El 4 de Octubre, en Ginebra, con ritmos clásicos y alegres tales como Mambo, se realizó el concierto de beneficencia de la Orquesta de la Juventud Venezolana que se efectuó en el Victoria Hall, recogiendo la suma de 38 mil dólares. Este monto estará totalmente destinado al Fondo de contribuciones voluntarias de la Naciones Unidas para las víctimas de la tortura.

Bajo la forma de un tributo para la humanidad, esta orquesta compuesta de jóvenes, dio el segundo concierto el 5 de Octubre con ocasión de la presentación del informe de Venezuela al Examen periódico universal del Consejo de los Derechos Humanos, que se efectuó el 7 de este mes.

El ministro venezolano de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro, Remise_fonds_ONU_Ministre__Maduro_Vzla_par_B_De_Peyer-400vivamente agradeció a todos los que hicieron posible la participación de la orquesta “Simón Bolivar” en el momento de esta presentación, cuyo eslogan era: “Para que sea humana, la humanidad”.

“Creemos en la construcción de una patria humana, la construcción de una gran patria Latinoamericana. Es por eso que le aportamos el amor más profundo y la sensibilidad de nuestro pueblo a través de nuestros jóvenes”, declaró Maduro.

La Orquesta se deriva del Sistema nacional de orquestas de jóvenes y de niños, una fundación creada en 1976 por el director venezolano Antonio Abreu. El “Sistema” es considerado como un modelo ejemplar de las políticas de inclusión y democratización cultural que ya cambió la vida de más de dos millones de niños y jóvenes.

El-Festival-de-Salzburgo-homenajea-a-la-musica-integradora-de-Jose-AbreuEl maestro Abreu llegó de Berlin, donde acaba de recibir el premio Eco de la industria discográfica alemana. Su proyecto demostró que la música transforma al ser humano. Todo el mundo tiene el derecho de acceder a la belleza de la música, de la orquesta, del canto, del arte. “Es el patrimonio de todos los niños y jóvenes”, declaró al final del concierto.

La orquesta, bajo la dirección del Maestro Alfredo Rugeles dio otro concierto el viernes 7 de Octubre en el Teatro Filarmónica de la ciudad italiana de Verona.