Timochenko denuncia hostigamiento de los militares

Una gran tensión se vive en Vista Hermosa (Meta). Miembros del Ejército Nacional habrían entrado a uno de los puntos de preconcentración “con el objetivo de llevarse unidades guerrilleras”.

Así lo denunció este jueves el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, quien acusó a miembros de la institución castrense de interferir en el proceso de desmovilización en el que se embarcó la guerrilla el pasado primero de diciembre cuando se puso en marcha el cronograma de la dejación de armas.

“Sectores militaristas hostigan a guerrilleros de las @FARC_EPueblo en punto de preagrupamiento en Vista Hermosa-Meta”, escribió Timochenko, en su cuenta en Twitter.

El comandante de las FARC acompañó el trino de un comunicado en el que denuncia que integrantes del Ejército violaron el cese del fuego bilateral y definitivo, vigente desde agosto, pactado en el acuerdo de paz refrendado por el Congreso el 30 de noviembre.

Según el comunicado, el martes a las 5 de la tarde nueve miembros del Ejército en motocicletas de alto cilindraje cruzaron los límites del punto de preconcentración.

“Los guerrilleros tuvieron contacto visual con dichos efectivos del Ejército por alrededor de dos horas absteniéndose de abrir fuego, hecho que ratifica nuestra voluntad de paz”, se lee en el documento.

Las FARC sostuvieron que la acción se debe a una “campaña premeditada” de sectores de la fuerza pública que pretenden la “deserción y traición” de tropas guerrilleras, pese al pacto de paz alcanzado a finales de noviembre con el gobierno de Juan Manuel Santos.

“Hay constantes provocaciones alrededor del área del punto de preagrupamiento como sucedió cuando una patrulla de la Brigada XII cuyos integrantes se desplazaban encapuchados intimidando a pobladores”, señalan.

Además, denunciaron sobrevuelos el 22 de noviembre de un avión militar sobre el punto de preagrupamiento.

“No se entiende que en esta etapa final en que se busca poner fin a una confrontación de más de 52 años aún persistan sectores militares poniendo trabas a la construcción de la paz”, agregan.

Siguiendo los tiempos fijados en La Habana, se espera que en los próximos días la guerrilla termine su traslado a las 27 zonas de concentración donde se dará el proceso de dejación de armas y su tránsito final a la vida civil.

Colombia: la Cumbre Agraria presenta informe sobre asesinatos de líderes sociales

Sigue la preocupación por la violencia contra líderes sociales y defensores de derechos humanos en el país, tras haberse logrado un acuerdo de paz con las Farc.

Esta vez por cuenta de un informe de la Cumbre Agraria, plataforma que reúne a organizaciones campesinas, étnicas y populares. Esa organización documentó 31 asesinatos más, respecto al año pasado, ocurridos durante el 2016.

cumbre agraria 2014 600x350 d08f8En el registro de afectados desde el 1.º de enero hasta el 4 de diciembre de este año aparecen 94 casos de homicidio de dirigentes rurales, indígenas, estudiantiles y afrocolombianos. Esta cifra es la más alta en los últimos seis años, según la base de datos de la comisión de derechos humanos de esa organización.

El más reciente asesinato reportado ocurrió el 4 de diciembre pasado. Rubiela Coicué, del resguardo indígena López Adentro en Caloto, Cauca, fue la víctima. Aún no se tienen pistas de los autores.

A pesar de que el proceso de paz de La Habana trajo consigo la reducción del número de afectados por el conflicto, la Cumbre sostiene que “se incrementaron los índices de violencia sociopolítica” contra esos líderes.

¿Los factores de la persecución? El informe señala la reconfiguración del paramilitarismo, la oposición a megaproyectos en los territorios y la estigmatización de los líderes por su defensa del diálogo como salida al conflicto armado.

“El accionar paramilitar en el territorio nacional se erige como la principal amenaza al proceso de paz entre las Farc y el Gobierno, y a los diálogos con el Eln, que eventualmente iniciarán su fase pública en los próximos días”, destaca el informe.

De los 94 casos de asesinatos se tiene como presuntos responsables a los paramilitares en 73 casos, al Ejército en 3, a la Policía en 4, y 14 a desconocidos.

El Cauca y Antioquia son los departamentos que encabezan –confirmado por otros informes, como el de Somos Defensores–, la lista donde más se presentan los asesinatos de líderes: 25 y 15, respectivamente. Le sigue Nariño, con 8.

el cauca cae84

Además de los homicidios, el informe también da cuenta de 46 atentados, 302 amenazas y 5 desapariciones forzadas de líderes sociales durante este año.

En medio del encuentro que sostuvo la Cumbre Agraria durante cuatro días en Bogotá, la semana pasada fue radicado dicho texto ante el presidente Juan Manuel Santos.

“Estamos muy preocupados. Necesitamos que el Gobierno nos garantice la seguridad. Por eso es muy importante que se ponga en marcha la mesa técnica de protección del acuerdo de paz”, dice Aída Quilcué, vocera de la Cumbre.

http://www.onic.org.co/comunicados-de-otros-sectores/1590-informe-de-ddhh-de-la-cumbre-agraria-2016-evidencia-la-grave-situacion-de-derechos-humanos-en-colombia

Colombia: denuncian continuas amenazas en contra de líderes sociales, indígenas y defensores de
La Red de Derechos Humanos del Putumayo, la Baja Bota Caucana y Cofanía Jardines de Sucumbíos de Ipiales- Nariño, pocos días después de los hechos violentos acompañados de la muerte de Guillermo Vergaño, Presidente de JAC de la Vereda Buenos Aires, del Municipio de Puerto Asís, informamos para toda la comunidad nacional e internacional, defensores y defensoras de derechos humanos, movimiento social y popular en general y plataformas de unidad, los siguientes hechos, objeto de denuncia pública:

1. El 14 de diciembre de 2016, Concejales del Municipio de Puerto Leguízamo – Putumayo, recibieron en sus celulares llamadas intimidantes y amenazas de muerte, en las que les decían que son objetivo militar se activaría un plan pistola en su contra. Los concejales amenazados de muerte son: LUIS EDUARDO CORTÉS VARGAS, Partido Alianza Verde; FABIAN DANIEL TORO RIASCOS, Partido Polo Democrático; HUGO ENRIQUE GARCÍA ALZATE del Movimiento Alternativo Indígena y Social – MAIS. Estas llamadas fueron recibidas desde el número 3133222636.

2. El 15 de diciembre de 2016, el presidente de la JAC de la Vereda La Florida, que se encuentra en el corredor que conduce de Puerto Vega a Teteyé -Puerto Asís, Putumayo-; recibe una llamada en la que le dicen que debe irse de la vereda sino lo matan.

3. El 19 de diciembre de 2016, el señor ALDEMAR GIRALDO quien periodista comunitario de la Emisora Comunitaria La Exitosa Estéreo y quien vive en la Vereda La Carmelita del corredor Puerto Vega- Teteyé, recibió un mensaje de texto en su celular en el que lo amenazaban de muerte, firmaba el mensaje un grupo autodenominado sendero luminoso. El mensaje fue recibido desde el número 3213115986.

4. El 19 de diciembre de 2016 en horas de la mañana en la Oficina del PLADIA- MEROS en el municipio de Puerto Asís, Putumayo, se encontraron las chapas de la puerta principal forzadas y violentadas, afortunadamente por el grado de seguridad de las mismas cerraduras, no se evidenció que ingresaran al lugar.

Las anteriores situaciones las conoce a totalidad, las instituciones del orden municipal y departamental, como el Departamento de Derechos Humanos de la Policía Nacional del Putumayo. Se ha notificado a la Misión Política de Las Naciones Unidas para el Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación Al Cese Bilateral Del Fuego Y Hostilidades Y Dejación De Armas.

EXIGIMOS AL GOBIERNO NACIONAL y al Ministerio del Interior, que se tomen medidas urgentes de protección y prevención para todos y todas las habitantes del corredor Puerto Vega-Teteyé, así como para los líderes campesinos, comunitarios, indígenas, campesinos afrodescendientes que son veedores de la implementación del proceso de paz, el acuerdo final y la implementación del mismo en los territorios priorizados para el pos acuerdo.

Paz son garantías, no perderemos la esperanza, con más fuerza continuará la denuncia y las fuerzas para transformar nuestro país. La lucha contra la impunidad y el odio son tareas que nos unirán a toda la sociedad civil, por el respeto a la vida por encima de cualquier diferencia, así pensemos, hablemos o digamos diferente, que el respeto se materialice en justicia, verdad y garantías de no repetición, hacia la paz con justicia social, estable y duradera.

Prensa Rural