Podemos estar de acuerdo o no sobre el régimen político de un país, pero no por eso tenemos el derecho de intervenir y querer, por la fuerza, hacerlo cambiar de opinión.

Pueden estar de acuerdo o no con el régimen político de Cuba, pero no por eso que los Estados Unidos pueden condenar a todo un país a la pobreza y miseria perpetua porque piensan diferente.

¿La democracia no es la pluralidad de ideas?

¿Y porque ese principio no puede ser aplicado a nivel internacional y que los Estados se respeten a pesar de las diferencias?

Los sistemas no tienen por que ser idénticos. Existen toda una variedad de regímenes, una gran diversidad ideológica en la forma en que los pueblos se organizan, o los organizan, aunque sea en contra de su voluntad. Mitad de Europa es todavía gobernada por Monarquías y son países desarrollados y estables, la otra mitad es gobernada por sistema parlamentarios o democracias presidenciales. Y en medio de todo esto esta la Suiza dueña de un sistema original y totalmente diferente del resto del planeta, único país en donde el pueblo es realmente soberano y es gobernado por la voluntad popular a través de la democracia directa. Hay otros países que llamaría de dictaduras democráticas. Son países gobernados por dictadores autoritarios elegidos por un sistema “democrático” controlado como Rusia, Polonia, Hungría, Bielo Rusia y existen las dictaduras totalitarias como en Arabia Saudita o regímenes teocráticos pseudo democráticos como Irán, etc…

¿Los Estados Unidos son por acaso un ejemplo de democracia, cuando varios Estados gobernados por republicanos hacen de todo para restringir el derecho a voto, ulcerados por la derrota de Donald Trump y la perdida del Congreso y del Senado?

 ¿El sistema electoral estadounidense es realmente democrático, con una elección indirecta para presidente que no siempre respeta el voto popular como en el caso de Hilary Clinton que tuvo la mayoría de los votos, más de tres millones, y los grandes electores eligieron Donal Trump? ¿Es eso que los estadounidenses llaman de democracia?

 ¿Y cómo se llama cuando un Estado impone un blocus criminal contra otro Estado solamente porque tiene un régimen diferente? Aquí no es cuestión de ideologías, pero sí de decencia.

¿Si el problema es el régimen comunista de Cuba, entonces porque los Estado Unidos no decretan un blocus idéntico a China? Porque China es un país continental, que tiene mas de un billón de habitantes, segunda economía mundial y tiene bombas atómicas.

¿Entonces cómo se define esta contradicción de los Estado Unidos? Cobardes !

Cobardes porque Cuba es una pequeña isla a 160 km de Florida. Es eso lo que les duele. Que una pequeña isla halla desafiado a la potencia americana a sus puertas y que los Estados Unidos en 60 años nunca consiguieron doblegarlos.

Podemos estar de acuerdo o no con el régimen cubano, pero no podemos negar los avanzos en educación, salud, ciencia y cultura.

¿Yo me pregunto si aquellos que gritan en las calles de la Habana tienen conciencia de lo que son los Estados Unidos? Si conocen la verdad o son encandilados por una ilusión. Me pregunto si saben que los estados Unidos son un país enfermo de desigualdad social, de racismo, de extremismo religioso. Un país habitado por psicópatas que se creen todavía en la era de far west. Los tristes creadores de los “asesinos en serie”, tan populares hoy en día gracias a las series americanas. País que tiene el triste récord mundial de homicidios por armas de fuego, el récord mundial de masacres, principalmente en establecimientos escolares.

En Cuba todo niño sale de su casa para ir a la escuela y vuelve en seguridad. En los Estado Unidos los niños van a la escuela sin saber sin van a poder volver a la casa vivos.

 Me pregunto si los cubanos que manifiestan en la Habana saben que los “gusanos”, los cubanos de Florida son una de las peores mafias junto con la mafia italiana y rusa.

 ¿Es ese país que los cubanos tienen como modelo y ejemplo? ¿Quieren volver a los años nefastos de esclavitud y servilismo de la época de Batista? ¿O ya se les olvidó la historia?

Los Estados Unidos intentan asfixiar la isla a más de 60 anos con un blocus criminal y asesino que obliga a la población a una miseria impuesta por motivos ideológicos, pero los Estados Unidos, al mismo tiempo, son aliados de una de las peores dictaduras del planeta. Una dictadura absolutista en un reino gobernado por un príncipe asesino que no duda en mandar matar a sus adversarios en otros países. Reino en donde las mujeres son sometidas a un régimen bárbaro y medieval de sumisión. El régimen cubano comparado al de Arabia saudita podría ser considerado angelical. Pero la Arabia Saudita y su príncipe son los principales aliados de los Estados Unidos en Oriente. Geopolítica obliga. En estos casos la democracia, la ética, la moral, los derechos humanos, simplemente no existen.

Biden pide para el gobierno cubano para escuchar su pueblo y el gobierno cubano le grita a Biden que su pueblo se revuelta contra la peor de las injusticias, que no tienen nada que ver con política o ideologías, pero tiene que ver con la decencia, la honestidad y la ética. ¿Con que derecho los Estado Unidos someten a tortura diaria a toda una nación?

¡Cobardes!  No existe otra palabra para definir la actitud de los Estado Unidos con respecto a Cuba. Incapaces de “vencerlos” de otra forma, utilizan a técnica medieval del blocus para matar de hambre a la población. A esto se le suma la propaganda. Propaganda mentirosa, porque, si contaran realmente lo que son los Estados Unidos, nadie querría ir a un país enfermo, enfermo en su alma, en donde, según el color de piel puede significar una condenación a muerte.

¿Es de esa “democracia” de la que estamos hablando y que se yergue como la grande defensora de la democracia cuando en la época de Pinochet, fue su principal aliado y organizó, junto con las dictaduras de Argentina, Uruguay y Brasil la operación Condor para asesinar a los oponentes matando cientos de personas? ¿De esa democracia que estamos hablando?

No existe sistema más inmoral e hipócrita que el de los Estados Unidos. No tienen el más mínimo derecho de exigir nada de nadie, visto el comportamiento a través de la historia y de todo el sufrimiento y la desgracia que han causado en el mundo.