Suiza va a estudiar una salida anticipada de la energía nuclear.

Esta opinión hace parte de los tres escenarios que el Consejo Federal decidió el miércoles de cavar.

A raíz  de la  catástrofe japonesa de Fukushima, el gobierno  encargó los servicios de Doris Leuthard de elaborar nuevos escenarios energéticos. Una primera alternativa prevé el mantenimiento del mix electricidad actual (con 40% de nuclear) con una posible sustitución anticipada de las tres centrales atómicas más antiguas, con el fin de asegurar un máximo de seguridad.

La segunda opción prevé no sustituir las centrales existentes al final de sus periodos de explotación.

La tercera, apunta sobre un abandono anticipado de la energía nuclear y una puesta fuera de servicio de las centrales existentes antes del final de su período de explotación normal.