Venezuela condenó de manera categórica las expresiones de terrorismo que se manifiestan actualmente en Irak y abogó por el restablecimiento de la paz en ese país.

Así lo destacó el representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, embajador Jorge Valero, quien participó en la sesión especial del Consejo de Derechos Humanos que abordó este lunes la situación de la violencia terrorista que vive esa nación árabe.
El máximo organismo de la ONU en materia de DDHH, del cual Venezuela es uno de sus 47 miembros, aprobó una resolución denominada “La situación de los derechos humanos en Irak a la luz de los abusos cometidos por el Estado islámico en Irak y el Levante y grupos asociados”.
Lo resolución aprobada condenó “en los términos más fuertes posibles”, las sistemáticas violaciones y abusos a los derechos humanos y al derecho humanitario internacional, como resultado de los actos terroristas cometidos contra el pueblo iraquí que han tenido lugar en varias provincias de Irak, desde el 10 de junio de 2014, y los cuales pueden ser considerados como crímenes de guerra y de lesa humanidad.
La resolución condenó “la violencia contra las personas, basada en su afiliación étnica y religiosa, así como la violencia contra mujeres y niños”.
El representante permanente de Venezuela repudió, en nombre del Gobierno Bolivariano, las acciones terroristas y de exterminio que lleva a cabo el autodenominado Estado Islámico en contra grupos étnicos y religiosos, lo que ha provocado millones de refugiados y desplazados y ha cobrado la vida de millares de inocentes.
El embajador Valero expresó que “son complejos y diversos los factores que explican la actual crisis de Irak”.
“Es sorprendente –dijo- que no se mencione en el debate la relación que existe entre lo que hoy ocurre en Irak con la ilegal invasión de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, en el año 2003”.
Valero explicó que durante más de 10 años se fomentó en ese país la guerra civil y se desmantelaron sus instituciones y fuerzas armadas, sumiendo a Irak en el caos.
“Esto ha dado origen a la situación anárquica que hoy presenciamos y que ha costado la vida de millones de personas”, dijo.
Venezuela rechazó que en nombre de los derechos humanos se practique un intervencionismo que busca controlar posiciones estratégicas y las ricas reservas petroleras de Irak.
“Cabe recordar que quienes hoy ejercen la violencia terrorista en Irak fueron patrocinados por las potencias foráneas que intentaron derrocar el gobierno sirio”, advirtió el diplomático.
En esta sesión especial la delegación venezolana exhortó al Consejo de Derechos Humanos a que promueva un plan de paz que ponga fin a los actos de los grupos terroristas que operan en el territorio iraquí, e incentive la solidaridad de la comunidad internacional para la reconstrucción de Irak, resguardando su integridad territorial y su composición étnico-religiosa.
El embajador Jorge Valero afirmó que Gobierno Bolivariano acompañará todo esfuerzo que se emprenda para lograr una solución pacífica a la crisis de Irak.
“Esperamos que Irak logre la estabilidad política y la paz con pleno ejercicio de su autodeterminación e independencia”, precisó Valero.

Prensa Misión Venezuela ONU-Ginebra/Lenín Pérez