Sobre el celibato en la Iglesia Católica

Mucho se ha discutido este último tiempo sobre la relación entre el celibato de los eclesiásticos y los casos de pedofilia descubiertos en el seno de la Iglesia Católica. Para poder entender tenemos que saber de qué se trata. De dónde viene este concepto que une religión y abstinencia sexual, privando a la persona de un elemento esencial a la vida humana, y contradictorio con los propios principios del mensaje cristiano, que es de multiplicarse,  hecho que confirma el Papa Juan Pablo II en Julio de 1993: “El celibato no es esencial para el sacerdocio, no es una ley promulgada por Jesús Cristo”.
Que sea admirable renunciar al amor humano por el amor de Dios y al servicio de su semejantes, estamos todos de acuerdo, pero desgraciadamente las cosas son uno poco más complicadas porque también el celibato suele ser negativo para la moral y sinónimo de soledad. Pedro, el primer Papa, y los apóstoles escogidos por Jesús eran en su gran mayoría hombres casados. El nuevo Testamento sugiere que las mujeres presidían la comida eucarística en la Iglesia primitiva. En el siglo II y III entramos en los tiempos del gnosticismo: Luz y espíritu son buenos; tinieblas y cosas materiales, malas. Una persona no puede estar casada y ser perfecta. No obstante ello, la mayoría de los sacerdotes eran hombres casados.

Lee mas