Laetitia Carreras, Etnóloga, colaboradora en el Centro de Contacto Suizos-Inmigrantes (CCSI, Ginebra) es la autora del libro «Trabajadoras domésticas sin autorización de residencia: invisibilidades múltiples y estrategias de resistencia».

Su colaboración en el medio profesional y asociativo en Suiza durante los 25 años, que ella ha dedicado primero a las personas solicitantes de asilo político en Suiza y luego aquellas sin estatuto legal, es ejemplar. La defensa de sus derechos y la orientación ofrecida a estas personas vulnerables le han permitido obtener una gran experiencia en los problemas que ellos tienen que afrontar. Además de este compromiso de gran humanidad, la escritora ginebrina enseña en la Alta escuela de trabajo social (HETS), principalmente en Ginebra. Y participa activamente, desde el año 2013 hasta el día de hoy, en la campaña nacional «Ninguna empleada doméstica es ilegal».

Su obra, nos presenta el resultado de su investigación sobre la labor de las trabajadoras domésticas sin permiso de residencia en Ginebra. A través de este estudio, podemos ver de un lado, como estas mujeres viven esta situación que muchas veces pueden ser difíciles e ignoradas.

Y de otro lado, pone en evidencia la contribución importante que estas trabajadoras realizan con sus servicios en los hogares ginebrinos…. Laetitia Carreras ha aceptado amablemente responder a nuestras preguntas sobre su trabajo.

1.- Existe poca documentación y estudios sobre la situación de las trabajadoras sin permiso de residencia en Suiza. ¿Porque haber escogido analizar y escribir sobre esta tema ?

Efectivamente, es un tema del cual se trata poco. Al trabajar con mujeres sin estatuto legal, me di cuenta que la gran mayoría se encuentran en el sector de la economía doméstica. En los cantones urbanos, tal como Ginebra, es el sector que genera más empleo.

El trabajo doméstico tiene características peculiares: es realizado en casas privadas, trabajo individual, las negociaciones se hacen directamente con la empleadora (generalmente es una mujer). Las actividades son múltiples: « ménage », cuidar niños, personas mayores y/o dependientes. Además existe una interrelación de actividades de la labor y en consecuencia hay dificultades para limitar de manera precisa el tiempo para cada una. En cuanto a los lugares de trabajo, son de manera general diferentes, y los porcentajes de actividad también : tiempo parcial, tiempo completo, « cama adentro ».

Es un trabajo «invisible», poco reconocido, poco valorizado, pero que tiene un gran valor y es indispensable para el funcionamiento de nuestra sociedad.

Este trabajo pone en relieve importantes contradicciones sociales: como la carencia de una política familiar real, la persistente división sexual del trabajo entre mujeres y hombres, una delicada conciliación del trabajo y la vida familiar, las dificultades para considerarlo como trabajo verdadero, así como la hipocresía colectiva que tolera que muchas personas vivan en una gran precariedad y vulnerabilidad.

Investigar este tema, es entrar en un núcleo mayor de la mundialización y de sus divisiones, sexual, social e internacional. Quise investigar más.

2.- ¿ A cuanto se estima la cantidad de trabajadoras en Suiza ?

A nivel suizo se estima a más de 40’000 empleadas de casa sin estatuto legal. En Ginebra alrededor de 30’000, de las cuales entre 6’000 y 8’000 sin estatuto legal.

laetitia IILaetitia Carreras

3.- ¿ A pesar de la situación irregular de estas trabajadoras, si su empleador desea brindarle los seguros sociales obligatorios, hay una posibilidad de hacerlo en Ginebra ?

Sí. Toda persona que trabaja tiene derecho a estar declarada, sea cual sea su estatuto. Se creó en Ginebra en 2005 Cheque-service para todas las trabajadoras en casas privadas, con o sin estatuto legal. Es un sistema simple que facilita los trámites administrativos. Es algo fundamental que los empleadores lo hagan. Hoy en día une parte de ellos no quieren darse cuenta que tienen obligaciones.

Permite acceder a los seguros sociales de base: seguros de pensiones de jubilación, de invalidez, de viudez, seguro de accidentes, seguro-maternidad, prestaciones familiares (subsidio familiar y de nacimiento).

4.- ¿Además de informar y orientar a las trabajadoras domésticas sobre sus derechos que la Ley les brinda, seria interesante también de informar a los empleadores, qué piensa usted ?

Efectivamente, es algo muy importante. El Office cantonal de l’inspection et des relations du travail (OCIRT) , y los sindicatos hacen ya un importante trabajo en este sentido. Sin embargo se podría informar de manera más sistemática a toda la población, visto que un importante porcentaje será un empleador en un momento dado.

5.- ¿ A quién desea usted sensibilizar con su libro ?

Al inicio, la investigación fue hecha en un marco universitario y el tono era más académico. Mi propósito era visibilizar esta realidad y mostrar las estrategias y las maneras de resistir de estas mujeres que cumulan invisibilidades. Volví a trabajarlo y actualizarlo para que sea accesible a un público amplio. Era también importante que quede algo de esta realidad para las investigaciones siguientes.

6.- ¿Podría compartir con nosotros, una situación que le haya impresionado y que haya sido vivida por una de las trabajadoras durante las entrevistas que usted realizó ?

En cada entrevista, me he encontrado con tanta tenacidad, fuerza y lucidez sobre la situación de “sin papeles” que su pregunta me resulta difícil.

7.- Como ve el futuro de estas trabajadoras en Suiza ?

Las necesidades van a ser más importantes. Unas de las causas principales son el envejecimiento de la población, la carencia de dispositivos par los niños en edad pre-escolar y la ausencia de repartición de las tareas domésticas entre mujeres y hombres. Entonces, es esencial que las condiciones de trabajo mejoren y que este empleo sea reconocido. Respetando en este sentido, el Contrato-tipo de la economía doméstica (CTT EDom) para las personas a tiempo parcial, tiempo completo, o cama adentro, tal como el Convenio 189 sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por Suiza en 2015 lo estipula.

La ausencia de estatuto es un factor mayor de explotación y de vulnerabilidad. Las autoridades suizas van a tener que pensar muy seriamente en la manera de regularizar a estas personas. En consecuencia el dispositivo llamado Opération Papyrus elaborado en el cantón de Ginebra por el Consejero de Estado, con la participación decisiva de diferentes asociaciones y sindicatos, va a cambiar por completo la vida de numerosas familias y personas (para más informaciones sobre este dispositivo ).

8.- Un mensaje para todas estas mujeres trabajadoras que se encuentran en esta situación?

Es un trabajo indispensable, que merece un verdadero reconocimiento. Estar declarada es un primer paso esencial. De otro lado, para las numerosas trabajadoras domésticas calificadas, el gobierno suizo tendría que reconocer los títulos y las experiencias profesionales realizadas por las migrantes en sus países de origen o de procedencia. La descalificación profesional experimentada por tantas personas migrantes es inaceptable.

En el contexto actual, es esencial que todas las personas sin estatuto de residencia que viven en el cantón de Ginebra se informen sobre el dispositivo llamado Opération Papyrus, para ver si pueden depositar su carpeta y obtener la regularización de su situación.

Marielena Gautrot

Notas:

http://www.chequeservice.ch./. Los empleadores pueden también hacerlo directamente mediante el Office cantonal des assurances sociales (OCAS).

2/ www.ge.ch/ocirt.

3/ Este CTT existe desde 2005 en Ginebra, 2011 a nivel nacional.

4/https://demain.ge.ch/dossier/operation-papyrus

Para adquirir el libro dirigirse a:

http://librairieduboulevard.ch/contact/

Laetitia Carreras (2014), Travailleuses domestiques sans autorisation de séjour : invisibilités multiples et stratégies de résistance, EUE, Sarrebruck.