Cumbre de los Pueblos fijará posición solidaria con Lula en Peru

La Cumbre de los Pueblos, paralela a la cita de presidentes del continente, fijará posición frente a la decisión judicial de encarcelar injustamente al expresidente brasileño, Luiz Inazio Lula da Silva, informaron los organizadores.

Tenemos que pronunciarnos, dijo el secretario general de la Confederación General de Trabajadores de Perú (CGTP), Gerónimo López, al expresar la solidaridad de la central obrera con el exgobernante brasileño.

Aseveró que el fallo adverso forma parte de la ejecución de una estrategia de Estados Unidos y sus aliados derechistas del continente, ‘para frenar los avances logrados por los países de América Latina bajo gobiernos progresistas.

El costarricense Jorge Coronado, uno de los intelectuales que participará en el foro sobre esa situación política latinoamericana, indicó que la Cumbre Social, a realizarse del 10 al 14 de abril, analizará el caso de Lula y Brasil.

Adelantó que en el vecino país las fuerzas conservadoras usan contra Lula la manipulación de la institucionalidad estatal y tienen bajo su control al Poder Judicial.

‘Y no solo trataremos el caso de Brasil, sino también el de Honduras, donde hay un gobierno producto de un fraude electoral, reconocido por la propia Organización de Estados Americanos (OEA) y que no forma parte de la agenda de la VIII Cumbre de la Américas’, dijo.

Mencionó también la situación de Paraguay y otros casos en los que gobiernos supuestamente democráticas y factores de poder violentan la voluntad popular, como parte de la contraofensiva derechista dirigida por Washington.

De otro lado, el parlamentario peruano Manuel Dammert comentó que ‘la derecha brasileña, golpista y corrupta, aliada y peón con Trump y el Imperio en crisis, han dictado una burda sentencia de prisión al expresidente Lula’.

Señaló que el objetivo es impedir que Lula, gran favorito para ganar las próximas elecciones, sea elegido presidente por tercera vez y para ello se esa una justicia ‘selectiva, discriminatoria y con afán político mafioso’.

‘Pretenden favorecer a un candidato presidencial ex militar, de corte fascista, que tiene menos de 20 por ciento de respaldo’ en las encuestas sobre intención de voto para las elecciones de octubre próximo.

Lima es desde hoy capital de los pueblos de América Latina y el Caribe

Con el inicio este martes de la Cumbre de los Pueblos, un evento alternativo a la VIII Cumbre de las Américas, Lima se convierte en la capital latinoamericana y caribeña de los movimientos sociales, partidos progresistas y jóvenes comprometidos con la unidad, el antiimperialismo y los principios de justicia e igualdad para la región.

El evento, que se extenderá hasta el próximo 14 de abril, será un “gran acto de solidaridad continental”, dijo a la prensa cubana el secretario general de la Confederación General de Trabajadores de Perú (CGTP), Gerónimo López, uno de los organizadores.

En ese sentido, destacó el apoyo a la Revolución Cubana y reafirmó el respaldo a los gobiernos progresistas y de izquierda de América Latina y el Caribe que vienen siendo “saboteados por el imperialismo”.

Entre los actos previstos, añadió, está una gran marcha antiimperialista bajo el lema “Fuera Trump del Perú”, que se llevará a cabo el día 12 de abril y a pocas horas de que el mandatario estadounidense arribe por primera vez a América Latina.

Representantes de diversos colectivos sociales declararon a Granma que el pueblo peruano tiene la responsabilidad de dejar sentado cuál es el sentir de los latinoamericanos respecto a este presidente.

Expresan que el 12 de abril hay un compromiso de unión de todas las fuerzas para demostrar a través de una marcha antiimperialista el repudio a la presencia de Donald Trump y el apoyo a la Revolución Cubana, la Revolución Bolivariana y los movimientos progresistas.

En medio de este escenario, también abre sus puertas hoy el Foro de la Sociedad Civil, un espacio liderado por la Organización de Estados Americanos que se utiliza para singularizar a países que no son del agrado de Washington.

Los representantes de la sociedad cubana arribaron el domingo a Lima y ratificaron mediante una declaración que participarán en los foros paralelos y en la Cumbre de los Pueblos con “gran sentido de responsabilidad y espíritu constructivo», pero no se tolerarán provocaciones”.

 Cumbre de las Américas, un pasito para adelante y dos para atrás

La VIII Cumbre de las Américas llega a su cita en Lima esta semana al ritmo de un pasito para adelante y dos para atrás que ha marcado la evolución de la integración económica y política continental desde la institucionalización de este foro presidencial en 1994.

La creación de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), propósito primigenio pactado en 1994 en Miami durante la primera edición de estas cumbres trienales, está hoy más lejos que nunca de convertirse en realidad.

Ese mismo año había entrado en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, Canadá y México, que era el modelo de expansión regional para el ALCA y que hoy está en proceso de desmantelamiento, al menos en las declaradas intenciones del presidente estadounidense, Donald Trump.

Por ese motivo, en un claro retroceso, la de Lima será la primera Cumbre de las Américas en que México y Canadá, por un lado, y EE.UU., por otro, se presenten en abierta discordia.

Otros proyectos de integración regional, como el Pacto Andino -rebautizado como Comunidad Andina (CAN)-, el Sistema de la Integración Centroamericana (CAN) o el Mercado Común del Sur, sobreviven con vaivenes mientras los presidentes de todos los países del continente se reúnen cada tres años en la llamada Cumbre de Las Américas con mayores ambiciones pero también truncadas.

En el ámbito político, Cuba, el gran ausente de estas reuniones hasta que fue aceptada su presencia en la última, celebrada en Panamá el 2015, también ha sido su constante protagonista.
Quizás por eso en su primera intervención ante una Cumbre de las Américas, el presidente cubano, Raul Castro, comenzó su discurso con esta frase: “ya era hora de que yo hablara aquí a nombre de Cuba”.

Aquella cumbre de Panamá adquirió un carácter histórico precisamente por la asistencia de Cuba y por convertirse en el escenario en el que se fraguó la reanudación de relaciones diplomáticas entre La Habana y Washington.

El alentador encuentro en Panamá con apretón de manos incluido entre Raúl Castro y el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama, se ha convertido en una sombría incógnita para la cita en Lima por las manifiestas intenciones de Trump de volver a enfriar las relaciones entre ambos países.

La cumbre de Panamá con el acercamiento entre EEUU y Cuba conllevó igualmente una tan promisoria como frustrada flexibilización del régimen en Venezuela y del eje formado en torno suyo y enfrentado a Washignton por los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El talante de actual presidente de EE.UU. no ha hecho otra cosa que echar más leña al fuego del argumentario y su radical puesta en práctica del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Y todo indica que en la cumbre de Lima Venezuela sucederá a Cuba en su condición histórica de país ausente pero protagonista de todos los debates.

La situación en Venezuela marca actualmente el mayor grado en el dinamómetro de la impotencia continental para tomar y ejecutar decisiones conjuntas.

La figura de Trump también parece haber alimentado esa impotencia, ante la disyuntiva en el continente de la necesidad de mantener buenas relaciones con el poderoso vecino del norte y la imposibilidad de aceptar sus posiciones.

México es el país más afectado al tener que entenderse con un vecino que quiere reforzar un muro en su frontera y pretender que lo pague, además de romper el TLCAN.

Junto a México, los países del llamado Triángulo Norte Centroamericano (Guatemala, El Salvador y Honduras), y también Nicaragua, se han visto afectados por las nuevas y agresivas políticas de EE.UU. contra la inmigración.

Si bien en anteriores citas de la Cumbre de las Américas han sido los países o bloques latinoamericanos los que han protagonizado tanto pasos para adelante como para atrás, claramente en el caso de la de Lima es el presidente de Estados Unidos el que a priori ya marca un acentuado ritmo de retroceso en la integración continental.

Participantes en Cumbre de los Pueblos rechazarán presencia de Trump en Perú

Los participantes en la Cumbre de los Pueblos, evento paralelo a la Cumbre de las Américas, tienen previsto varias acciones de rechazo a la presencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Perú.

La delegación cubana intervendrá en varios eventos para exponer la realidad de la Isla y las experiencias en cuanto a democracia participativa. La periodista Anisley Torres con los detalles.

Sociedad civil cubana denunciará cruzada contra Venezuela

Estudiantes, trabajadores, profesionales, religiosos y otros sectores de la sociedad civil cubana denunciarán en la VIII Cumbre de las Américas de Lima y esta capital la cruzada de Estados Unidos y la derecha internacional contra Venezuela.

Integrantes de la delegación de la isla que participará a partir de hoy en los foros de la sociedad civil de la VIII Cumbre adelantaron a Prensa Latina las posturas que fijarán en la capital peruana ante acciones como la exclusión del gobierno venezolano de la reunión hemisférica, la cual tendrá el 13 y 14 de abril su segmento de alto nivel.

‘Queremos ser voz de todos los que sufren y que no pueden reclamar sus derechos en este contexto de auge del neoliberalismo y de los sistemas hegemónicos. Los estudiantes cubanos seremos venezolanos donde haga falta’, precisó la víspera el presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, Raúl A. Palmero, poco antes de viajar hacia Lima.

Los jóvenes levantarán su voz en apoyo a la Revolución Bolivariana

También la presidenta de la Brigada José Martí de Instructores de Arte, Lilian Mendoza, aseguró que en el foro de los jóvenes de la VIII Cumbre se escucharán las voces de quienes condenan las agresiones contra Venezuela.

En Cuba seguimos apostando por la unidad latinoamericana, por eso apoyaremos a Venezuela, al encarcelado expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y a todas las causas nobles del continente, afirmó.

Por su parte, el reverendo Joel Ortega opinó que las campañas antivenezolanas no son casuales, pues ‘se enmarcan en el intento de desmovilizar a los pueblos y de enfrentar a quienes se levantan contra la opresión de las transnacionales y los círculos de poder’.

Denunciaremos en Lima todo esto, en una cumbre en la que el combate a la corrupción es el tema central, pero nada genera más corrupción que el capitalismo y sus monopolios, que están destruyendo al planeta, dijo.

Venezuela ha sido blanco de una persistente campaña en su contra

Venezuela no fue invitada a la VIII Cumbre de las Américas y en los últimos meses ha sido blanco de sanciones económicas y financieras, y hasta de amenazas de agresión militar por Estados Unidos.

Según representantes de la sociedad civil cubana, también esta capital será escenario de muestras de solidaridad con el país sudamericano, las cuales acompañarán las previstas en Lima.
Para el jueves fue convocado un tuitazo, en el que se espera el apoyo de internautas de la isla a la Revolución Bolivariana, mientras el viernes la escuela habanera Hugo Chávez y la Casa Simón Bolívar acogerán actividades de respaldo a Venezuela.

cumbre de los pueblos 1cumbre de los pueblos 2

https://www.nodal.am con : Prensa Latina, Crónica Viva, Gestión Cuba TV