QUITO, 18 jul (Reuters) – La Asamblea de Ecuador nombró a una abogada con experiencia en empresas y tributos como nueva vicepresidenta del país, la cuarta persona en ocupar el cargo durante el periodo del presidente Lenín Moreno y a menos de un año de cumplir con su mandato.

María Alejandra Muñoz, de 41 años y directora del Servicio Nacional de Aduanas de Ecuador, fue designada como vicepresidenta con 75 votos afirmativos de los 135 legisladores presentes en una reunión virtual la noche del viernes.

Muñoz remplaza en el cargo a Otto Zonnenholzner, quien dimitió este mes argumentando que había cumplido con su tarea y luego de liderar acciones para contener uno de los peores brotes de coronavirus de la región en la ciudad de Guayaquil entre marzo y abril.

“Recibo esta designación democrática a tan alta dignidad, con agradecimiento y profundo compromiso con el Ecuador”, dijo Muñoz en su cuenta de Twitter. “Gracias Presidente por su confianza, cuente con mi trabajo”, añadió.

La nueva vicepresidenta, que además tiene un posgrado en Prevención de Violencia contra la Mujer y Políticas de Inclusión, fue nombrada de una terna enviada por Moreno a la Asamblea, que incluía además a dos de sus más cercanos colaboradores, que no alcanzaron los votos para su designación.

El primer vicepresidente de Moreno fue Jorge Glas, un aliado del expresidente de izquierda Rafael Correa, pero fue cesado en sus funciones por una sentencia de seis años en prisión por actos de corrupción.

La Asamblea designó en su remplazo a María Alejandra Vicuña, quien renunció acusada por cobros indebidos a sus excolaboradores cuando se desempeñaba como legisladora. Sonnenholzner fue nombrado su sustituto en diciembre de 2018.

Reporte de Alexandra Valencia; editado por Carlos Serrano

Militares salen a las calles de Quito para contener la propagación del coronavirus

QUITO, 17 jul (Reuters) – El Gobierno de Ecuador desplegó el viernes a cientos de militares y policías en varios puntos de la capital Quito para controlar aglomeraciones en el espacio público, en un intento por contener la propagación del coronavirus en la ciudad, donde los contagios ya superan los 10.000.

Foto de archivo. Un agente de policía ecuatoriano comprueba los documentos de paso seguro de un conductor después de que el gobierno ecuatoriano restringiera los viajes dentro del país y declarara un toque de queda nocturno como respuesta a la enfermedad coronavirus (COVID-19), en las afueras de Quito. 17 de marzo de 2020. REUTERS/Daniel Tapia

Los policías salieron con perros a las calles, mientras que los militares llegaron en vehículos del Ejército a siete sectores de Quito, en donde hay gran cantidad de vendedores informales, gentíos en el espacio público y varias reuniones sociales, pese a que siguen restringidas por la pandemia.

“En Quito, es directamente proporcional el tema de incivilidades e irresponsabilidades de la población (…) con los niveles de contagio”, dijo el director del Servicio Integrado de Seguridad, Juan Zapata, a un canal local.

La capital ecuatoriana, con unos 2,8 millones de habitantes, registra en las últimas semanas un rápido y sostenido crecimiento de contagios de coronavirus, que ha atestado a hospitales públicos y privados de la ciudad de pacientes con síntomas de COVID-19.

A inicios de junio cuando relajó las medidas de confinamiento, la ciudad registraba unos 3.900 contagios, pero para el viernes ya sumaban cerca de 10.400 casos y más de 550 fallecidos de coronavirus, según datos oficiales.

El Municipio de Quito dijo que desde abril ha recogido 148 cadáveres en domicilios y la vía pública en medio de la pandemia.

Varias instituciones públicas en la ciudad decidieron reducir sus horarios de atención al público y mantener la mayor parte de su personal en teletrabajo ante el creciente contagio, pese a que están autorizados a retomar parte de sus actividades.

Los operativos continuarán en los próximos días en Quito y se aplicarán sanciones, según el Gobierno.

Otras ciudades del país petrolero también han incrementado los casos y sus hospitales están llegando al límite de su capacidad, según la autoridad local de cada jurisdicción.

Ecuador registra unos 72.444 contagios y 5.250 fallecidos por coronavirus. Mientras que otras 3.370 muertes se contabilizan como probables por COVID-19, según datos oficiales.

Reporte de Alexandra Valencia y José Llangarí; Editado en español por Javier López de Lérida

https://lta.reuters.com