LA PAZ, 23 oct (Reuters) – El presidente de Bolivia, Evo Morales, se declaró nuevamente el miércoles ganador de las elecciones del fin de semana y criticó a la oposición acusándola de orquestar un “golpe”, luego de multitudinarias protestas que denunciaban que los comicios fueron manipulados.

El más reciente recuento oficial mostró que Morales obtuvo un 46,49% de los votos, cerca de 9,5 puntos por delante de su principal rival Carlos Mesa, pero por debajo de la ventaja de 10 puntos porcentuales que necesita para evitar una segunda vuelta.

Manifestantes enojados por lo que ellos consideran que fue un intento del Gobierno de manipular las elecciones del domingo realizaron una protesta masiva en la noche del martes en la capital La Paz frente al hotel donde la junta electoral del país procesaba los votos restantes.

En un combativo discurso realizado temprano el miércoles en las oficinas gubernamentales en La Paz, Morales criticó los hechos violentos de la víspera y acusó a la oposición e injerencia extranjera de originarlos.

“He convocado a esta conferencia para denunciar ante el pueblo boliviano y el mundo entero: está en proceso un golpe de Estado. Anticipadamente, se prepararon la derecha con apoyo internacional para un golpe de Estado”, dijo Morales.

Las protestas en Bolivia comenzaron luego de que el conteo oficial de votos se paralizó por casi 24 horas a partir de las últimas horas del domingo, el día que se realizó la elección.

 Fue entonces que Morales dijo que su partido obtendría un triunfo en primera rueda, pese a que los datos iniciales indicaban que el mandatario tendría que atravesar una segunda vuelta electoral para obtener una nueva reelección.

El ente oficial de auditar las elecciones y Gobiernos de otros países expresaron su preocupación por la integridad del proceso electoral.

La incertidumbre con respecto a los comicios bolivianos han agitado a la nación andina que ha atravesado 14 años de una relativa estabilidad política y crecimiento económico, desde que Morales fue electo como presidente por primera vez en 2006, siendo el primer mandatario del país de orígenes indígenas.

Morales pide unidad de militares bolivianos en medio de revueltas tras tensión electoral

LA PAZ, 23 oct (Reuters) – El presidente boliviano, Evo Morales, buscó el miércoles el apoyo de las fuerzas militares de su país en momentos que enfrenta acusaciones de fraude electoral por parte de la oposición, y les pidió que se unan frente a grupos que “instigan odio”.

“Las Fuerzas Armadas unen a todos los bolivianos. Las Fuerzas Armadas tienen la obligación de garantizar (la unidad en) el territorio nacional”, dijo Morales en un evento militar en la región de Cochabamba, una zona en la que tiene apoyo político.

“Lamento (que en) estos últimos días nuevamente hay grupos que instigan al odio y al desprecio, hay grupos que aparecen para discriminar a las familias más humildes en nuestro territorio nacional”, añadió Morales elogiando a los militares por mantener su “conciencia social”.

 Por Mitra Taj

https://lta.reuters.com