Imagen de archivo. Una mujer sostiene una pequeña botella etiquetada como “vacuna COVID-19”, como foto de ilustración. 10 de abril de 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

CIUDAD DE MÉXICO, 29 jun (Reuters) – México está en conversaciones con el gobierno y laboratorios privados de China, así como con la compañía AstraZeneca para probar una vacuna experimental contra el COVID-19, dijo el lunes una funcionaria de la Cancillería del país latinoamericano.

En un intento por detener el avance del coronavirus, que ha infectado a poco más de 10 millones de personas y ha cobrado la vida de más de 500,000 en todo el mundo, se están desarrollando y probando más de 100 vacunas a nivel global.

Martha Delgado, subsecretaria de Asuntos Multilaterales de la Cancillería mexicana, dijo a Reuters que su gobierno está buscando colaborar con diferentes países y laboratorios que trabajan en las vacunas experimentales, pero que, hasta ahora, no se ha tomado una decisión.

“Hemos tenido conversaciones con las personas que están desarrollando la investigación de la vacuna en la Universidad de Oxford y directamente también con AstraZeneca”, aseguró Delgado.

“Tenemos conversaciones con laboratorios y el gobierno de la República Popular de China”, agregó. La Universidad de Oxford y AstraZeneca no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la vacuna de AstraZeneca es la principal candidata del mundo, y la más avanzada en términos de desarrollo, para obtener la licencia y convertirse en la vacuna oficial contra la enfermedad.

La farmacéutica global, con sede en Londres, ya está llevando a cabo ensayos en humanos a gran escala y está en la fase intermedia de la vacuna, que fue desarrollada por investigadores de la Universidad de Oxford.

Por Stefanie Eschenbacher 

Presidente México dice instruyó elaborar denuncias contra eléctricas por fraude en contratos

CIUDAD DE MÉXICO, 30 jun (Reuters) – El presidente de México dijo el martes que ordenó a sus asesores elaborar denuncias contra firmas particulares de energía renovable que operan en el país por supuesto fraude en los contratos que firmaron en el pasado con el Estado, aunque reiteró que está dispuesto a conversar con ellas.

El anuncio de Andrés Manuel López Obrador se produce en medio de una confrontación con generadoras privadas de electricidad, principalmente de energía limpia, tras cambios normas del sector que han disgustado a inversionistas, desatado una batalla legal y varias decisiones en contra del plan gubernamental.

“Queremos hablar con las empresas una por una; al mismo tiempo he dado la instrucción de que se empiecen a elaborar las denuncias correspondientes”, dijo López Obrador, conocido con el acrónimo AMLO, en su rueda de prensa diaria.

Agregó que después de que las compañías suscribieron los convenios con el Estado para suministrar electricidad a la estatal Comisión Federal de Electricidad, firmaron luego otros acuerdos con tarifas más beneficiosas para ellas. Pero no ahondó en detalles.

Nuevas reglas impuestas recientemente por entes públicos pretenden frenar el inicio de operaciones de nuevas plantas de energía renovable, dar al Estado más poder para decidir quién puede generar electricidad y en qué cantidad, y nuevas tarifas para que puedan usar la red de transmisión de la CFE.

El una decisión publicada el lunes, la Suprema Corte respaldó una queja del regulador antimonopolio del país, Cofece, contra el intento de detener la entrada de nuevas plantas, un fallo que AMLO acata pero contra el que luchará en los tribunales, según dijo el martes.

“Vamos a respetar lo que decidió la Corte y vamos a defender el interés público”, añadió.

 Raúl Cortés Fernández

https://lta.reuters.com/