56d7f831c46188967d8b4626 3a788Un grupo de científicos de Arabia Saudita concluyó que las mujeres son consideradas mamíferos sin alma.

En una decisión sin precedentes, un grupo de científicos de Arabia Saudita ha llegado a la conclusión de que las mujeres finalmente sí son mamíferos. Otorgándoles los mismos derechos que las demás especies de mamíferos, como los camellos, los dromedarios y hasta cabras.

El veredicto, es considerado "histórico" por algunos expertos y grupos de defensa de los derechos de la mujer, reportó World News Daily Report.

"Este es un gran paso adelante para los derechos de la mujer en Arabia Saudita", concluye Jane Austin, portavoz de la Red de Acción de Liberación de la Mujer. "Puede parecer demasiado poco, demasiado tarde, pero se trata de todo un evento para todas las mujeres en la región", dice ella, visiblemente emocionada. "A partir de ahora, las mujeres serán consideradas como miembros de la clase de los mamíferos, mientras que antes las mujeres compartían la situación jurídica de un objeto, similar al de un electrodoméstico", admite.

El veredicto reciente podría alterar completamente todas las leyes aplicadas actualmente en Arabia Saudita cree Jillian Birch, portavoz de Amnistía Internacional.

"Este veredicto muestra el progreso increíble alcanzado por los movimiento de los derechos de las mujeres en los últimos 50 años", admitió en una conferencia de prensa. "Por último, las mujeres ya no serán consideradas simplemente como objetos sin alma, sino como mamíferos de pleno derecho, con los mismos derechos que otros animales de su especie, como camellos y cabras", dijo, visiblemente emocionada. "Las mujeres siguen estando lejos de ser consideradas 100% humanas, pero su condición mejorará drásticamente con esta decisión", cree firmemente.

Un veredicto sin precedentes

El veredicto, que cayó como una tonelada de ladrillos en el estado saudí, claramente no ha encontrado apoyo unánime entre las autoridades religiosas y la élite política, reconocen los expertos.

"Se podría crear turbulencias significativas en el estado actual de la situación jurídica y el sistema judicial de Arabia Saudita", dice el analista político especializado en el Medio Oriente, Anthony Bochstein. "Si antes las mujeres tenían los mismos derechos que una silla o una mesa y eran vistas más como propiedad individual, ahora tienen un rango equivalente al de algunas especies animales, y por lo tanto deben recibir, por lo menos, la alimentación, agua y se le confiere una mínimo de atención y respeto, lo cual no era el caso anteriormente", explica.

Según el panel de expertos que se pronunció sobre la cuestión, las mujeres aún carecen de un alma, pero se ha demostrado que poseen cualidades comunes de las especies de mamíferos, lo que explicaría su capacidad de procrear y amamantar, así como por qué están equipadas con siete vértebras cervicales, una característica única de las especies de mamíferos.

¿Son las mujeres seres humanos?": La pregunta de una academia saudita inflama la Red

La Academia Saudita para el Entrenamiento y la Consultoría anunció en Facebook el pasado 27 de febrero la celebración de un seminario que plantea la cuestión de si las mujeres son seres humanos o no, informa el blog My Beirut Chronicles.

Esta organización saudita no tiene vínculos con el Gobierno del país árabe, pero según la legislación vigente de la Casa de Saúd, cada conferencia o seminario público debe ser autorizado previamente por las autoridades. "Así que uno puede adivinar fácilmente que el seminario '¿Son las mujeres seres humanos?' ha sido aprobado oficialmente", escribe el sitio web.

Poco después de que el controvertido tema fuese publicado, la etiqueta هل_المراه_انسان# y #IsAWomanAHumanBeing (las mujeres son seres humanos, en árabe e inglés respectivamente) se viralizaron en las redes sociales acompañados de decenas de mensajes de protesta e indignación.

El aluvión de críticas "a escala mundial" y la cantidad de "llamadas desde distintos lugares y Estados" ha provocado que la entidad cancele el evento y publique una nota explicativa en Facebook: "se pudo interpretar el tema entre interrogaciones de la siguiente manera: ¿ocupa la mujer un nivel alto, medio o bajo [en la sociedad]? Pero es una pena que mucha gente se fijara en el nivel más bajo para las mujeres, que son nuestras madres, esposas, hermanas e hijas; nunca intentaríamos menospreciar su papel".

"Las niñas de mi escuela me llamaban 'puta'": ¿Cómo vive una mujer en Arabia Saudita?

Hace dos semanas, por primera vez las mujeres de Arabia Saudita pudieron participar en las elecciones municipales e, incluso, presentarse como candidatas. La reforma que las otorga derechos políticos básicos es un acto casi revolucionario en un país en el que aún no pueden conducir o aparecer en público sin ir acompañadas por un tutor de sexo masculino.

El portal informativo Furfur ha publicado una entrevista con Zainab, una estudiante saudí de 23 años que viajó al Reino Unido hace cinco años para estudiar la política de Oriente Medio. En su relato, Zainab reveló cómo se vive ser mujer en ese país.

des saoudiennes a riyad le 15 decembre 2014 5475950 eb6ab

Zainab valora que la calidad de la educación en su país es bastante mala para los menores de ambos sexos. Así, la estudiante detalla que el proceso educativo está enfocado en materias como la biología, las matemáticas y la física, mientras que las escuelas casi no imparten historia o estudios sociales.

"Twitter y Facebook son muy populares en Arabia Saudita", indica Zainab, que cuenta que, cuando apareció Facebook, no era recomendable que las mujeres subieran sus fotos en esa red social.
"Todas las niñas de mi escuela me llamaban 'puta' porque publicaba mis imágenes. Sin embargo, quienes me insultaban ahora son las 'spammers' más insoportables de mi Instagram", apunta esta estudiante.

"Siempre sucede lo mismo en el Reino [Arabia Saudita]. Al principio, las personas tienen mucho miedo de las innovaciones tecnológicas y critican a los usuarios activos; después, las utilizan como si nada", agrega.

"La ropa de colores se percibía de manera negativa"

"Casi nunca llevaba el 'niqab' —un velo que cubre la cara casi por completo—, pero tenía que vestir con 'abaya' (una túnica larga que no cubre el rostro) por prescripción legal", señala Zainab, quien recuerda que solo cuando cumplió 12 años las mujeres pudieron utilizar ropa de colores.

Zainab comenta que, al principio, la sociedad percibió ese cambio de manera negativa y que esa tendencia precedía de la élite pero, poco a poco, todas las mujeres siguieron esa moda. Su conclusión es que "llevar 'abayas' de colores ayudó mucho a la sociedad, debido a que amplió las opciones, aparecieron diseñadores y crearon nuevas fábricas".

"La reputación femenina es responsabilidad de los varones"

En Arabia Saudita, se supone que los hombres en la familia son responsables de la reputación de sus mujeres, aclara Zainab. Por ejemplo, si un padre o un hermano se enteran de que una mujer ha fumado o ha pasado tiempo con un chico, trae graves consecuencias porque la costumbre del país es proteger a la hija o esposa de los malos rumores... incluso si son ciertos.

"La liberación del cautiverio"

"Trasladarme al Reino Unido desde Arabia Saudita fue como liberarme de un cautiverio, como si hubiera pasado 18 años en la cárcel y me pusieran en libertad. Me encantaba incluso caminar hasta la universidad o ir a cualquier comercio sin necesidad de que me acompañara un hombre", se congratula Zainab.

Ella asegura que puede usar cualquier prenda y pasar tiempo con chicos "sin que alguien me tome por una prostituta" y destaca que "antes, ni siquiera podía expresar mi opinión durante las clases, sobre todo si no se encajaba con las normas religiosas".

"Los hombres y las mujeres se incomodan si entran juntos en una habitación"

En Arabia Saudita existen muchísimos lugares a los que solo pueden acceder personas de un mismo sexo. "Por ejemplo, una mujer intenta entrar en la panadería de su calle y resulta que solo admite a hombres, con lo cual se queda sin desayunar", relata Zainab.

Esta mujer saudí explica que la mayor parte de comercios o restaurantes de su país están destinados a los hombres y, que como resultado, "la gente está empezando a percibir esa división como una norma, con lo cual, cuando hay mujeres y hombres en una misma habitación, se comportan de manera extraña porque todos se sienten tremendamente incómodos", admite la estudiante.

Lo que Al Jazeera oculta del mundo sobre Arabia Saudita

"Las mujeres que trabajan son parias"

Según Zainab, la sociedad saudí generalmente considera que las mujeres que trabajan son parias; por lo tanto, el desempleo femenino es uno de los principales problemas del país. Además, las personas de sexo femenino tienen dificultades a la hora de conseguir un puesto en una empresa prestigiosa, que suele preferir a los trabajadores.

"Las feministas abogan por la desnudez pública"

Zainab confirma que "el feminismo radical es casi ilegal" en Arabia Saudita, en donde creen que las feministas "abogan por la desnudez pública, la promiscuidad sexual y la prostitución, con lo cual la respuesta a sus demandas para establecer la igualdad de sexos se convierte en una especie de paranoia colectiva y sus reivindicaciones se asocian con la revolución sexual".

Para finalizar, Zainab concluye que "el Gobierno y la sociedad de su país están más dispuestos a escuchar a las mujeres que tratan de interpretar las normas del islam en interés propio y no actúan de manera precipitada" y opina que "probablemente, esa táctica sea menos honesta, pero resulta más eficaz a la hora de luchar verdaderamente por los derechos de las mujeres".


https://actualidad.rt.com/

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn