Sí aceptamos a su pueblo, su gente, que son víctimas centenarias de sus gobernantes.

El objetivo principal de los narices negras es extirpar el cáncer norteamericano del seno de la decisiones políticas de los países de Europa, para mejorar así la salud geopolítica europea que viene empeorando cada vez más con el pasar del tiempo por culpa de su injerencia indebida.

El problema norteamericano es la elite y la mano oscura de la ambición desmedida, que no es más bienvenida en nuestro continente, pero sí aceptamos a su pueblo, su gente, que son víctimas centenarias de sus gobernantes.

El estadounidense común, no es el problema, no estamos en contra de ellos, creemos que son gente divertida, inteligente y amigable pero que tienen una visión sesgada, por la gran manipulación mediática que han sufrido y que sufren desde que han nacido probablemente.

El pueblo norteamericano escucha una sola campana, tiene la propaganda de guerra inculcada en la víseras. Consumen, sin darse cuenta, manipulación de la noche a la mañana, los 365 días del año, desde que nacen hasta que mueren. Los medios de comunicación les venden el creerse víctimas y a su vez salvadores del mundo. Les hacen creer que tienen el derecho y la obligación de salvar a los países de dictadores.

Dictadores que seguramente no lo son o no lo han sido nunca, la propaganda transformada en verdad hace más fácil la dominación intelectual por parte de la elite de ese país a su propio pueblo y así poder llevar a cabo acciones hostiles bajo un manto falso de buena fé. Por eso, no los culpamos a ellos.

La máquina de guerra y la fábrica de impedir estadounidense, exporta problemas a todos los países disfrazando estas acciones maliciosas como buenas y transparentes. Llevan adelante el llamado Lawfare, que es concretamente la manipulación de la justicia, de los medios de comunicación y de los políticos llamados de derecha para asegurar sus intereses en detrimento de todos los pueblos que pretendan un progreso doméstico propio.

El norteamericano empresario, que ha inventado un producto y le va bien, tipo Steve Jobs son gente admirable. Estados Unidos tiene gente emprendedora y que seguramente reciben el apoyo del gobierno para salir adelante. Los emprendedores que empiezan en un garage y terminan exitosos no son pocos. Admirable, claro que sí. El problema está en que eso lo hacen de sus fronteras para adentro y los demás países y continentes que nos parta un rayo, ya que cuando ven otro país desarrollarse más que ellos en algún rubro intentan torpedear ese progreso.

Intentan tener la supremacía en todos los aspectos de la vida pero cometiendo un grave error imperdonable: no desean el mismo bienestar para todas las naciones, solo piensan en ellos mismos sin importarle el sufrimiento de otros pueblos. Por eso el tiempo de relaciones carnales entre Estados Unidos y Europa se tiene que terminar, se va a terminar más temprano que tarde.

 Divide y triunfarás

Estados Unidos está perdido en un laberinto de acciones aberrantes y ha tomado a todos los países de tontos y no merece desde ningún punto de vista ser nuestro socio, actúa desde la sombra. No creo que merezcan nuestra confianza, debemos desvelar la hipocresía de nuestro socio principal.

La división de Europa con un nuevo muro invisible es un hecho. Lo han logrado con un trabajo muy bien pensado, han creado la ficticia amenaza rusa para mantener una Europa sometida y dependiente de una ayuda militar innecesaria y una colaboración económica que solo está pensada para restarle potencia a nuestro progreso, impidiendo un desarrollo sano con una Eurasia unida en intercambios comerciales y energéticos.

En América Latina es todavía peor, donde han creído que tienen derecho a todo. Creen realmente que están en su patio trasero. Un disparate que no tiene razón de ser.

En esta región, cambian gobiernos, apoyan gobernantes corruptos e instrumentan a la justicia para juzgar a favor de sus intereses. El objetivo es dividir nuevamente a la llamada Patria grande ( La union de países sudamericanos ). Buscan el deterioro de la política y de sus economías para instalar sus empresas y apropiarse de sus recursos naturales.

Qué país contradictorio. Por un lado, deplora y condena a Rusia por una supuesta injerencia en las elecciones presidenciales de las cuales ni siquiera hay pruebas concretas. Y por otro lado intervienen de todas las maneras posibles e inimaginables en todos los países del planeta. Habiendo destrozado ya el Medio Oriente ; Europa y America Latina son sus principales víctimas.

Todo vale para concretizar su afán de avaricia desmedida. Están convencidos de que con el engaño permanente pueden manejarnos y que seamos serviles a sus intereses.

Cómo pueden ser tan deshonestos y tener tanta mentira junta? Cómo pueden creer que la ingenuidad de la gente será eterna?

Donde hay un problema ahí están ellos tirando leña al fuego o simplemente abasteciendo de instrucciones a sus vasallos desde la clandestinidad.

En Argentina se ha descubierto una red de espionaje y extorsión llevada adelante por fiscales, jueces, políticos y espías argentinos que responden a la embajada de Estados Unidos. Todo clase de delitos, desde extorsiones y encarcelamientos orquestado desde Washington secretamente. A los pulcros y castos defensores de la democracia se les ha caído el disfraz en Buenos Aires.

Estamos ante un país que se creyó sus propias mentiras. Que se autoconvenció de su propaganda estafadora, que a perpetuidad, es derramada sobre los pueblos del mundo.

Usan el mismo modus operandi en todos lados : acusan sin pruebas a alguien de actos falsos, luego es repetido por los medios de comunicación (que son pagados para este fin) sentencian y accionan preventivamente contra su objetivo sin llevar adelante ninguna investigación. El marketing de la mentira sumado al poder de los medios y a la esencia infame de su accionar, lleva a los pueblos a padecer un hostigamiento sin precedentes.

https://theblacknoses.com/

Colaborador de hebdolatino.ch