Cuando el padre de Lita, profesor universitario en Medellín, es asesinado en su presencia, ella alcanza a ver el rostro del sicario. De manera casual, Lita conoce al asesino, Jesús, y se internará en su mundo con el propósito de buscar venganza.

Lita deja su casa de clase media en el centro de la ciudad colombiana para internarse en los barrios más peligrosos de Medellín, donde conoce de cerca la realidad de pobreza y marginalidad que acompaña la vida de los sicarios.

Laura Mora, directora colombiana de la cinta, ha preferido trabajar con actores no profesionales de Medellín, lo cual produce un efecto de mayor realismo.

La realizadora emprende con esta película la difícil tarea de representar una experiencia traumatizante de su adolescencia, pues sicarios de Medellín asesinaron a su padre.

El desenlace de la película sin embargo nos hace pensar en una violencia sin límites pues nos es imposible conocer su causa y sus actores detrás del sicariato.

http://www.youtube.com/watch?v=TMEg91HkzOA

http://www.youtube.com/watch?v=TjxdOW4TXuE

 

Carmen Carrasco

fifdh entete