El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que el número de menores no acompañados que cruzaron la frontera entre Estados Unidos y México prácticamente se redujo a la mitad en lo que va de año.

En un discurso sobre los derechos humanos de los migrantes durante la 29ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, Zeid Ra’ad Al Hussein señaló que uno de los factores que explica el declive en la migración de menores que huyen de la violencia y las pandillas criminales en El Salvador, Guatemala y Honduras se debe a la mayor militarización de las fronteras de México.

Sin embargo, el Alto Comisionado alertó que esta medida no se ha visto acompañada de mejoras en las condiciones en los países de origen que los impulsan a huir del país. “La resolución de esta situación debe centrarse en el porqué de la migración, no sólo en el cómo. Donde hay rendición de cuentas, imperio de la ley, inclusión y respeto por los derechos de las personas a los servicios básicos, las personas no arriesgan sus vidas ni las de sus hijos para huir”, dijo Zeid.

Además, señaló que Estados Unidos sigue conservando la mayor infraestructura de detención de inmigrantes del mundo, con un costo de unos 2.000 millones de dólares al año. Zeid pidió alternativas urgentes a la detención, especialmente para los niños.

El Alto Comisionado también expresó su preocupación por los planes de expulsar a un gran número de haitianos indocumentados de la República Dominicana. Ante la gravedad del problema, instó a las autoridades dominicanas a asegurarse de que los derechos de los migrantes sean siempre respetados y que se siga el debido proceso en todo momento. Las personas con una razón legítima para permanecer en la República Dominicana deberían de estar protegidos de la deportación, apuntó.

La OIM y el gobierno de México presentan una iniciativa para proteger a migrantes

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el gobierno de México presentaron en abril 2014 una herramienta en línea que tiene el objetivo de proteger y promover la seguridad de los migrantes en tránsito. La plataforma brindaría información actualizada sobre diversos temas, incluido la trata de personas, los migrantes menores de edad, los derechos humanos y la prevención del crimen.

La herramienta fue diseñada por funcionarios, representantes de la sociedad civil y oficiales consulares latinoamericanos responsables de prestar asistencia y protección a migrantes, solicitantes de asilo y refugiados.

La OIM recordó que un creciente número de redes del crimen organizado, que operan en la ruta de los migrantes hacia el norte, hace que esas personas sean cada vez más vulnerables a secuestros, explotación laboral o sexual, violencia, robo, violaciones y asesinatos.

Además, los migrantes carecen de acceso a los servicios de salud, alimentos y sitios de descanso en su viaje de América Central a Estados Unidos.

El jefe de la Misión de la OIM en México, Thomas Lothar Weiss, indicó que la magnitud del problema de los migrantes en tránsito por ese país requiere una respuesta más amplia que los programas de asistencia implementados hasta ahora por el gobierno mexicano y varias agencias de la ONU.

Para ello, añadió, deben buscarse soluciones coordinadas que respondan específicamente a las necesidades de los migrantes y, al mismo tiempo, debe fortalecerse la capacidad de las instituciones.

Fuente: http://www.un.org