El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó el miércoles a México a hacer más para bloquear una nueva caravana de inmigrantes y solicitantes de asilo que está cruzando el país con dirección al vecino del norte, reiterando su amenaza de cerrar la frontera o enviar más tropas.

“Una Caravana muy grande de más de 20.000 personas empezó a cruzar México”, escribió Trump en Twitter. “Su tamaño ha sido reducido por México, pero sigue viniendo. México debe detener al resto o nos veremos obligados a cerrar esa parte de la Frontera y llamar al Ejército”.

Trump afirmó que México no está haciendo lo suficiente para detener y devolver a los inmigrantes, y aseguró sin aportar pruebas que soldados mexicanos “sacaron sus pistolas” hace poco ante las tropas estadounidenses.

Según señaló, el incidente fue probablemente “una táctica de distracción para los narcotraficantes”, al tiempo que anunció el envío de tropas armadas a la frontera.

No se pudo contactar de inmediato con funcionarios mexicanos para comentar el tuit de Trump.

México repatrió a 15.000 migrantes en el último mes, dijo el martes Tonatiuh Guillén, director del Instituto Nacional de Migración (INM), que admitió un aumento en las devoluciones en medio de fuertes presiones de Trump para frenar los crecientes flujos a su país.

México envió a casa 15,000 migrantes en el último mes tras presiones Trump

 México repatrió 15,000 migrantes en el último mes, dijo el martes un alto funcionario local que admitió un aumento en las devoluciones en medio de fuertes presiones del presidente Donald Trump para frenar los flujos a su país.

Tonatiuh Guillén, director del Instituto Nacional de Migración (INM), no dijo a qué países fueron devueltos los migrantes que cruzan por México, aunque históricamente la mayoría de ellos procede de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Un tercio de los migrantes que actualmente llegan a México son menores de edad y también hay más de 1,000 migrantes cubanos en el sur del país, sostuvo Guillén en conferencia de prensa.

Junto a Guillén, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, dijo que México no es responsable del aumento “inédito” del número de inmigrantes centroamericanos que entran al país, muchos de los cuales están varados en la frontera norte, a la espera de solicitar asilo en Estados Unidos o esperando respuesta a sus procesos.

Sánchez admitió que México tiene la obligación de controlar su frontera con Guatemala y que los migrantes que entran al país deben respetar las leyes mexicanas y registrarse ante las autoridades.

Después de una oleada de centroamericanos que intentaban entrar a Estados Unidos, la mayoría por medio del asilo, Trump amenazó el mes pasado con cerrar su frontera con México si su vecino del sur no detenía de inmediato la “inmigración ilegal”.

El Gobierno del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha incrementado las detenciones de migrantes y restringido el acceso a visas humanitarias, frenando el flujo de caravanas hacia el norte y dejando a cientos de personas atrapadas en el sur, han denunciado organizaciones de protección a migrantes.

Funcionarios del gobierno de López Obrador estimaron el martes que en los primeros tres meses del año cruzaron el territorio unos 300,000 migrantes con la intención de entrar a Estados Unidos.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que viajará el 7 de mayo a Washington para hablar con autoridades del gobierno de Trump sobre migración y cómo mejorar la relación bilateral.

México dice cruzaron su territorio 300,000 migrantes hacia EEUU en primer trimestre

  El Gobierno de México estimó el martes que en los primeros tres meses del año cruzaron el territorio unos 300,000 migrantes con la intención de entrar a Estados Unidos y que una tercera parte de ellos son menores de edad.

Autoridades mexicanas dijeron en conferencia de prensa que han visto un incremento en el número de cubanos que buscan llegar a Estados Unidos.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que viajará el 7 de mayo a Washington para hablar sobre migración y cómo mejorar la relación bilateral con autoridades del gobierno del presidente Donald Trump.

 https://lta.reuters.com