El presidente Juan Manuel Santos dijo este miércoles que Colombia pide y desea que se reabra de forma “responsable” la frontera con Venezuela, cerrada hace casi un año por el gobierno de Nicolás Maduro, aunque aseguró que “se requieren dos para bailar”.

Tras reunirse con autoridades locales y empresarios en la ciudad de Cúcuta, limítrofe con la venezolana de San Antonio del Táchira, el mandatario dijo que los colombianos “tienen la ilusión” de que se reabra la frontera, advirtiendo sin embargo que “se requieren dos para bailar y se requieren dos para abrir la frontera”.

“Vamos a hablar con el presidente Maduro y con las autoridades venezolanas, ellos han expresado también su deseo de abrir la frontera, pero esa frontera tiene que abrirse de una forma responsable, de una forma organizada y sobre todo no permitir bajo ninguna circunstancia que en lo que hemos avanzado en la lucha contra el contrabando y la ilegalidad, vayamos a retroceder”, aseguró.

Más temprano, la canciller María Ángela Holguín dijo, también desde Cúcuta, que Colombia está dispuesta a ampliar el corredor humanitario que existe en la zona fronteriza para aliviar los “problemas” de desabastecimiento de alimentos y medicamentos en el vecino país.

La visita de las autoridades colombianas a Cúcuta se produjo luego de que el martes unas 500 venezolanas cruzaran a la fuerza hacia esa ciudad para comprar alimentos y productos básicos, ante la grave escasez que azota a su país.

Mayra Arcuello, una madre venezolana que atravesó la frontera este miércoles para comprar en Colombia, dijo a la AFP que en su país “no hay medicinas, no hay comida”.

“Traigo harina, traigo azúcar, traigo mantequilla, galletas para mis hijas porque mis hijas no tienen ni siquiera para la merienda”, aseguró Arcuello, muy exaltada.

Ante este panorama, la canciller Holguín aseguró que Colombia no va a dejar que los “venezolanos pasen problemas de hambre o de necesidades de medicamentos. Si hay que ampliar el corredor humanitario, lo ampliaremos”.

La frontera entre Colombia y Venezuela está cerrada desde agosto de 2015 por orden de Maduro, luego de un ataque de supuestos paramilitares colombianos contra una patrulla militar venezolana, que dejó tres heridos en San Antonio del Táchira.

El mandatario alegó además el constante contrabando de alimentos con precios regulados a Colombia desde Venezuela, donde la escasez de productos básicos y medicinas alcanza un 80%, según organizaciones privadas.

Evitar “repetir los males”

La mayoría de las autoridades y comerciantes de Colombia que hacen vida en la zona fronteriza con Venezuela piden, según el gobierno, la reapertura del paso limítrofe.

Sin embargo,la semana pasada el gobernador del departamento colombiano de Arauca, Ricardo Alvarado, advirtió al diario El Tiempo que teme una crisis en su región -también limítrofe- si se reabre el paso y se produce una “avalancha” de venezolanos en busca de trabajo y atención médica.

Este miércoles, Santos nombró a la canciller Holguín como coordinadora de un grupo de trabajo que buscará diseñar una hoja de ruta interna y también con las autoridades venezolanas para evitar que ante la eventual reapertura fronteriza “se vuelvan a repetir los males” que llevaron al cierre.

“Una frontera, por su naturaleza misma, debe ser abierta, las fronteras no están para cerrarlas, están para abrirlas. Pero si vamos a abrirla tenemos que hacerlo de forma responsable, seria y que sea realmente conveniente para todo el mundo”, enfatizó Santos.

También Holguín llamó a “trabajar mucho más coordinadamente con Venezuela” para que los programas entre las fuerzas militares de lado y lado garanticen una “frontera segura, mucho más controlada”.

Tanto Santos como Holguín destacaron la reunión de la semana pasada entre los ministros de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, y Venezuela, Vladimir Padrino, quienes reanudaron las conversaciones sobre seguridad en el área limítrofe, con la posibilidad de reabrir los pasos de la línea fronteriza de 2.200 km que comparten.

Miles de venezolanos cruzan la frontera con Colombia para comprar productos básicos

Venezuela abrió sus fronteras con Colombia este domingo por primera vez en 10 meses.

El objetivo: que sus ciudadanos pudieran adquirir productos de primera necesidad, como alimentos y medicinas, que no pueden comprar en su país debido a la escasez.

El paso quedó abierto entre los puentes Simón Bolívar (Venezuela) y José Antonio Páez, que da acceso desde Venezuela al municipio de Arauca, en Colombia.

Hacia las 9am (hora local) habían pasado unas 16.000 personas, le contó a BBC Mundo Víctor Bautista, del Plan Fronteras de la Cancillería en Cúcuta (Colombia).

La medida se extendió dos horas, hasta las 8pm aunque, según explicó Bautista, es probable que  la frontera se mantenga abierta durante todo el día.

Hubo, sin embargo, cierta confusión, y muchos venezolanos se apresuraban en sus compras, preocupados por no poder regresar a su país a tiempo antes del cierre de la frontera.

Muchos se sentían “felices de ver tanta comida junta”, tal y como le contaba una mujer venezolana al corresponsal de BBC Mundo en Colombia Natalio Cosoy, desde un supermercado en Cúcuta.

Mientras tanto, otros hacían filas interminables para poder cambiar la moneda.

“Absolutamente repleto”

La entradas a los supermercados en Cúcuta y otras localidades fronterizas se encontraban “absolutamente repletas de gente”, explicó Cosoy.

Por primera vez, desde que en agosto de 2015 Maduro decidiera el cierre unilateral de la frontera, algunos venezolanos pudieron ingresar libremente en Colombia. Eso sí, a pie.

Arroz, harina, aceite y otros bienes básicos son algunos de los productos más demandados, así como papel higiénico, champú y toallas sanitarias, tan difíciles de encontrar hoy día en Venezuela y cuyo precio se disparó en el mercado negro.

Los venezolanos podían distinguirse con sus camisetas blancas en la calles de Cúcuta y otras ciudades fronterizas.

La apertura de la frontera llega luego de que alrededor de 500 mujeres burlaran los controles fronterizos y entraran por la fuerza en Colombia el pasado martes.

Estas personas argumentaron que sus familias tenían hambre debido a la crisis económica y a la escasez de alimentos que afecta a Venezuela.

Hace 10 meses el presidente Maduro decidió cerrar la frontera con el objetivo de contrarrestar el contrabando y la presencia de bandas armadas en la región.

El gobierno venezolano dice que se ha avanzado en estos temas, pero una solución definitiva está pendiente.

En los últimos meses, y a pesar del cierre de la frontera, ha aumentado el número de venezolanos que van a Colombia a comprar productos, los cuales son cada vez más escasos en los supermercados venezolanos o más caros en el mercado negro de ese país, señaló el corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Daniel Pardo.

La oposición venezolana argumenta que el cierre fronterizo ha agravado la escasez de alimentos en el país.

Antes de que se aprobara la apertura (inicialmente de 12 horas), las manifestantes habían convocado una nueva jornada para volver a cruzar la frontera este domingo.

Conversaciones

La apertura temporal se da en medio de diferentes conversaciones entre ambos gobiernos que buscan allanar el terreno para volver a abrir en su totalidad y definitivamente la frontera.

Unos 25 mil venezolanos cruzaron hoy la frontera con Colombia

Unos 25 mil venezolanos cruzaron hoy la frontera con Colombia, que fueron abierta por doce horas por el Gobierno del país vecino para que sus ciudadanos puedan pasar a la ciudad de Cúcuta a comprar alimentos y medicinas.

Desde las 5.00 hora local de este domingo la multitud atravesó el puente internacional Simón Bolívar, que comunica la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira con Cúcuta, capital del departamento del Norte de Santander, con el fin de abastecerse ante la escasez que se vive en el país vecino.

“Somos de aquí de San Antonio, de verdad no tenemos nada de comida para darle a nuestros hijos, entonces no me parece justo que la frontera todavía siga cerrada”, dijo a Efe en Cúcuta una mujer que acaba de pasar el puente junto con su esposo y dos hijos, de cinco y dos años de edad, y que prefirió no dar su nombre.

El gobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, anunció ayer que la frontera sería abierta este domingo por orden de Maduro, pues “se ha planificado un segundo ingreso de venezolanos a Colombia organizados por la derecha venezolana, con el pretexto de comprar comida y medicamentos”.

El comentario fue una aparente referencia a la situación que se presentó el pasado martes, cuando unas 500 venezolanas procedentes de la ciudad de Ureña atravesaron el cerrado paso fronterizo por el puente internacional Francisco de Paula Santander y llegaron a Cúcuta para comprar alimentos ante la escasez que se vive en su país.

Con este anuncio, desde la madrugada de hoy, centenares de venezolanos hicieron fila en el puente Simón Bolívar para pasar al lado colombiano.

El pasado miércoles, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, visito Cúcuta junto con su canciller, María Ángela Holguín, y anunció que buscará dialogar con Maduro con el fin de conseguir la reapertura de los pasos fronterizos.

Los pasos entre el estado Táchira y Norte de Santander fueron cerrados el 19 de agosto del año pasado por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, como parte de una campaña contra el contrabando y supuestos paramilitares, medida que luego extendió a todos los cruces entre los dos países, que comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros.

   Fuente: El Espectador   /http://www.bbc.com / http://www.latercera.com