Acusado por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, El “Vikingo” Sperisen niega toda participación en los crímenes que se le acusan: “Yo jamás he dado la orden de matar a nadie “, declaró en Ginebra.

Erwin Sperisen, 40 años, ginebrino que también tiene la nacionalidad guatemalteca, miembro del Partido Evangélico suizo, aparece en una lista de 19 personas buscadas por ejecuciones arbitrarias en Guatemala. Sperisen fue Jefe de la policía de Julio 2004 a Marzo 2007, y es acusado por la Comisión Internacional contra la impunidad en Guatemala de participar de un grupo criminal en el seno del Ministerio del Interior guatemalteco.

Sperisen, establecido en Ginebra desde 2007,  y el ministro del interior de la época, Carlos Vielman, establecido en España, son acusados de estar implicados en dos operaciones en Octubre de 2005 y Septiembre de 2006, en las cuales 10 personas habrían sido ejecutadas arbitrariamente sin ningún tipo de proceso.

Sperisen dejó el país en 2007 para instalarse en Ginebra, alegando que él y su hijo corrían peligro de muerte, pero se sospecha que huyó de Guatemala para evitar la justicia.

En entrevista dada a la Tribune de Genève el miércoles 1° de Septiembre, Sperisen declaró haber enviado una carta al procurador de Ginebra, declarándose dispuesto a responder a todas las preguntas que fueran necesarias a la justicia para aclarar su situación.