Delegación du Dhfest presente en el FIFDH de Ginebra

En cada nueva edición, el Festival de Cine y Fórum Internacional por los Derechos Humanos de Ginebra, se enriquece en contenido y con invitados o representantes que trabajan en el tema. Lorena Guillé y Flavio Florencio, Directora general y director ejecutivo y artístico, respectivamente del Festival de Cine por los Derechos Humanos de México (Dhfest) asisten este año en representación de su país al FIFDH.

 Por Martin Montiel

 Mientras la situación de derechos humanos en el mundo, particularmente en América Latina, generan un mayor volumen de información, tanto en la prensa escrita, los medios audiovisuales y las redes sociales en general, pocos países tienen las posibilidades, la visión o quizás la voluntad para dedicar un espacio de discusión sobre el tema de los derechos humanos.

 México es probablemente una excepción y un buen ejemplo a retomar por los otros países de la región latinoamericana, por ser uno de los pocos a abordar la temática de los derechos humanos desde la perspectiva del cine, a la manera del FIFDH en Ginebra.

 Una plataforma de educación por los derechos humanos

El director artístico del festival de derechos humanos de México, en entrevista exclusiva para el Hebdolatino.ch, explicó queDelegado Flavio Florencio su participación en calidad de invitado al FIFDH es para conocer más de cerca la experiencia del festival de Ginebra. Señaló que este primer contacto tiene como fin estudiar futuras posibilidades de colaboración entre el Dhfest de México y el FIFDH.

A diferencia de Ginebra, el festival de Derechos Humanos de México, es una iniciativa privada de la cadena Cinepolis, la cuarta a nivel mundial en el tema de distribución de películas, que tiene presencia en 11 países. Además, el festival cuenta con el apoyo de diversas instituciones del país.

Según nuestro entrevistado, el Dhfest, pretende ser una plataforma de educación en cuestión de derechos humanos a través del cine. El evento que se organiza por “temáticas”, dedicó su sexta edición, realizada en 2013, al empoderamiento de la mujer à través de las redes sociales. Mujeres de diversos continentes estuvieron presentes para compartir sus experiencias de blogueras y su lucha por construirse un espacio en sus sociedades.

En octubre del 2014, la séptima edición del festival mexicano de derechos humanos se denomina “Tribus Urbanas”.  Ella desarrollará una temática ligada a la diferencia y la exclusión. “Vivimos en una sociedad en donde algunos intentan imponer estereotipos. El querer diferenciarse, con un color de cabello u otro signo distintivo puede inducirlo al rechazo, porque la diferencia genera miedo y como consecuencia la exclusión”, prosiguió Florencio.

Ante nuestra interrogante de si existen temas tabús, en el festival de cine de derechos de México, nuestro entrevistado explicó que él prefería llamarlos “temas delicados”, por la dificultad que implica procesar ese tipo de información. Entre esos temas se encuentran: el tráfico de armas, el narco, los secuestros, el crimen organizado.

A propósito, Radio Informaremos de México, blog que trata sobre los derechos humanos en ese país, basándose en un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), publicó que en el año 2011, México fue considerado el segundo país con más denuncias por violaciones a los derechos humanos en América Latina, después de Colombia.

El también escritor, director y autor de corto metrajes, señalo que el Dhfest no trabaja con la agenda política de derechos humanos de México, ni con la agenda latinoamericana. Por esa razón, ellos trabajan con temáticas específicas, pero que si existen otros festivales que abordan otros temas locales específicos, como la situación de los indígenas.

    dhfest

El creador del corto metraje “Y Dios quiso”, que trata sobre el tema de la migración y relata la espera de una anciana madre de la llegada de hijo migrante, nos confió que la historia está apoyada en un hecho autobiográfico. Se trata de su abuela que se pasaba esperando que sus tíos llegaran a visitarla, pero que nunca llegaban. Aunque en el caso de su familia no esté directamente ligado al asunto de la migración, él decidió inspirarse de ese hecho como para mostrar que toda espera está impregnada de dolor.

Flavio Florencio manifestó sentirse fuertemente impresionado por la calidad del intercambio entre los organizadores y los invitados en el Festival de Cine y Fórum Internacional de Derechos Humanos de Ginebra. El también actor, concluyó que los felicitaba por el involucramiento y la coherencia entre el contenido del programa que presentan y el clima de solidaridad y respeto, que pudo constatar a lo largo de su presencia en este evento.