Los artistas están en primera línea para denunciar las violaciones de los Derechos Humanos y defender la libertad. Para Léo Kaneman, director general del Festival de Cine y Fórum Internacional sobre los Derechos Humanos (FIFDH).

“¿El arte en particular y la cultura en general son armas creíbles, ver eficaces para denunciar las exacciones intolerables que se producen en cierta regiones del mundo?

¿Cuál es el rol de los artistas, y cómo estos ocupan sus lugares cercas de las instancias políticas para que resoluciones, decisiones sean tomadas en el momento adecuado para salvar vidas, restablecer una injusticia? ¿Se tratan de simples gesticulaciones o implicaciones efectivas que consiguen sacudir las conciencias pasando por canales de comunicación cada vez más rápidos y modernos? Estas preguntas aparecen cada vez que artistas se comprometen a través del mundo. En el momento en que se réune el Consejo de los Derechos Humanos en Ginebra, cuya eficacia es regularmente criticada, un festival de películas como el de los Derechos Humanos permite afortunadamente aportar algunas notas positivas en cuanto la implicación de los artistas en el terreno de los Derechos Humanos.

Lo constatamos desde hace once años; a cada edición del Festival de cine y fórum internacional sobre los Derechos Humanos (FIFDH), los artistas, la creación son albos directos, como si se tratara de suprimir una fuerza de oposición. La paradoja que constatamos y que apoyamos en cada festival, es que la voz de los artistas se yergue en polo de resistencia. Los artistas continúan de testimoniar. Sus creaciones, el 7° arte, pueden cambiar el orden de las cosas. Como prueba, Sri Lanka Killing´s Fields, fue presentado delante el Consejo de los Derechos del Hombre de la ONU, obligando la comunidad internacional a salir de su inercia. La realización fue nombrada al Premio Nobel de la Paz 2012. El equipo de Callum Macrae, a pesar de las protestas e Sri Lanka, continua su aventura artística por la dignidad del hombre. La continuación, llamada No Fire Zone: The Killing Fields of Sri Lanka, será projectada este año en al FIFDH y a la ONU.

Otra prueba es esta niña que se ha convertido en símbolo mundial de la cultura y del derecho a la educación: la joven paquistana Malala, a quién esta año el Festival ( FIFDH) es dedicado. Herida con una ala en la cabeza durante un ataque de los Talibans, Malala se encuentra actualmente en un hospital en Inglaterra. ¿Su culpa? Un amor del saber, una obstinación a querer ir a la escuela a pesar de la prohibición de los Talibans. Malal se ha convertido en el símbolo de jóvenes y mujeres privadas de libertad en un mundo controlado por una interpretación oscurantista del Islam. En China, ese gigante de la lioteraturaque es Liu Xiaobo, Premio Nobel de la Paz 2010, continua de expiar su pena en prisión. Será otra personalidad mayor del FIFDH 2013.

Incluso cuando es ancestral, la cultura excita los medios tan incultos que extremistas. Un integrismo que actúa con rigor en todas las religiones. A Tombuctú, los vestigios, incluyendo mezquitas y lugares sagrados, fueron saqueados por fuerzas que se reclaman del yihadismo (8http://es.wikipedia.org/wiki/Yihad).Así, paradojalmente, es el propio islamismo que amenaza el islam. En Túnez y en Egipto, los artistas, los cineastas, sufren los ataques repetidos de los salafistas

(http://es.wikipedia.org/wiki/Salafismo).

El Quatar, algunos pretenden que se trata de una monarquía iluminada – acaba de condenar al poeta Mohammed al-Ajami a 15 años de cárcel a causa de algunos versos de una oda, Los poemas del jazmín.

En Irán, Jafar Panahi fue condenada a 6 años de cárcel y de prohibición de filmar, mientras que otros cineastas iraníes han sido presos. En Siria, los escenógrafos, directores de cine y periodistas son torturados, como Ali Ferzat, un caricaturista cuyas manos fueron quebradas por la fuerzas del orden.

Como artista, no renunció sin embargo a oponerse. Al contrario, acaba de declarar al mundo: “Nuestro papel es de ser la vanguardia de la lucha por la libertad”.

En China, la contestación toma nuevas formas. En ese país, en pleno cambio, la sociedad civil conquista espacios cívicos, llevando allí luchas dirigidas por la expresión artística o todavía, la apropiación de las redes sociales.

Convidado de honor este año, Ai Weiwei, disidente chino y estrella internacional del arte contemporáneo, del que se sirve para actuar sobre el mundo. Es por una película que denuncia la suerte de las víctimas del terremoto de Sichuan en 2008. Siguieron combates siempre más afirmados que terminaron conduciéndolo detrás de los barrotes. Invitado al FIFDH, Ai Weiwei se vio negado su pasaporte. Aceptó sin embargo formar parte del jurado del festival. Hacer parte del jurado en un festival de películas sobre los Derechos Humanos es en sí un acto político.

En todas partes, el arte y la creación se encuentran en primera línea para negar la fachada democrática de régimen es autócratas y de las fuerzas oscurantistas. En Rusia, las Pussy Riot utilizandop las formas más provocadoras para desafiar el autoritarismo creciente del “Zar” Poutine.

En América, central los dibujantes se oponen a la violencia de los gangas de la muerte con sus caricaturas.

Más que nunca, el cine, el arte y la creación se levantan como un arma necesaria contra las fuerzas obscuras de las privaciones de libertad. Los artistas, como lo escribía Séneca, ” tiene el arte de cultivar lo bello para decir la verdad”.

Léo Kaneman

Director General del FIFDH.

Premios 2013

El Jurado fue compuesto por el artista y activista Ai Weiwei, la actriz siria Fadwa Suleiman, el cineasta francés Romain Goupil y el caricaturista suizo Patrick Chappatte.

Gran Premio FIFDH del mejor documentario de creación por el Estado de Ginebra-

topelement-400Camp: 14 Total Control Zone de Marc Wiese.

Esta película es única por el testimonio de una pesadilla vivida por un joven nacido en un campo de concentración en el Norte de la Corea comunista. Habla de la locura totalitaria tanto cuanto del dolor de un destino.

Premio Gilda Viera De Melo en homenaje a su hijo Sergio Vieira De mello dado por la Fundación Barbara Hendricks por la paz y la reconciliación-

theactofkpalm-The Act of Killing de Joshua Oppenheimer.

Un retrato particularmente sorprendente, oscilando entre lo grotesco y lo trágico, asesinos de masa que se reivindican de crímenes cometidos en toda impunidad en los años 60 en Indonesia, en colusión con el poder actual.

Premio a la mejor ficción ofrecido por la Fundación Hélène y Vicitor Barbour –

El jurado Ficción y Derechos Humanos, compuesto por Elena Hazanov, realizadora, Rusia/Suiza, Rada Sesic, realizadora y curadora, Croacia/Bosnia/Holanda, Andrew Cohen, cineasta y periodista, USA y Philippe Cottier, secretario de la Fundación Barbour, Suiza.

sharqpalmaSharquiya de Ami Livne.

Entre las numerosas calidades de Shaqiya, la más grande es su moderación. La película trata de problemáticas sobre los Derechos Humanos sin ningún sensacionalismo. Utiliza una estructura minimalista desbordante de tensión narrativa y de verdades no dichas, tan omnipresentes como los vientos del desierto. Gracias a un estilo documentario y a la realización discreta pero brillante de sus actores, la película llama la atención sobre un problema dejado demasiado a menudo en las sombras. El sujeto, así que el desenlace, nos recuerdan que la lucha por los derechos humanos es un compromiso perpetuo.

Gran Premio de la Organisación Mundial contra la tortura (OMCT)-

Atribuido por la OMCT a un realizador cuya película sea un testimonio de su compromiso a favor de los Derechos Humanos.

outlpalmEl jurado de la competición tiene el honor de premiar la película Outlawed in Pakistan de Habiba Nosheen y Hilke Schellman.

Esta documental cuenta los estragos engendrados por costumbres arcaicas, a las cuales se añaden una ausencia total de protección del Estado y una disfunción del sistema judicial: Una víctima de rapto y de una violación colectiva y abyecta se encuentra doblemente criminalizada frente a la negativa de la propia sociedad. Sin embargo, toque de esperanza en la fuerza de la víctima que resiste, apoyada por su familia y la sociedad civil paquistaní. La calidad cinematográfica innegable de la película refuerza su contenido.

Premio del jurado de jóvenes por la competición documental de creación 2013.

Honorífico, concedido por un jurado de cinco alumnos del post-obligatorio a una de las películas de la competición de los documentales de creación. El jurado de jóvenes tiene el honor de premiar una película innovadora, caracterizada por una verdadera voluntad de reflexión.

inutpalmIn Utero Srebrenica de Giuseppe Carrieri.

A través de testimonios revelando las consecuencias de la guerra, la película homenajea a todas las mujeres separadas de sus hijos por conflictos que han quedado demasiado tiempo sin rostro. El trabajo de enfoque y el tratamiento en blanco y negro crean un lazo especial entre la estética de la película y el tema tratado, confrontando esperanza y verdad, realidad y ilusión con humildad. Porque si existe una palabra para designar un niño que haya p perdido a sus padres, no existe para expresar el dolor de un niño perdido.

Premio del Jurado de jóvenes- competición ficción y Derechos Humanos.

justpalmJust the Wind ( Czak a Szel). Esta película denuncia con mucha justicia y sutilidad la realidad a la cual la comunidad ROM se ve confrontada en el cotidiano, en el corazón de Europa. Esta historia, que sigue los acontecimientos de un sólo día no tuvo en vilo gracias a una tensión creciente, a la belleza de las imágenes y a una realización remarcable.