Por Martín Montiel

El director Marc Silver y el actor mexicano Gael García Bernal parecen haber hecho una apuesta, decirnos “cuando vale la vida de un emigrante”. El resultado impreso en celuloide quedará también en nuestras memorias, ellos lo llamaron Who is Dayani Cristal?

 En competencia, por el premio “Documentales de creación”, en la Décimo segunda edición del Festival de Cine y Fórum Internacional por los Derechos Humanos de Ginebra, esta película nos hace ver algo que quizá ya sabíamos, o quizá hemos vivido en carne propia, que los migrantes tienen en común un estigma; el de querer invadir o desposeer al “otro”. Siendo “el otro” aquel que todavía no ha tenido que emigrar de su país en busca de un futuro mejor.

Who is Dayani Cristal o cómo saber la identidad de un migrante?

Estrenada en 2013, la película fue galardonada con el premio de la cinematografía en el Festival de Cine Sundance el año,pasado y fue seleccionada en otros tres festivales: HotDocs, el 51er Festival de Cine de Nueva York en 2013 y el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Conmovedor para quienes tienen la sensibilidad de percibir el dolor y el sufrimiento de quienes se ven forzados a emigrar, y un recuerdo ingrato para quienes han tenido que vivirlo. El documental muestra la ruta que atraviesan los latinoamericanos, por el desierto de Sonora, como una de las vías ilegales para llegar a la gran potencia del norte de América.

Gracias a la interpretación de Gael García Bernal, el espectador logra integrarse en uno de los múltiples viajes realizados por aquellos que buscan alcanzar el  “sueño americano”.

Sin artificios ni efectos especiales el documental muestra la realidad tal cual es. El encuentro con seres humanos humildes,  pero llenos de esperanza, impregnan una atmosfera de ternura y simpatía.

Gael García Bernal

 El protagonista de “Y tu mamá también», «Amores Perros”, “La mala educación” y “No”, entre otras, llevando como único equipaje una mochila, nos muestra los pasos indispensables para llegar al otro lado de la frontera: subir al techo del tren, sujetarse para no caer, lanzarse al momento de ver a la guardia fronteriza; correr, pagar al “coyote” que se ocupa de indicarte como atravesar la frontera.

En un clima de solidaridad, pero lleno de tensión, vemos como esas personas crean lazos fuertes por lograr el sueño común, sabiendo que en cualquier momento pueden perder sus vidas. La peor parte de la tragedia es quizá la de perder su identidad, por ser una de las peores formas de deshumanización.

Dayani Cristal se convierte así en una pista clave que permite recobrar “la humanidad” de una de las víctimas, así como su derecho a existir y no ser simplemente el número que asignan los guarda-fronteras estadounidenses cuando encuentran   restos humanos.

Lo que no dice el documental

A pesar de la riqueza de detalles que nos brinda, el documental omite, tal vez por razones obvias, las verdaderas causas por las cuales millones de seres humanos son obligados a quitar sus países.

En el caso de América Latina, por ejemplo, la de ver la falta de voluntad política de muchos gobiernos que se mantienen insensibles ante sus congéneres. Quizás, por mantenerse en el poder prefieren ofrecer concesiones a empresas extranjeras para la explotación de sus terrenos, que implementar medidas que favorezcan el desarrollo de su propio país.

Lo curioso de todo esto Jacqueline Roiz1es que a la hora de dictar leyes a los países “pobres”, estos nunca pusieron condiciones, ni exigieron visas o pasaportes. Los que imponen su poder se llevan las riquezas sin hacer concesiones. A los migrantes, esos que atraviesan caminos peligrosos se les exigen visas o autorizaciones de residencia, cuando el único crimen que cometen es el de querer vender su fuerza de trabajo para ganar dinero honestamente.

Al final de cuentas, parece que no todo está dicho con relación a la situación de los migrantes. En Suiza, durante las recientes votaciones de febrero, el pueblo optó por una ley que limita a contingentes la llegada de extranjeros a este país.

En esa ocasión, Jacqueline Roiz del partido de los Verdes, anunció que la aprobación de ese voto estaría condicionada en parte por una gran campaña de desinformación, organizada por el partido Unión Democrática de Centro (UDC), emisor de la propuesta.

Durante el evento, denominado “Fiesta contra la Xenofobia “, realizado en la Casa de las Asociaciones de Ginebra el pasado 1ero de Febrero, la ex-diputada de ese partido, explicó que la UDC estaba jugando con el miedo de la gente. “Ellos están usando como pretexto que de no aceptar esa ley, Suiza, se vería afectada por una inmigración desmesurada, que perjudicaría sobre todo a las a las familias más vulnerables económicamente”.

Roiz agregó que las verdaderas causas de la inmigración no se mencionan, sobre todo porque este fenómeno es provocado por un intercambio comercial y unas políticas económicas “desequlibradas” establecidas por las grandes potencias económicas, que obligan a las personas originarias de países con menos recursos a abandonar a sus familias para poder garantizarles sustento y educación.