El pasaporte suizo seguirá siendo uno de los más difíciles de obtener en toda Europa(Keystone)

A partir de ahora es más difícil obtener el pasaporte rojo con la cruz blanca. La nueva ley sobre la nacionalidad, que entró en vigor el 1o de enero 2018, endurece las condiciones. Descripción de los principales cambios.

Los candidatos a la naturalización deben responder, a partir de ahora, a exigencias lingüísticas más elevadas. Deben dominar la lengua nacional local (francés, alemán o italiano, según la región lingüística) no solo a nivel oral pero también escrito. Es uno de los criterios para una “integración exitosa”, según lo establece la nueva Ley sobre la Nacionalidad.

El nivel exigido corresponde al A2 a nivel escrito y B1 para el oral, según el Marco común europeo de referencia para las lenguas. Los cantones tienen la libertad de definir condiciones todavía más estrictas. Algunos de ellos, en particular el de Berna, exigían, ya anteriormente, competencias escritas en materia idiomática.

Competencias lingüísticas

Los candidatos a la nacionalidad suiza deben probar su nivel lingüístico, presentando un diploma -que debe figurar en la lista de los certificados reconocidos- o bien el ‘pasaporte de lenguas’, expedido por la Secretaria de Estado de Migración (SEM). Para obtenerlo, podrán presentar en Suiza el examen de lengua ‘fide’ (Francés, Italiano, Alemán) o un dossier de validación.

Las personas de lengua materna correspondiente a uno de los idiomas nacionales son exceptuadas de presentar el comprobante, así como aquellas que han realizado al menos cinco años de escolaridad o bien una formación profesional en italiano, francés o alemán.

Participación a la vida económica

La nueva Ley exige también una “participación a la vida económica o la adquisición de una formación”. Si los beneficiarios de la ayuda social estaban ya excluidos, a partir de ahora los candidatos no deberán, tampoco, haberse beneficiado de dicha ayuda en los tres años precedentes a la presentación de su demanda. Las personas en el desempleo podrían también tener dificultades para ser naturalizados.

Historial judicial informatizado

Otra exigencia adicional es la relativa a los antecedentes judiciales. Actualmente, los candidatos a la naturalización, deben contar con un historial virgen y es exigido el certificado destinado a los particulares. Según la nueva Ley será considerado el historial judicial informatizado, accesible a las autoridades competentes, y en el cual las sentencias se mantienen por más tiempo.

Por ejemplo, las condenas con suspensión de ejecución, sea total o parcial, desaparecen del historial judicial destinado a los particulares una vez que se cumplió el tiempo de la libertad condicional. Sin embargo, ellas permanecen inscritas durante diez años en la versión electrónica del historial judicial.

10 en lugar de 12 años en Suiza

Solo los titulares de un permiso de residencia permanente (permiso C) podrán presentar una solicitud. A partir de la vigencia de la nueva Ley se excluyen las personas que posean un permiso de tipo B (que se debe renovar cada cinco años), los que posean un permiso de admisión provisoria (permiso F) y los funcionarios internacionales. Esta política restrictiva introduce, sin embargo, una flexibilización: la exigencia del tiempo de estadía en el país se reduce de doce a diez años.

Naturalización facilitada

Los nietos de los inmigrantes, por su parte, deberían poder obtener más fácilmente el pasaporte suizo en el 2018. El pueblo suizo aceptó en febrero del 2017 acordar la naturalización facilitada a los extranjeros de tercera generación. Sin embargo, el Gobierno debe todavía definir su entrada en vigor.

La nueva Ley sobre la nacionalidad introduce también criterios más estrictos para las personas que residen en el extranjero. Para obtener el pasaporte rojo con la cruz blanca deben probar, en particular, que tienen relaciones estrechas con Suiza.

Tener una abuela suiza no alcanza

La nueva Ley sobre la nacionalidad introduce también criterios más estrictos para las personas que residen en el extranjero. Para obtener el pasaporte rojo con la cruz blanca deben probar, en particular, que tienen relaciones estrechas con Suiza

Por Katy Romy

Suiza facilita la naturalización a los nietos de inmigrantes

Hasta ahora, los extranjeros que viven en Suiza deben pasar por un proceso de naturalización largo y costoso si quieren obtener el pasaporte suizo. Hoy Suiza aceptó un proceso simplificado para los nietos de familias que inmigraron hace varias décadas.

Histórico: Los suizos aceptaron anclar en la Constitución un proceso simplificado para obtener la nacionalidad suiza, si una nieta o nieto de inmigrantes se decide a dar el paso para obtener el pasaporte con la cruz blanca. La comunidad española que vive en Suiza tendría especial interés en esta nueva posibilidad.

Los ciudadanos suizos votaron  una modificación constitucional que permite facilitar los procedimientos para la naturalización de los extranjeros de la tercera generación (nietos) que viven en Suiza. En el país alpino, cabe decir, todo cambio en la Carta Magna debe pasar por la evaluación, en las urnas, de la ciudadanía, un paso necesario en la democracia directa helvética. Es la primera vez en la historia de las votaciones en Suiza que se acepta una revisión constitucional que permite facilitar el pasaporte a los descendientes de inmigrantes que viven en Suiza. Era necesario que el tema fuera aceptado por mayoría nacional y mayoría cantonal.

naturali faci 1natur fac 2

Italianos, croatas, turcos, españoles

En total, cerca de 25 000 jóvenes podrán, si lo desean, solicitar la naturalización facilitada. Según el profesor Philippe Wanner de la Universidad de Ginebra unos 2 200 extranjeros que viven en Suiza podrían cada año elegir este proceso simplificado. Los potenciales beneficiados son, principalmente jóvenes de Italia, Turquía y los Balcanes y, por supuesto, en menor medida, los españoles.

En el siguiente gráfico claramente se puede observar quién puede hoy beneficiarse de la modificación, y quién podría beneficiarse en el futuro, en un país donde más del 80% de la población extranjera en Suiza es originaria de un país europeo.

tierra de emprop de exrt
¿Qué cambia concretamente?

Primero, hay que decir que este decreto federalEnlace externo armoniza en todo el país las condiciones para el caso de nietos de inmigrantes, puesto que ya 16 de los 26 cantones (estados) han flexibilizado el trámite. Dicho de otro modo, es un empujoncito para que todos los cantones acepten otorgar derecho de nacionalidad a los inmigrantes que han nacido y crecido en Suiza.

En cuanto a las condiciones a cubrir, atención, el pasaporte suizo no será un regalo:

Exigencias para el candidato:

– Debe tener menos de 25 años de edad.

– Debe haber nacido en Suiza.

– Tener un permiso de residencia ‘C’.

– Demostrar que al menos uno de los padres del candidato cursó al menos 5 años de escuela obligatoria (primaria o secundaria) en Suiza y haber nacido en Suiza o tener permiso ‘C’ (vigente al menos 10 años).

– Condición a demostrar de la vida en Suiza de uno de los abuelos: que haya nacido en Suiza o que fue titular de un permiso de residencia en el país.

“Meritábamos este reconocimiento”

La nacionalidad suiza no se adquiere automáticamente, por lo que muchos extranjeros nacidos en este país conservan la de sus progenitores. Así, una quinta parte de la población ‘extranjera’ ha nacido en suelo suizo. Y entre los extranjeros nacidos fuera de Suiza, cerca de la mitad (44%) residen en el país alpino de forma permanente desde hace diez o más años.

En ese contexto, en 2004, por escaso margen (51,6%), la ciudadanía no permitió la entrega automática del pasaporte rojo con la cruz blanca a los extranjeros de la tercera generación.

En 2008, una inmigrante italiana, Ada Marra, volvió a la carga. La diputada socialista presentó su iniciativa parlamentaria ‘Para que Suiza reconozca a sus hijos”. Luego de haber obtenido el apoyo en el Legislativo suizo, nueve años después, el decreto que nació de su impulso se evaluó positivamente hoy por el pueblo suizo, el que tiene la última palabra en toda modificación constitucional.

Parra advierte que el ‘sí’ del pueblo suizo a su propuesta es “una gran victoria”. No obstante, subraya que en cuanto a los resultados concretos, se trata de “un pequeño paso, que meritábamos”.

“El reconocimiento es para esa gente que ha contribuido a construir este país”, recordó en la mesa de análisis y comentario emitida por la televisión suiza RTS . En el mismo tenor se expresó el Gobierno de Suiza, con el comentario de la ministra de Justicia y Policía, Simonetta Sommaruga: «Es un compromiso alcanzado para dar oportunidad a esa juventud que ha crecido en Suiza de obtener la naturalización facillitada. Es un reconocimeinto también para sus padres, para tres generaciones de inmigrantes que han participado en el desarrollo del país».

Por Patricia Islas
https://www.swissinfo.ch