Los sin-papeles, y simpatizantes que ocupaban desde hace una semana una parte del parque vecino al Palacio Federal en Berna, desmontaron este viernes 2 de Julio el campamento organizado para protestar sobre las condiciones de vida de los ilegales en el país. El ultimátum dado por las autoridades vencía el viernes a las 10 hs de la mañana.Los militantes tuvieron que desocupar el parque sin haber conseguido hablar con las autoridades federales, pero se mantienen optimistas y afirman que el resultado ha sido positivo.

Esta campamento en la Kleine Schanze, cerca del palacio Federal, es la primera etapa de una movilización nacional, declaró la portavoz activista del movimiento “Bleiberecht” (derecho de quedarse), Sarah Schilliger. Otras acciones son previstas este verano.

Los miembros del movimiento esperan, ahora, la reacción de la consejera federal Eveline Widmer-Schlumpf, agregó Mme Shilliger, quien entregó una carta a la ministra de la justicia, en la cual piden mejores condiciones de vida para los sin-papeles en Suiza.

Entre 200 y 300 personas acamparon desde el fin de semana pasado en la “Kleine Schanze”, según la portavoz.

Esta considera un éxito la coordinación casi nacional del movimiento “Bleiberecht”.

Linda Gubler, miembro del movimiento, declara: ” Pudimos lanzar el debate en Suiza y unificar los movimientos activos en los cantones “.

Para Linda Gubler todas las personas que vienen a Suiza tendrían que tener el derecho de quedarse. “Pero nuestras reivindicaciones son más realistas: pedimos que los sin-papeles que viven desde hace mucho tiempo en el país sean regularizados. Es a la clase política de establecer los criterios”.

Para dar énfasis en la urgencia de la situación de los irregulares, tres personas de origen iraní comenzaron una huelga de hambre.

Según información de Judith Mayencourt, de la Tribune de Genève, las autoridades federales no se han todavía pronunciado sobre estas acciones. El miércoles una delegación se presentó en el Oficio Federal de la Emigración, pero fue imposible encontrar el director, Alard du Bois-Reymond, ausente. Sólo el portavoz de la ODM salió conversar con el grupo.

Mismo resultado con la Consejera Federal Mme Widmer-Schlumpf, que mandó decir que no tenía tiempo para reunirse con ellos, y avisó que la próxima semana estaría de vacaciones.

dscf0324-400

El movimiento de la Kleine Schanze fue apoyado por varias asociaciones, sindicatos, y los Verdes de Suiza.

Parque de la Kleine Schanze .