicitudes de atención médica, situación que, en su criterio, perjudica «su ya delicado estado de salud».

“Durante los últimos días se ha visto el retraso en las solicitudes de ingreso de médicos especialistas y de equipos de laboratorio, lo cual continúa perjudicando su ya delicado estado de salud”, señala el documento publicado en las redes sociales de la exmandataria.

“Definitivamente, las razones burocráticas ponen en riesgo la inmediatez y la eficacia de su atención”, complementó.

Áñez —detenida desde el 13 de marzo en el caso “golpe de Estado” a instancias de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty— se descompensó en las últimas horas. A pesar de la solicitud de atención médica externa desde la mañana, su médico, Fabel Angles, recién pudo atenderla a las 15.00, señala la denuncia.

En contacto con los periodistas, el galeno informó que la paciente requiere de “exámenes de laboratorio a la brevedad posible”.

Según el comunicado, Áñez sufrió el fin de semana de vómitos y migraña, al punto de padecer adormecimiento en el rostro y brazos. La mañana de este lunes presentó “un cuadro de temperatura arriba de los 40 grados”, que obligó la movilización urgente de su defensa.

“Áñez se encuentra con un cuadro de hiperventilación, síndrome febril y dolores agudos en el estómago, lo cual podría devenir de una probable complicación renal u otro”, especifica el comunicado.

El texto cita a Angles, de quien dice que requirió análisis para “descartarse con los análisis médicos auxiliares solicitados” cualquier dolencia.

La mañana de este lunes, el director de Régimen Penitenciario de La Paz, Franz Laura, dijo a los medios de información que Áñez está “totalmente estable”.

Áñez, proclamada sucesora del dimisionario presidente Evo Morales en noviembre de 2019, es acusada por presuntos delitos de terrorismo, sedición y conspiración. Se encuentra en prisión en la cárcel de Miraflores, en La Paz.

La Razón

NODAL – Noticias de América Latina y el Caribe