¡Excelente artículo mi querido Juan José! ¿Dónde está ese gran piloto experimentado en una de las más grandes compañías del mundo, especializadas en la magia de hacer volar con los motores apagados a los aviones que nunca han despegado? Esa gran compañía que de memoria sabe que sus préstamos no son para más que pintura, tapicería de lujo y alfombrado.

No, mi querido Juan José, con todo respeto, nuestros pilotos no están, porque nuestro avión nunca ha volado. Los encargados de mantenimiento y suministro, facturan como si nunca hubiera aterrizado, y ahora resulta que en un país petrolero como el nuestro, sin bloqueo, sólo nos queda combustible para seis o siete semanas más de vuelo.

¿Cuánto seguiremos prestando a tan excelentes compañías formadoras de pilotos, mi querido Juan José? ¿Cuánto seguiremos gastándonos para elegir el más diestro y el mejor? ¿Cuándo seremos capaces de poner los pies sobre la tierra, y darnos por fin cuenta, que nunca nuestro avión ha volado?

Recibe un fuerte abrazo de mi parte,

Carlos Adolfo Rodríguez

Publicado por Revista Hebdo Latino Suiza, Editorial Rove Argentina, y Editorial Verbum España.

Autor “Condenados por el Poder”. Próximamente disponible en tiendas “Amos de las Tinieblas”. Obra en construcción “El Reino de Éliot”.