El presidente estadounidense llegó en la madrugada del miércoles 22 e Marzo a Argentina.

El Air Force One arribó al aeropuerto a la 1.10 y luego fue escoltado en un gran operativo de seguridad hasta el Palacio Bosch, donde se hospedó durante la visita.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, arribó al aeropuerto de Ezeiza a bordo del Air Force One, luego de cerrar una histórica visita a Cuba. Durante su estadía en el país, mantuvo dos reuniones con Mauricio Macri y firmó diversos convenios de cooperación.

Obama llegó a la 1.10 de la madrugada, acompañado por su esposa Michelle, sus dos hijas y su suegra y luego fue escoltado en un gran operativo de seguridad hasta el Palacio Bosch -que desde 1929 es la sede de la embajada estadounidense en la Argentina- donde se hospedó durante su estadía en el país.

La primera actividad oficial de Obama fue con la recepción formal que brindará Mauricio Macri en el salón Blanco de la Casa Rosada. A las 11.30, ambos jefes de estado mantuvieron una reunión en privado. Luego, encabezaron una conferencia de prensa en la que ofrecieron precisiones sobre los distintos acuerdos bilaterales en materia de seguridad, terrorismo y derechos humanos.

Cerca de las 14.00, Obama y Macri se trasladaron hacia uno de los extremos de la Plaza de Mayo para realizar una ofrenda floral en homenaje al libertador José de San Martín, cuyos restos descansan en la Catedral Metropolitana.

Más tarde, el presidente de Estados Unidos encabezó un encuentro con jóvenes emprendedores argentinos en la sede de la Usina del Arte, para luego concluir su actividad oficial de la jornada en el Centro Cultural Kirchner, donde fue agasajado junto a su comitiva con una cena de honor que ofrecerá Macri, a la que también asistiron más de 400 invitados, entre los que se encuentran gobernadores, legisladores, empresarios y hasta personalidades de la cultura y el deporte.

En paralelo, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, mantuvo una actividad matutina, prevista para las 9.00 en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), en Barracas, donde brindo un discurso para jóvenes mujeres sobre la importancia de la educación, haciendo eje en la necesidad de trabajar para ayudar a las niñas de todo el mundo a asistir a la escuela.

La agenda del mandatario norteamericano en Buenos Aires, concluyó el jueves 24 de marzo, cuando se cumplían 40 años del golpe militar de 1976, y junto a Macri encabezaron un homenaje a las víctimas del terrorismo de Estado en el Parque de la Memoria, en la Costanera Norte de la Ciudad desde las 10.30.

Una hora más tarde, Obama partió desde Ezeiza rumbo a Bariloche para descansar unas horas junto a su familia y emprender esa misma noche el regreso a Buenos Aires, para finalmente regresar a Washington junto a su comitiva oficial, según confirmó oficialmente la Embajada de Estados Unidos en Argentina.

Ahora, podría haber regresado a Washington después de su histórico viaje a Cuba o haber hecho escala en otros países de América del Sur en su raid latinoamericano. Pero nada de ello sucedió. El presidente norteamericanoBarack Obama llegó hoy a Buenos Aires como único destino luego de su paso por La Habana y mantendrá una acotada agenda oficial de 36 horas que amerita la pregunta: ¿Por qué viene a la Argentina?

Desde la coyuntura latinoamericana podría decirse algo elemental: que Obama tiene sus razones fundadas en no viajar a otros países de la región más que la Argentina.

A pesar de que Estados Unidos tiene buenas relaciones con Colombia, Obama no podía ir allí en estos momentos porque el presidente Manuel Santos aún no terminó de cerrar el crucial acuerdo de paz con las FARC. Tampoco Obama puede pisar en estas horas el caliente Brasil de Dilma Rousseff sumergido en una grave crisis política. El presidente norteamericano ya estuvo en Chile en 2011. Con Perú, Obama tiene buenas relaciones porque ambos países sellaron un acuerdo de libre comercio y se prevé que el jefe de la Casa Blanca viaje a Lima en noviembre al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. Por razones estrictamente ideológicas Obama no tiene interés en visitar los países del eje bolivariano integrados por Bolivia, Ecuador y Venezuela.

Tony Bueno