Hoy que aislados todo pareciera ir más lento con el afán de querer recobrar lo que muchas veces hemos soñado abandonar, o como queriendo angustiosamente unos cuantos conceptos de libertad tener el tiempo de explorar, pienso en cuáles son realmente las fuentes que me inspiran a tan deseada dama acariciar.

Hoy que muchos me preguntan por la génesis de mis artículos, obras de teatro, discursos, poemas, ensayos, cuentos y novelas, siento más que nunca, quizás por el paso de los años, que la rigidez del peso de mi armadura, me impide volver la vista atrás.

Hoy debilitada la hojalata del casco que con la minuciosidad de mis manos había diseñado con la esperanza de mis pensamientos de toda batalla, airosos y completamente inmunes de ellas sacar, no resiste más mi necedad y me invita a recapacitar.

Hoy que todo mi armamento y estrategia de defensa, me enseña que la paz y el bienestar de una nación civilizada no dependen de héroes de guerra, pero de doctores y maestros, ante ellos y su sabiduría, sin más explicación ni balbuceos, hoy derrotado mi fusil les entrego.

Hoy que mis creencias no me permiten mis dudas aclarar, en ninguna doctrina me puedo refugiar, ningún arma entonces creo prudente retomar, no me queda más que resignado, las leyes carentes de interés personal, impuestas por el anhelo de respeto e igualdad, sin titubeos acatar.

Hoy que anquilosado, diviso en lontananza el enemigo que ni el cúmulo de mi vanidad, ni mis tesoros podrán aniquilar, ante él me arrodillo para implorar un instante que me permita sin prisa, el mundo con otros ojos, volver a contemplar.

“Cuando la peste acosada por el hambre, el abandono, y la pestilencia a la que el arrabal sometía, despavorida huyó, y luego de un extenuante trasegar, golpeó tímidamente a nuestra puerta en busca de un pedazo de pan, mi padre con desprecio a sus manos unas migajas arrojó. Hoy ella sin piedad regresó, y sin protocolo, en su lecho de muerte, cómodamente se instaló”. Apostólides

 Carlos Adolfo Rodríguez

 Publicado por Revista Hebdo Latino Suiza, Editorial Rove Argentina y Editorial Verbum España.

Obras publicadas: Herederos de Tugurios Dorados, El Paraíso de los Desterrados, El mundo que tanto amó El Quijote y Condenados por el Poder.