El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo el jueves que Pemex cumplirá con sus compromisos de deuda y aseguró que esta semana presentará un plan para apuntalar sus finanzas luego de que la agencia Fitch redujo en enero la calificación crediticia de la petrolera estatal.

Pemex, la mayor empresa del país, tiene una deuda financiera de 103,000 millones de dólares que preocupa a inversionistas y calificadoras de riesgo, al tiempo que su producción de hidrocarburos ha bajado a niveles mínimos en décadas principalmente por falta de inversión.

El mandatario respondió en su conferencia de prensa diaria a una pregunta acerca de que si su gobierno está pensando tomar alguna medida en torno a la deuda de la petrolera, como refinanciarla o reestructurarla.

“Pemex nunca va a incumplir con un compromiso de deuda, vamos a pagar puntualmente todos nuestros compromisos”, dijo López Obrador. “No tendremos problemas para solventar todos nuestros compromisos”, insistió.

También afirmó: “No vamos a recurrir a deuda” sobre fondos frescos para la empresa estatal.

López Obrador dijo que el viernes presentará un plan con medidas extraordinarias para apuntalar las finanzas de Pemex. Una fuente de financiamiento será el ahorro de la lucha del gobierno contra el robo de combustible, agregó.

Lopez Obrador 2

Tras reducir la calificación, Fitch mantuvo la perspectiva de Pemex en negativa, lo que podría llevar a una nueva baja de la nota, citando el deterioro continuo del perfil crediticio individual de la petrolera así como la persistente generación negativa de flujo de fondos libre y la subinversión en exploración y producción.

Pemex ha dicho que prevé que la declinante producción de petróleo repunte desde los actuales 1.7 millones de barriles por día (bpd) a 2.45 millones de bpd hacia el fin de la administración del sexenio de López Obrador, quien asumió el cargo en diciembre.

Mexicano Alfa espera que sus ingresos crezcan ligeramente en 2019, menor flujo e inversiones

 El conglomerado mexicano Alfa, uno de los mayores del país, dijo el jueves que espera que sus ingresos consolidados en 2019 crezcan ligeramente a 19,107 millones de dólares y que su flujo baje a 2,429 millones de dólares.

Alfa, que agrupa firmas de telecomunicaciones, alimentos, energía y autopartes, registró en 2018 ingresos por 19,055 millones de dólares y un flujo de 2,858 millones de dólares.

La firma, con sede en la norteña ciudad industrial de Monterrey, planea invertir 979 millones de dólares en 2019, por debajo de los 1,296 millones de dólares invertidos el año pasado.

 https://lta.reuters.com