Datos de Uruguay 21, registran que las solicitudes de exportación desde Uruguay han crecido 30% durante los primeros cinco meses del 2021, respecto al año precedente.

La evolución se explica esencialmente por la comparación con un período excepcionalmente bajo, debido a la pandemia del coronavirus, mejores precios internacionales y ciclos ganaderos.

El análisis permite verificar la continuidad del rol predominante de la ganadería, celulosa, soja que explican más de la mitad de las ventas externas.

En el relato oficial, son los sectores que arrastrarán al conjunto de la economía, induciendo desarrollo económico. En los hechos, uso del territorio, estructura de propiedad y rasgos de las cadenas y productos mencionados, no avalan el optimismo.

El grado de concentración y extranjerización de tierras y eslabones derivados es enorme. Las ventas se realizan desde zonas francas exoneradas de la mayor parte de los tributos.

El núcleo de las cadenas productivas es controlado por grandes grupos económicos foráneos. Empresas brasileras poseen la mayor parte de los frigoríficos. Tierra, plantaciones, pasteras de celulosa son propiedad de la escandinava UPM y de Montes del Plata con capitales suecos y chilenos. Capitales europeos dominan fertilizantes, producción, almacenamiento comercialización de soja.

El impulso exportador, de soja y celulosa, derrama escasamente a otras actividades locales. El empleo generado en las diferentes fases primaria, industrial, comercial internas es poco relevante en el conjunto de la economía.

El gobierno defendió la rentabilidad de estos rubros sobre condiciones sanitarias. El ingreso de trabajadores del exterior para las plantas de UPM, escasos controles de protocolos, aún al costo de extender riesgos de coronavirus.

En los primeros meses de 2021, los valores exportados de soja han crecido 30% casi exclusivamente en base a precios, mientras que el incremento de la celulosa ha sido de 6%.

En el caso de las cadenas de base pastoril el aumento de las ventas al exterior, cercano al 30% en los primeros meses del año combina precios, y cantidades vinculadas esencialmente a factores coyunturales. La dinámica exportadora tiende a reducir la comercialización y consumo internos e impulsa los precios locales al alza.

Los eslabones derivados, tales como frigoríficos, curtiembres, derivados de la lana generan empleos relativamente importantes frente a otros usos del territorio. Sin embargo y más allá de factores estacionales, o eventualmente sustitución de ovinos por bovinos, la tendencia secular al estancamiento, limitan su dinámica.

Lácteos, arroz, trigo, complementan el predominio de productos primos entre las exportaciones desde el país.

Clima, relaciones de producción acotan oferta. Los precios recibidos dependen de factores absolutamente ajenos al quehacer local.

La estrategia de la conducción económica no impulsa el desarrollo económico, se limita a favorecer la rentabilidad de los que el presidente denominó “mallas oro” incluyendo grandes capitales, sistema financiero, grandes importadores, oligarquía rural, que continúan acumulando riquezas y ampliando sus distancias respecto a un pelotón general cada vez más rezagado.

GOTITAS DE ECONOMIA.

  • El IPC oficial de mayo calculado por el INE incrementó 0.46% respecto al mes anterior. En los cinco primeros meses del año el alza lo ubica en 4.06%. En junio se agrega el tarifazo de combustibles, que había sido postergado provisoriamente hasta culminar prácticamente la cosecha de soja en otro subsidio encubierto para disminuir costos de los “malla oro” financiados por el pueblo.
  • El gobierno anunció la creación de más y más zonas francas. En Punta del Este para construir dos torres de oficinas. En Maldonado para audiovisuales, logística, y lo que sea. En Artigas para cáñamo. Los mismos caminos, con el verso de combatir el desempleo, que sigue vivito y coleando. Y la carga tributaria siempre sobre el pueblo para compensar las renuncias fiscales a favor del capital.
  • La tasa de desempleo estimada por el INE fue de 9.7% en el mes de abril. Entre los calificados como ocupados un 10.7% fueron considerados ausentes por diversos motivos entre los que se destacan trabajadores en seguro de paro, poco trabajo, cuarentenados. Además, entre los catalogados como inactivos una cuota importante deseaba trabajar, pero no buscó trabajo por diversas causas puntuales. ¿Cuantos desocupados hay en realidad?.
  • Un informe del Financial Times citando documentos internos de la multinacional Nestlé reconoce que solamente el 37% de sus alimentos y bebidas logran una calificación reconocida en términos saludables.
  • Rusia remplaza 5000 millones de dólares y 1000 millones de libras esterlinas, de reservas de sus fondos soberanos por yuanes y euros. No es mucho en términos mundiales, pero marca una tónica.
  • China amplia su capacidad de almacenamiento de gas natural licuado construyendo la mayor unidad del mundo.