Ban-Ki-Moon criticó este martes al Ponente especial de la ONU sobre la situación de los Derechos Humanos en los territorios Palestinos ocupados, por  declaraciones juzgadas como ” absurdas” sobre los atentados del 11 de Septiembre de 2001 en los Estados Unidos.

 

El jefe de la ONU se dirigía a los 47 miembros del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra para hacer el balance de este órgano creado hace cerca de  cinco años.

Abordando la cuestión de los Ponentes especiales, estos expertos independientes que informan al Consejo sobre la situación de los Derechos Humanos en el mundo, Ban- Ki-Moon  criticó declaraciones recientes del Ponente sobre los territorios palestinos, Richard Falk.

Richard_Falk-400

En varias oportunidades, este experto independiente ha hecho públicas sus dudas sobre los atentados del 11 de Septiembre, lo que le vale de ser calificado, particularmente por la ONG Human Rights Watch, de teórico del  “complot”

El 11 de Enero, M. Falk escribió en su blog que “es todavía más lastimoso que el camuflaje aparente es el silencio extraño de los principales  medios de comunicación, que se niegan a reconocer las dudas justificadas en cuanto a la versión oficial de los acontecimientos: una operación de Al-Quaida sin conocimiento anticipado por parte de los funcionarios del gobierno americano”

“Richard Falk ha  sugerido recientemente que hay un ‘camuflaje aparente’ alrededor de los ataques terroristas del 11 de Septiembre”, declaró el jefe de la ONU.

“Les voy a hablar  de forma clara y directa.  Yo condeno esta forma de retórica incendiaria”, agregó.

Subrayó por otro lado que estas declaraciones eran “un absurdo, una afronta para la memoria de más de 3.000 personas que fallecieron en este ataque trágico”.

Dudas, silencio: la verdad muere bajo el “SECRET DEFENSE”

Richar Falk no es el único, ni será el último, en pensar de esta forma. Existe una corriente en el mundo entero que piensa que, así como Bush fue capaz de desencadenar una guerra homicida contra el Irak y mandó a la muerte a miles de jóvenes para defender intereses que eran más privados que nacionales, habría sido perfectamente capaz de haber provocado esta tragedia para justificar la guerra contra el terrorismo, y así respaldar la guerra contra Sadam.

irak-2-400

El caso es que Sadam no tenía absolutamente ningún contacto con Al-Quaida, y nunca lo tuvo. Al contrario, los Islamitas eran un peligro para el poder absoluto de Saddam y su partido. Por ende, eran más enemigos que aliados. Y nadie, absolutamente nadie, podrá negar este hecho.

Otro punto inquietante en esta historia, es que Ben Laden y los Talibanes son un puro producto de la política exterior estadounidense, útiles en los tiempos de la invasión soviética.

afghanistan_talibans-400

Es conocido que una de las características de la política de Washington, es crear monstruos que obedecen a sus intereses, y que después son obligados a destruirlos, como verdaderos Frankenstein. Ejemplos hay por decenas, siendo algunos internacionalmente conocidos como el General Pinochet y la frase de Kissinger “No podemos permitir que un país caiga en el comunismo por causa de la irresponsabilidad de su pueblo”,  que pasará a la historia escrita con la sangre de miles de chilenos sacrificados a la “real politíca americana”.

Es impensable que los servicios de inteligencia americanos dejaran pasar una tal organización sin levantar ninguna sospecha. Es impensable que el gobierno no tuviera  la más mínima información de lo que estab11-de-septiembre-de-2001-400 a sucediendo.

Y según la opinión de múltiples arquitectos e ingenieros, es imposible que las Torres gemelas cayeran de esa forma solamente a causa de la explosión de un avión. Existen varias explicaciones técnicas -que no es el caso de mencionar en este artículo-, que explican claramente que la única forma que las torres se desmoronaran de esa forma, era con explosivos en sus bases y pilares de sustentación, y no con el choque del avión, por más violento que este fuese. Normalmente con la explosión, el incendio debería haberse extendido a  los pisos superiores, pero jamás las torres  deberían haberse desmoronado de esta forma.

Y, finalmente, los EEUU no tienen la más mínima intención de detener a Bin Laden, porque es más útil par

a la política de dominación americana vivo que muerto, o capturado. Nada mejor que el terror para convencer a las personas de lo que tienen que hacer.bush

En definitiva, vemos que los terroristas Islámicos son excelentes aliados de la política externa americana, principalmente en el Oriente medio, en donde la influencia americana ha crecido enormemente en estos últimos tiempos, en nombre de la “guerra contra el terrorismo”.

El 11 de Septiembre se suma a los misterios americanos que nunca tendrán solución, pero que todo el mundo conoce las respuestas, como el asesinato de los Kennedy.